Razones para contratar un seguro de vida

Contenido patrocinado

manos

Los seguros de vida no son un producto obligatorio en nuestro país, ni mucho menos. Aún así, es uno de esos productos que nos planteamos hacer para aumentar nuestra tranquilidad frente a acontecimientos que no se pueden controlar, como muerte, accidentes o enfermedades que pueden inhabilitarnos profesionalmente. Un seguro de vida es recomendable en casos concretos, como cuando tenemos una casa hipotecada, hijos en edad de estudiar o simplemente cuando queremos velar por el bienestar de nuestra familia incluso cuando no estemos aquí. Hoy te hablamos de los principales motivos para decidirte a contratar un seguro de vida.

Protección frente a defunción

Sin duda alguna, el principal motivo por el que la gente contrata este tipo de seguros es que se ofrece una indemnización por muerte del asegurado. Es, en realidad, la cobertura básica de este tipo de seguros, existiendo otras pólizas mucho más completas y con otros extras.

Un seguro de vida tiene como finalidad reducir los gastos derivados de la muerte de una persona cercana.

Cancelar tu hipoteca

Otra de las grandes preocupaciones de las personas con hipotecas y con hijos es precisamente el gasto que puede quedar tras fallecer. Los seguros de vida pueden hacerse cargo de cancelar una hipoteca en caso de fallecimiento, algo que aliviaría los gastos de los familiares del difunto.

En España, la mayoría de los bancos ponen como requisito tener un seguro de vida para poder conceder una hipoteca.

Cobertura frente a la invalidez

No sólo la defunción puede ser un problema para la economía familiar. Casos como la invalidez originada por un accidente o una enfermedad pueden trastocar a economía doméstica. Un seguro de vida puede incluir coberturas para la invalidez. De esta forma, sufrir una incapacidad total o permanente no hará que la economía familiar se vea afectada.

Coberturas frente a enfermedades graves

Una enfermedad grave puede dar un giro radical a nuestras vidas y a las de nuestros familiares directos. Hay coberturas especiales en los seguros de vida que se encargan de estos casos. Cláusulas e indemnizaciones que aseguran que podamos mantener una cierta calidad de vida asumiendo costes en nuestra nueva situación.

Hacer frente al impuesto de sucesiones

El impuesto de sucesiones es un auténtico quebradero de cabeza para muchas personas. No en todas las regiones se paga lo mismo, siendo en algunas realmente elevado. Contratar un seguro de vida puede ayudar a nuestros hijos o herederos a hacer frente a ese gasto extra. Una suma compensatoria por a muerte de un familiar que hará que puedan enfrentarse a esos gastos extras a la hora cobrar una herencia.

Los estudios de tus hijos

Hay seguros de vida que también incluyen cláusulas especiales que se encargan de que los jóvenes de la familia puedan seguir estudiando sin necesidad de preocuparse por el gasto. Sin duda un añadido muy interesante cuando somos padres; y es que el futuro de nuestros hijos nos preocupa, más cuando pensamos en el momento en el que no estaremos y no podremos ayudarles de una forma directa.

LO MAS LEÍDO