18/Abr/2019

Partido Socialista, un proyecto de estabilidad y de progreso

Partido Socialista, un proyecto de estabilidad y de progreso

Que nadie nos confunda ni nos manipule: desgraciadamente, la realidad es tozuda y la crisis de hace una década sigue estando en el día a día a de muchas familias, sobre el mantel de mesas mal abastecidas en salones sin calefacción, en listas de paro que no menguan conforme pasan los años; o no al ritmo que nos gustaría.

Y de nada han servido dos legislaturas de Gobierno del Partido Popular, que nos prometió una recuperación prodigiosa gracias a su gestión liberal y al estrangulamiento de la clase trabajadora a costa de recortes de derechos y de poder adquisitivo.

Es cierto que hemos salido del epicentro de una diabólica recesión que se originó muy lejos de España, a distancia física con océano entre medias y a distancia mental, por cuanto pocos de nosotros sabíamos de bancos malos, créditos subprime o primas de riesgo. Y que colapsó nuestro país, sumergido además en un delirio de especulación inmobiliaria cuyos ladrillos acabaron por aplastarnos.

Pero como digo, ese avance hacia la luz no ha sido gracias a las políticas conservadoras y liberales del Gobierno del PP sino a un esfuerzo ímprobo de la sociedad y de las familias, que han apretado puños y mandíbula, han compartido lo poco que tenían y han corrido los riesgos que el Estado se negó a correr por ellos.

En esta tesitura, el Partido Socialista de cuya plancha al Congreso de los Diputados formo parte, pretende contribuir de manera efectiva al esfuerzo social, con medidas de creación de empleo y cualificación de las condiciones de trabajo, fundamentales para construir la España que queremos.

Por eso proponemos cambios que eliminen los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012 y un nuevo Estatuto de los Trabajadores para el siglo XXI, que se adapte a los cambios sociales, económicos y tecnológicos del mundo actual y que compagine la competitividad empresarial con la defensa de los derechos laborales.

El aumento gradual del salario mínimo interprofesional es una prioridad que no solo repercute en las economías familiares sino también en el consumo y por tanto en el tejido comercial y en el sector de los servicios.

Un Plan Nacional de Empleo con una mirada detenida en el mundo rural, un Marco Estratégico para Pymes y una revisión del sistema fiscal para que las grandes empresas y los contribuyentes con más ingresos realicen un esfuerzo suplementario en la sostenibilidad de las cuentas públicas son otras de nuestras propuestas económicas.

Formar parte de la bancada del PSOE en la Cámara baja es un reto apasionante; participar del proyecto de un Gobierno sólido, valiente y de futuro es defender la única opción viable para unir personas y territorios, para dar estabilidad y progresar.

 

Ariagona González

Candidatura del PSOE al Congreso de los Diputados por la provincia de Las Palmas

Comentarios