¿En qué consiste la carrera de Criminología?

Se dirige a estudiar el delito, el delincuente, la víctima y el control social del propio comportamiento delictivo

Contenido patrocinado

crime scene

Elegir la carrera que vamos a estudiar no es tarea sencilla, nos encontramos con un gran abanico de posibilidades. Pero, si sabes distinguir tus habilidades e intereses, seguramente será más fácil trazar tu futuro profesional. ¿Eres una persona que tiene una buena capacidad de análisis, así como la aptitud para desarrollar una estructura de pensamiento lógica? ¿Tienes preferencia por el servicio social y el hacer valer los derechos humanos? ¿Quieres construir una sociedad más justa? Si respondiste sí a todas las cuestiones que te hemos planteado, tu vocación puede ser la criminología. 

¿Sabías qué existe una Universidad de Criminología en España? No te pierdas este artículo para conocer algo más sobre esta fascinante rama de la ciencia.

¿Qué es la Criminología?

En primer lugar, y es que incluso a la hora abordar un crimen el orden es necesario, toca entender en qué consiste la Criminología. No en vano, hablamos de la ciencia empírica y multidisciplinar que se encarga de estudiar el delito, el delincuente, la víctima y el control social del propio comportamiento delictivo. Tratando, por el camino, de aportar la suficiente información sobre el origen y dinámica criminal. Abarcando todas sus variables y estrategias de prevención e intervención posibles. 

Y por ello mismo tiene relación con otras disciplinas que forman parte en mayor o menor medida de tus planes de estudio: la Sociología, la Psicología, el Derecho, la Antropología y la Medicina. Además, si optas por estudiar el grado oficial en la Universidad Isabel I, tienes la posibilidad de elegir entre tres áreas para poder especializarte: Mención en Pericial Criminológica y Criminalística, Mención en Seguridad Privada y Mención en Ciberseguridad. 

Una disciplina en auge

Es cierto que en España no contamos con una extensa tradición criminalística. Es más, cuando salió a la luz el grado, las posibilidades de realizarlo en nuestro país eran bastante limitadas. Por suerte, en la actualidad la cosa ha cambiado mucho y tenemos instituciones, como la Universidad Isabel I, que mencionamos anteriormente, que cuenta con un sólido equipo de profesionales en activo y especialistas en su materia con amplia experiencia docente. Aquí aprenderás de primera mano cómo un juez llega a concluir una sentencia, a realizar informes periciales, asesoramiento criminológico, prevención delincuencial, entre otros. 

Una vez terminados los estudios, el alumnado puede aspirar, entre otros cargos, a asesor en materia criminal en los ayuntamientos, actuar como mediadores, ejercer el cargo en instituciones penitenciarias, elaboración de informes periciales, desarrollar planes criminalísticos dentro del ámbito político, opositar para trabajar en los cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o incluso dedicarse a la docencia. Y eso solo por mencionar algunas de sus múltiples salidas posibles.

Perfil inquieto

El grado en Criminología se caracteriza por un temario de lo más variado. Algo que abarca desde el Derecho, imprescindible para tipificar qué es delito y qué no, hasta la Antropología Forense, Sociología, Victimología, Terrorismo, Estadística, Crimen Organizado o incluso la Psicología. Por lo que es perfecta para cualquier persona inquieta, crítica y analítica con deseo de ampliar sus conocimientos en una gran variedad de direcciones. No en vano, el fin último de dicha disciplina no es otro que entender el comportamiento humano para mejorar la sociedad en sí misma.
.