¿El endeudamiento es algo positivo o es algo que debemos evitar?

Medir el nivel de endeudamiento y saber salir de un endeudamiento excesivo son aspectos clave en una economía familiar

Contenido patrocinado

billetes

Hoy en día casi todo el mundo vive endeudado en algún momento de su vida, y en muchos casos, gran parte de ella. Parece inconcebible no endeudarse en determinadas ocasiones, como por ejemplo con la compra de un coche o de una casa. Es algo natural y común, pero es necesario hacerlo adecuadamente. Hay que saber endeudarse.

Hay endeudamiento sano y hay otro endeudamiento tremendamente tóxico. En muchas ocasiones es necesaria una financiación externa que nos permita afrontar determinadas situaciones. Debemos saber que existe la opción de solicitar créditos estando en ASNEF sin propiedad alguna que nos avale. Además, casi toda situación admite la posibilidad de unificar préstamos que tenemos contraídos para mejorar nuestra situación y poder salir de deudas de forma paulatina y cómoda.

 

Endeudamiento sano

Podríamos decir que, como norma general, este tipo de endeudamiento es aquel que nos permite afrontar el pago de las cuotas y a su vez el resto de gastos mensuales sin riesgo de incumplimiento. Este endeudamiento debe ser controlado y siempre debemos evaluar si la razón por la que nos endeudamos merece la pena, o si por el contrario se trata de un capricho pasajero y prescindible. Está claro que esta valoración será subjetiva, pero debemos realizarla de la forma más racional y objetiva posible. 

Otro aspecto a tener en cuenta es si afectará a terceras personas. En este caso, debemos estar muy seguros de que estamos haciendo lo correcto. 

 

Endeudamiento tóxico

En este caso, al endeudarnos, estaremos poniendo en riesgo nuestros bienes y nuestro nivel de vida. La posibilidad de impago es considerablemente alta, ya que no tendremos mucha solvencia para afrontar las cuotas y los gastos mensuales habituales. Debemos intentar evitar esta situación siempre que podamos. 

 

¿Cómo podemos pasar de un endeudamiento tóxico a un endeudamiento sano, y posteriormente salir de deudas?

Existen varias opciones para conseguir salir de una situación de endeudamiento peligrosa, incluso estando en ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) sin propiedad a nuestro nombre.

Una de ellas es ir cancelando los préstamos que tenemos con el interés más alto, ya que son los que más nos cobran por el dinero recibido. Pero no siempre es posible llevar a cabo esta estrategia. En estos casos, podemos pedir otros préstamos, siempre que las condiciones nos resulten más favorables que aquellos otros que vamos a cancelar.

En este caso, una de las estrategias más comunes y extendidas es la reunificación de préstamos. Esta opción permite que nos libremos de múltiples cuotas con diferentes intereses, plazos y cuotas, pasando a una única cuota, con un único plazo y un único tipo de interés, resultando así una de las opciones más fáciles para salir de deudas.  

Como conclusión podemos decir que debemos cuidar nuestro endeudamiento, y llevar a cabo las estrategias de financiación correctas. Hay deudas peligrosas, y otras que nos permiten llevar a cabo proyectos de forma cómoda y asequible. Debemos tener en cuenta la opción de reunificación de préstamos, y la posibilidad de pedir créditos estando en ASNEF sin propiedades a nuestro nombre.

LO MAS LEÍDO