18/nov./2019

Estimados poderosos

Gdp-I_7

 

Hola, ¿estás ahí? No sé si estaremos en el mismo tiempo, pero tal vez podamos acompañarnos. Esto lo escribí hace "un" tiempo y, sin embargo, es ahora. Tu ahora. Porque si te has parado a leer, es que estás en tu ahora. La magia es que, desde otro tiempo, ahora yo te puedo acompañar. Nos acompañamos. Gracias.

Pero, si vas seguir, que sepas que no vas a encontrar nada de provecho, porque voy a hablar de algo tan intranscendente como solo pueden ser unas células del culo. Pero, a cambio, te prometo algo extraordinario hoy en día, Vamos a perder el tiempo. Y yo, tal vez, el culo. Aunque lo haría encantado si otros recuperaran a cambio la cabeza.

Carta a mis paisanos los "intermediarios del poder y al poder". Hoy he estado intentando pensar sobre el asunto de la bodega Stratvs, del poder, de los hoteles ilegales subvencionados con dineros públicos, es decir DINERO ROBADO, de planes insulares sin resolver, de puertos ilegales, de los parques caducados, de los periodistas del poder, de políticos alienados, de unos y otros partidos, etc. 

Pensé en cómo hacerles comprender, más allá de sus paranoias, sus necesidades, intereses, miedos o valores que uno no tiene nada personal ni contra ellos ni contra sus jefes. Un motivo de exponer esto, es que lo que digo es "sincero oficial", pues así lo manifesté en sede judicial bajo juramento.  El otro es que tal vez serviría para evitarnos futuras broncas. Y se me ocurrió una manera sencilla. Va la carta.

(Cuando digo poderosos me refiero a esa capacidad que tienen, por circunstancias de la vida, de influir en la vida cotidiana de los demás. No en que sean portadores de ningún empoderamiento personal o social. Más bien, suele ser lo contrario) Imaginen que todos formamos parte de, llamémosle, un sistema. En este caso, Lanzarote. Imaginémonos Lanzarote como un cuerpo humano. Imaginémonos que somos simples células de ese cuerpo. Bueno, pues ustedes (el poder) serían del cerebro y yo del culo. 

Pues bien, sucede que todo lo que ustedes se comen acaba pasando por mí, es decir por el culo. Y ustedes pueden  hacer lo que les venga en gana; disponen de cierto libre albedrío pero yo no, yo soy el culo. Y como culo no calculo, no reflexiono, no pacto, no nada. 

Que crean que lo que pueden hacer son macanadas paranoides de vuestra condición cerebral. Pero… aquí viene el asunto, el culo necesita que vuestra mierda sea de cierta calidad, porque si la mandan muy dura y con fuertes apretones, o muy blanda y ácida, terminan irritándolo y él, eso no lo puede evitar. No tiene ese poder o posibilidad; recuerdo que esa facultad está arriba, donde habitan ustedes. 

Pero, paradojas de la naturaleza, cuando el culo se irrita no es al culo al que le duele (aunque lo aparente). Un sistema que depende una vez más de los de arriba hace que sea el cerebro el que procese y sufra el dolor, la incomodidad o la irritabilidad. Que cuando eso sucede traten de culpar a las pobres células del culo es, lamentablemente, poco lúcido y de ahí debe venir lo de tontos del culo.

Así pues, poderosos, si recordaran que todas sus mierdas pasan por gente como yo y pensaran que su sistema de vida va a condicionar el estado de irritabilidad de sus culos, es decir, de yo, tal vez este mundo sería mucho más pacífico, benevolente, transitable y grato. Y no trato ni de lejos de colocar a los más "pobres" como células del culo; esos somos solo unos pocos "locos del culo", y, aunque nos extirpen aparecerán otras, porque  otra paradoja de la naturaleza es que el culo puede vivir sin cerebro, pero el cerebro no puede vivir sin culo. 

Espero que esto les ayude a comprender que no hay ninguna conspiración, tan solo una irritación aguda que solo desde sus alturas pueden aliviarse. Simplificando, no se lo pueden comer todo porque tarde o temprano se toparán con algunas células irritadas en el culo. Que no cederán pase lo que pase, porque solo pueden hacer eso. De ejemplos está lleno este extremadamente irritado planeta. Y los que veremos.

Y que conste que estoy haciendo todo lo posible por aceptar todo tipo de mierda sin irritarme

Y que conste que estoy haciendo todo lo posible por aceptar todo tipo de mierda sin irritarme, pero lleva su tiempo. Y no dan descanso. ¡Ah! y a este no le untan, no funciona, no hay "pastita" para los locos del culo. Además, el problema es que la cosa se les ha ido de las manos, y de tanto y tanto comer territorio y solo territorio y a todas horas, se han topado con las células del riñón, ¡ños! y esas son más jodidas. Y sigan cerebros, sigan largando mala mierda. Los culos estamos más habituados a las bacterias chunguillas con lo que parece que es más fácil que sobrevivan y hasta vivan dignamente mientras tanto (ya dije, el dolor se procesa en el coco). 

Y queda otro tipo de células por irritar, pero eso no quiero ni pensarlo. No sé si se han dado cuenta, pero en la forma de comer "suelo" no hay mucha diferencia entre ustedes y esos adolescentes incapaces de parar de comer hamburguesas y beber cocacolas a destajo. Así que parece como muy lamentable que hayamos llegado a una situación en que, desde el culo, que solo recibe la información de los desechos, tengamos más clarividencia sobre lo que sucede en el mundo que desde sus cabecitas con todos sus sensores. 

Así que se podría decir que no es que estén tontos del culo, sino que están más tontos que el culo.

Así que se podría decir que no es que estén tontos del culo, sino que están más tontos que el culo. Fuerte desperdicio de recursos de inteligencia y de poder. Esto  lo cuento porque un día mi cerebro contactó con mi culo y llegaron a un acuerdo hartos de tanto sufrimiento innecesario. Ahora mi mente elige mejor qué comer y cómo digerir tanto la comida como las emociones. Y se me ocurrió pensar, porque dispongo de tiempo para ello, que tal vez le sería útil alguien más. Arriesgándome a que alguien me diga que con esto parezco un gurú espiritual. Aunque igual hasta tiene razón, porque a veces veo algún gurú espiritual que más bien parece un culo irritado.

Sin embargo, el poder a esos les llama especialistas de la confusión. Aunque lo último (de la confusión) no lo dicen. Ese es el secreto por el que se les paga. Si este escrito en algún momento te ha sacado un atisbo de sonrisa es que algo nos comprendemos. Si no, pues seguiré batallando para que aprendas a comer y a digerir lo comido por el bien de los dos. Porque, al final, si el culo está mal, ustedes van de culo y les juro que el culo no quiere gobernar; prefiere que lo haga un cerebro que gobierne para todas las partes del ser.

De unas células irritadas a otras muy desconcertadas y doloridas. Todas partes de un mismo ser. Magnífica estupidez.

A mis enemigos

El peregrino sin alas se mantiene fiel al camino que se trazó. Y se mantiene fiel a los enemigos y dificultades que aparezcan. Porque son parte de ese camino. El peregrino sin alas sabe que tiene que llegar y volver caminando al lugar de donde partió. Y observar todo de nuevo.

Porque el peregrino sabe que lo único que importa es el camino. Y el camino es dentro y fuera, arriba y abajo, al sotavento y al barlovento. De norte a sur. Y el camino es sagrado porque sagrado es todo aquello que no descubre sus profundos significados. Por eso no hay nada más sagrado en el camino de un peregrino sin alas que sus enemigos.

Comentarios