El dilema del mercado de fichajes por el coronavirus

Analizamos los riesgos que puede suponer incorporar jugadores en medio de la pandemia, con la precariedad económica existente y la opción de que el fútbol vuelva a pararse

Contenido patrocinado

Orvecame te trae la Copa del Rey de fútbol

Imaginen comprar un objeto de lujo, enormemente deseado, pero tener la serie duda de si se podrá utilizar como se pretendería y si en esa compra no comprometerá nuestra solvencia económica. Es a lo que se enfrentan los grandes clubes del fútbol europeo. La pandemia mundial de coronavirus ha alterado todo, provocando enormes pérdidas y haciendo que ver fútbol en directo sea un ejercicio balsámico para muchos aficionados después de pasar meses confinados. Pero esto no ha acabado. Resulta complejo pensar que la temporada 2020/21 se pueda desarrollar con normalidad y aunque se hayan podido sacar adelante la mayoría de ligas nacionales y, por tanto, cobrar los derechos televisivos, pero las pérdidas han sido notables.

Se palpa en el ambiente del fútbol una tendencia mucho más conservadora de lo habitual. Muchos equipos han tenido que recurrir a ERTEs durante algunos meses, no gozan del dinero derivado de las ventas por entradas y el merchandising ha perdido peso. Las revoluciones en forma de grandes inversiones parece que tendrán que esperar a tiempos mejores. La ventaja de Achraf por parte del Real Madrid ha sido reconocida como un movimiento no deseado desde lo deportivo, pero necesario en el plano económico. El FC Barcelona tiene difícil revertir su maltrecho proyecto a base de billetera y Bertomeu parece darse por satisfecho con los fichajes realizados, tal y como expresa en mundodeportivo, ninguno de gran relumbrón salvo Pjanic, para sustuir a Arthur.

Las cosas no están mejor en otros países de Europa, donde a la precariedad económica, se suma la incertidumbre ante el futuro. Y es que se prevé una nueva ola de contagios que pudiera obligar a medidas drásticas. El fútbol es optimista; se ha demostrado que, salvo casos aislados como el del Fuenlabrada, los protocolos funcionan y los contagios han sido mínimo en todas las ligas que se han reanudado. Pero eso no implica que la competición pueda desarrollarse con normalidad. Parece inviable pensar en estadios repletos de gente y un calendario habitual en el que arrancar la temporada apenas unas semanas después de que la UEFA Champions League haya finalizado.

Ese es otro factor que genera una gran incomodidad en las oficinas de los grandes clubes. ¿Qué fichar y, sobre todo, cuándo? El mercado debería estar abierto y repleto de actividad, pero el hecho de que la temporada se haya prolongado en la mayoría de grandes ligas hasta bien entrado julio, ha provocado que no sea sencillo tomar decisiones en la reestructuración del equipo con lo visto hasta marzo y sin comprobar cómo se finaliza la temporada. El miedo a una nueva suspensión y tener que recurrir a medidas drásticas de ahorro para ser sostenibles económicamente, hace que los clubes sean precavidos a la hora de gastar.

En este ecosistema, ha nacido una plataforma virtual que puede revolucionar el mercado de fichajes, como es  Player Lens. Con una base de datos infinita, pone en contacto a clubes, jugadores que buscan equipo e intermediarios. Toda la información imaginable sobre el rendimiento de cada futbolista se encuentra perfectamente presentado con registros estadísticos y datos, lo cual puede ser determinante para que algunos clubes se decidan a utilizarla para fichar jugadores sin necesidad de viajar para negociar y verlos en directo. En definitiva, se avecina un mercado de fichajes muy particular

LO MAS LEÍDO