¿Por qué utilizar un servicio de corrector ortográfico profesional?

Los correctores ortográficos profesionales pueden comprender y detectar los matices de la lengua

Contenido patrocinado

Correctores profesionales

Una coma mal ubicada puede cambiar por completo el sentido de una oración, y por ende, el significado de lo que se quiere transmitir. Por ello, es importante contratar un servicio de corrector ortográfico profesional con expertos que comprendan y detecten los matices de la lengua. De esta manera, será posible evitar los errores morfológicos y sintácticos que caracterizan a los programas de corrección online. 

Al finalizar la redacción de un texto, el siguiente paso que se debe llevar a cabo es la corrección ortográfica. La primera versión de un manuscrito nunca es 100% fiable, pues a la hora de redactar siempre es común cometer errores. Estas deficiencias no solo atentan contra la estética en el escrito, sino que además, pueden afectar a la comprensión en el momento de la lectura. 

Por este motivo, es fundamental contratar los servicios de un corrector ortográfico profesional. A pesar de la masiva cantidad de software gratuitos disponibles en Internet, la mejor opción es evitar este tipo de plataformas, debido a su incapacidad para detectar los matices de la lengua.

Ante la necesidad de obtener un resultado de calidad, se debe acudir a un corrector ortográfico profesional. A través de estos servicios es posible mejorar el texto en todos los aspectos.

¿Qué es la corrección ortográfica de textos?

Antes de profundizar en las ventajas de contratar a un corrector ortográfico, es importante conocer de qué es este servicio. La corrección ortográfica profesional consiste en la identificación y rectificación de errores de diversos tipos: el corrector analiza aspectos como tipografía, ortografía, lingüística y gramática. 

Para ello, el experto debe dominar a la perfección las normas y reglas de la RAE y la Fundeo. En este sentido, la corrección ortográfica se enfoca en aspectos como la puntuación, uso de mayúsculas, guiones, cursivas.

Asimismo, tienen en cuenta aspectos gráficos de párrafos, espacios, pies de página, títulos o sangrías. Todo esto conlleva un trabajo de unificación y limpieza, que da como resultado un texto legible y uniforme. 

En resumen, se podría decir que el trabajo de un corrector ortográfico está enfocado en los siguientes puntos: 

  • Garantizar que los textos se apeguen completamente a las normas establecidas por la Real Academia Española (RAE). 

  • Escribir correctamente los signos de puntuación y unificar criterios en aspectos que se escapan de la normativa vigente. 

  • Detectar errores comunes dentro de los manuscritos, como repetición de palabras, sílabas, separación de palabras, entre otras. 

  • Revisión exhaustiva del sumario.

Además, estos profesionales también ofrecen el servicio adicional de corrección de estilo. De esta manera, será posible brindar a los textos la riqueza que solo puede aportar una redacción clara y concreta.  

Correctores profesionales vs. programas de corrección online 

Los programas de corrección online, también conocidos como correctores virtuales, son software diseñados para realizar las modificaciones ortográficas necesarias en un escrito. De hecho, los procesadores de texto como Word y Google Docs, también incluyen correctores automáticos para solucionar diversos problemas de sintaxis. 

A pesar del avance de la tecnología, aún no existe ningún programa que tenga la capacidad de cumplir con el trabajo de un corrector ortográfico profesional. Las bases de datos y algoritmos que utilizan estos software, solo tienen la posibilidad de identificar mínimos errores de sintaxis y algunos verbos mal conjugados, entre otros pequeños aspectos. 

En pocas palabras, es un tipo de tecnología que ha realizado importantes avances, pero que todavía no tiene la capacidad de detectar múltiples matices del idioma. Incluso, los software con inteligencia artificial no son lo suficientemente avanzados como para alcanzar la calidad del trabajo humano. 

Para lograr escritos verdaderamente fluidos y comprensibles para los lectores, es necesario contar con la ayuda de personas que piensen como ellos. Aunque sea de gran utilidad para determinados aspectos, es imposible que una máquina comprenda la intencionalidad de un texto literario.  

¿Qué otros servicios ofrece un corrector ortográfico? 

Además de la corrección, la labor de estos profesionales se extiende a una gran diversidad de servicios que tienen la intención de mejorar al máximo la calidad de todo tipo de textos. En este sentido, a continuación, se presenta una lista con las principales servicios que ofrecen los mejores correctores ortográficos.

  • Informe de lectura 

Este servicio ofrece a los escritores de novelas, cuentos y poemas, un análisis detallado sobre su obra. Las personas que solicitan un informe de lectura, reciben un documento elaborado por un corrector ortográfico profesional en el que se exponen detalladamente aspectos de la obra en el ámbito literario y lingüístico. 

Asimismo, se detallan aspectos como la coherencia y verosimilitud, y se añaden mejoras y sugerencias para elevar la calidad del texto. Se trata de una valoración general de la obra, por lo cual es un servicio ideal para los escritores que desean recibir la opinión de un observador imparcial y cualificado. 

A su vez, el informe de lectura también analiza cómo podría encajar la obra en el mercado editorial. 

  • Manuales de corrección 

El manual de estilo de redacción es una guía que recoge todas las especificaciones, aclaraciones o indicaciones que es necesario conocer para la elaboración de proyectos con ciclos de vida largos, como el proceso de publicación de un libro.  

En este tipo de proyectos intervienen directores creativos, redactores, editores, diseñadores, entre muchos otros. Todas estas personas se encargan de distintas etapas del trabajo, por lo que es necesario establecer pautas precisas para que se aplique el mismo criterio en todo momento. 

  • Corrección de estilo 

Un corrector de estilo se encarga de aspectos como ajustar concordancias, deshacer ambigüedades, reformular oraciones confusas, garantizar que se cumple correctamente con la función gramatical o eliminar repeticiones, redundancias y cacofonías. Esta es una revisión exhaustiva, que va más allá de los meros aspectos ortográficos. 

  • Corrección de contenidos SEO 

Los contenidos pensados para una web deben seguir los parámetros de posicionamiento que exigen los buscadores, por eso requieren de una corrección especial, que implica saber las normas SEO y un tipo especial de comprensión de lectura. 

Por todas estas razones, contar con los servicios de un corrector ortográfico profesional siempre será una mejor opción que acudir a los programas online. Al contar con estos profesionales se pueden obtener resultados oportunos y la garantía de calidad que solo pueden ofrecer estos expertos en el área.