20/Mayo/2019
Marcos Bergaz
16/04/19

Quo vadis, Teguise

Ni el estreno de la nueva temporada de Juego de Tronos podrá con los clásicos que acompañan la Semana Santa, caso de Ben-Hur o Las sandalias del pescador. Seguro que no seré el único que terminé de verlas tras varios jueves santos. Como me ocurre con Los Diez Mandamientos, que de esta semana no pasa, pues inspirará alguna de las máximas de nuestro gobierno a partir de mayo, si así lo deciden mis conciudadanos.

Un decálogo del nuevo estilo Teguise, donde el diálogo estará muy presente. De este modo “dialogarás”, será nuestro primer mandamiento, propiciando un traspaso modélico de poderes entre el alcalde saliente y entrante, porque así entiendo la política. Como trasladaremos inmediatamente a todos los empleados públicos que son imprescindibles en este proyecto colectivo que es Teguise, porque los gobiernos caen y se suceden, pero la Administración y sus trabajadores permanecen para servir a los intereses generales, y así seguirá siendo.

Dialogar sí, para hacer posible el “acordarás”, innegociable en la buena política. Por ello,  convocaremos a todos los partidos, desde el comienzo, para alcanzar pactos sobre urbanismo, inversiones y modernización de la Corporación, asuntos en los que toca superar las siglas que defienda cada uno. Porque dialogar y acordar son premisas para que la tercera de las máximas sea una realidad: “gestionarás”. 

Así, durante los primeros meses nos encargaremos de tener una biblioteca de proyectos que permita buscar financiación sobre lo que haremos durante los cuatro primeros años, caso de la nueva guardería en Costa Teguise o un plan de embellecimiento de nuestros pueblos y pagos para que no sólo dos meses antes de las elecciones se acuerden de ellos; daremos la instrucción de incorporar a todos los contratos del ayuntamiento clausulas sociales y medioambientales que hagan un Municipio más sostenible; y nos podremos manos a la obra para que la totalidad de suministros y servicios del Ayuntamiento estén debidamente formalizados. 

Y gestionar será más fácil si sumamos voluntades a través del “participarás”, pues la política en mayúsculas no puede ser votar sólo cada cuatro años, sino propiciar que la ciudadanía se implique, reactivando, por ejemplo, el consejo de ciudadanía de la octava isla, que tan buenos resultados diera en el pasado. Participar sí, y garantizar el “serás transparente”, porque la rendición de cuentas es una exigencia de buen gobierno y no nos conformaremos con un aprobado raspado, sino que aspiraremos a ser la Administración más abierta y transparente de la isla.

Ser un modelo a seguir, como con el “reivindicarás”, para demandar a otras administraciones lo que corresponde a Teguise, alzando la voz cuando nuestros campesinos no dispongan de agua para el campo o cuando se olviden de dotar de mobiliario y acondicionar la carretera de Arrecife a Tahiche, que debe ser la principal avenida deportiva de la isla. Sin faltar a la verdad, sin incumplir el conocido “no darás falso testimonio, ni mentirás” porque tendremos palabra, diciendo lo que puede y no puede ser, para que los vecinos no se cansen de tantas promesas incumplidas que se perpetúan y que refuerzan cada día la necesidad de “menos prometer y más hacer”, que comparto. 

Estas acciones marcarán el camino de nuestro Municipio, “quo vadis, Teguise”. Aún estando de semana santa o santa semana, como cada uno lo mire, no es cuestión de fe, sino de gestión y ganas. Lo que nos sobra.

 

Por Marcos Bergaz, candidato por el PSOE a la alcaldía de Teguise

 

Comentarios