20/feb./2020

La necesidad urgente de desempolvar proyectos claves para Lanzarote.Campus Universitario y el Centro de Cultura Contemporánea de Las Maretas

La necesidad urgente de desempolvar proyectos claves para Lanzarote.Campus Universitario y el Centro de Cultura Contemporánea de Las Maretas

Hace años que en los cajones de algún despacho de las administraciones públicas de la isla, duermen algunos proyectos que cambiarían las posibilidades de formación y culturales a mejor. Situémonos, imaginariamente en uno de esos despachos, donde en una gaveta que no se abre ni se ordena hace más de una década descansan algunos proyectos importantísimos pero obviados, ya sean por políticos con el egoísmo como bandera o funcionarios hartos de tanto tejemaneje debido a los continuos dedazos de los anteriores. Sigamos mirando el espacio. En la pared, un reloj parado en 2015 hace presagiar que poco se ha hecho por rescatar a estos pobres proyectos. Miremos ahora por la ventana, se puede contemplar una isla llena de carencias, que clama al cielo la palabra desarrollo. Por cierto, desarrollo no solo es construir hoteles o carreteras, es sobre todo, dotar a la ciudadanía de las infraestructuras necesarias para avanzar y evolucionar utilizando la vieja palabra progreso.

Ahora que ya tenemos el entorno, observemos con atención las desteñidas letras que coronan las portadas de ambos proyectos. En el primero se puede leer a duras penas: “2859 DECRETO 118/2015, de 22 de mayo, por el que se aprueba definitivamente la Revisión Parcial del Plan Insular de Ordenación Territorial de Lanzarote para posibilitar la implantación del Campus Universitario en el ámbito de Mojón Alto y Los Calderones, en la localidad de Tahíche, municipio de Teguise.” Un título curioso. ¿No decían algunas y algunos que lo del campus universitario era una ocurrencia o una locura para la isla de Lanzarote? Me temo y sospecho que hay un grupúsculo insular que se niega a que la isla tenga acceso a una educación avanzada y de calidad, asevero que dicha negación se debe a que quieren conservar sus privilegios así como pujar por una sociedad elitista que solo disponga de un “discurso único”. Sigamos estudiando el susodicho proyecto, en el que se puede leer lo siguiente:

“Para el futuro Campus Universitario se ha previsto el siguiente conjunto de edificios:

- Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

- UNED de Lanzarote.

- Biblioteca universitaria.

- Centro de Extensión Universitaria.

- Residencia Universitaria con comedor.

- Escuela de Idiomas.

- Centro Deportivo y de Ocio.

A dichos edificios se añaden las zonas verdes y los espacios libres.

Realizando una relación ponderada entre el consumo de suelo no transformado y el futuro desarrollo del Campus, la implantación del Campus se ha previsto en un total de 309.000 m2, superficie que incluye edificaciones; zonas verdes y espacios libres; accesos y viales internos; así como una zona de reserva para una futura ampliación, en caso de que fuera necesaria.”

¡Caray!. ¿No es esto una de las actuaciones que Lanzarote necesita con urgencia?, ¿a qué esperan nuestros dirigentes para bregar por la financiación y recursos necesarios para hacer realidad este importante proyecto?, ¿ven ustedes algo en las colinas de Tahíche? Yo solo veo un páramo desértico y a unos gobernantes a los que les parece más importante las ferias de la tapa, el asfaltado pero parcheado y los fuegos artificiales que las necesidades reales de una isla que pide a gritos avanzar.

Debajo del proyecto anteriormente citado en el despacho, aparece otro en forma de libreto bien encuadernado, con unas letras muy bonitas aunque algo desteñidas del 2002 que dicen así:

“El proyecto Maretas se configura como un enclave para la educación, la cultura y la creación, un núcleo urbano que engloba el Centro de Congresos, una parte del Campus Universitario de Lanzarote, el Centro de Cultura Contemporánea de Lanzarote y el Centro Lanzarote en la Biosfera.”

Mi cabeza ha hecho ¡BOOM! Pero… ¿Cómo es posible que todo esto esté sobre el papel y no se haya movido una sola piedra?, ¿de verdad en Lanzarote existen proyectos tan importantes y han sido relegados al ostracismo? Lo siento pero no entiendo nada.

El proyecto Maretas debería de haber sido el eje vertebrador de la vieja Arrecife con la nueva Arrecife de los barrios, un punto de conexión donde convergieran centros de cultura, arte, reflexión, debate y zonas verdes. En definitiva, una de las soluciones para que la ciudad fuera más humana, diversa, menos rota y dividida en suburbios. Si ven las imágenes haciendo click en este link: http://www.datosdelanzarote.com/itemDetalles.asp?idFamilia=24&idItem=2710 probablemente se sientan estafadas y estafados por las autoridades.

¿Por qué no se defienden y actualizan este tipo de proyectos para tener una isla que avance hacia el progreso y que evolucione a una manera más humana de entender la vida? Me temo que hay intereses privados que no quieren que nada cambie, creo que los virreyes de esta isla no quieren que la gente se eduque ni que tengan pensamiento crítico, intuyo que estos desean seguir teniendo la hegemonía cultural y capacidad absoluta de seguir empoderando un pensamiento único que se ha visto ya como obsoleto e insuficiente. Lanzarote necesita de nuevos vientos, de maneras diversas de abordar el territorio. Espero que la visión totémica de la isla y el ego llegue a su fin.

Ojalá las y los dirigentes de Lanzarote tengan visión de futuro, sean capaces de entrar en ese despacho lleno de proyectos que podrían cambiar la vida de la gente y quien sabe, quizás después de darles una oportunidad, hasta quieran defender y bregar para que se hicieran realidad.

 

 

Comentarios