18/Abr/2019
Sigfrid Soria
26/03/19

"Equipazo Vox"

El 8 de febrero pasado despertamos con la inesperada sorpresa de que el presidente del Comité Ejecutivo de VOX de la provincia de Las Palmas era un condenado en firme por delito fiscal. VOX reaccionó como nunca se había visto antes reaccionar a un partido político ante una circunstancia similar, y dio toda una lección de ética política. Antes de terminar la mañana de aquel viernes, la Ejecutiva de la provincia estaba disuelta.

De aquello han transcurrido solo seis semanas y tres días. Muchos afiliados en las tres islas hemos escuchado en este período y en muchas ocasiones, de integrantes de otras fuerzas políticas, que lo sucedido nos pasaría una enorme factura, que sin estructura no conseguiríamos afrontar las elecciones, que los apoyos se difuminarían y otros comentarios agoreros motivados, sin lugar a dudas, por el afán de rematar el ánimo del adversario caído. Se frotaban las manos creyendo que se habían librado de un enorme obstáculo demoscópico y que, por tanto, su camino se allanaba.

¡Cuán equivocados estaban y qué claro lo teníamos en VOX! Hemos conseguido dotarnos de una magnífica Gestora provincial que va a continuar en los próximos días su labor de implantación orgánica. Asimismo, conseguimos más del triple de los avales necesarios para presentarnos a las elecciones generales. En este punto tengo que significar la sensación de asombro que tenemos quienes hemos estado implicados en recabar los avales, habida cuenta de la impresionante respuesta encontrada; por lo que comprobado está que a VOX se le espera, y se le espera con verdadero entusiasmo.

La provincia de Las Palmas tiene 1,1 millón de habitantes de los cuales tenemos posibilidad de votar 800 mil. Concurren una decena y media de partidos políticos en un momento sociológico en el que la política está denostada, por lo que es realmente difícil encontrar a gente con buenos perfiles laborales, académicos y personales con disposición a integrar listas y exponerse públicamente. Pues, a pesar de las dificultades objetivas mentadas que afectan a todas las formaciones políticas, VOX ha conseguido captar a gente extraordinaria con características individuales que les van a permitir desarrollar brillantemente las tareas legislativas propias de las dos Cámaras que componen las Cortes Generales, el Congreso de los Diputados y el Senado.

VOX es lo que millones de españoles querían oír, y a partir de ahora hay un puñado de valientes canarios que vienen a plantear alto y claro en Canarias y en Madrid lo que cientos de miles de españoles que residimos en este archipiélago Atlántico queremos para nuestra tierra, que es España. Al PP y Ciudadanos, decirles que no nos importa que cada vez más se mimeticen con nosotros y copien nuestras posiciones; al fin y al cabo, somos exportadores involuntarios de todo cuanto desean los votantes; aunque eso sí, han de considerar que plagiar está cada vez peor visto, visto lo visto. Al resto de fuerzas políticas, pedirles que controlen su ansiedad, pues en democracia quien manda es el Pueblo. Y ahora ha llegado la hora de VOX.

 

Por Sigfrid Soria

Comentarios