El consejero afirma que no va a volver a suceder lo que pasó en el año 99, año en el que hubo una limpieza general de manos a la hora de asumir el pago de lo prometido a los viticultores

Higinio Hernández garantiza que ni un viticultor se quedará sin cobrar la uva de la que se hizo cargo el Cabildo

El consejero de Agricultura y Ganadería del Cabildo, Higinio Hernández, aseguró este jueves, en declaraciones hechas al programa La Trastienda de Lanzarote Televisión, que ni un solo viticultor se va a quedar este ...

El consejero de Agricultura y Ganadería del Cabildo, Higinio Hernández, aseguró este jueves, en declaraciones hechas al programa La Trastienda de Lanzarote Televisión, que ni un solo viticultor se va a quedar este año sin cobrar el excedente de cosecha de uva del que se hizo cargo la Primera Corporación insular para echar una mano al sector.

La conocida empresa bodegas El Grifo envió recientemente una carta a los medios en la que establecía una relación de la venta de uva de este año, en la que destacaban los kilos que tenía que quedarse el Cabildo. Para aclarar cualquier duda que pudiera surgir, Higinio Hernández comentó que muchos agricultores se han pasado ya por la Granja Experimental para informarse del proceso que se abrió como consecuencia del excedente de cosecha de este año. A su juicio, no tiene por qué haber problemas con las cifras, con los kilos que las bodegas cogieron en nombre del Cabildo. "Hay un listado en el que se refleja el excedente del que se hizo cargo bodegas El Grifo en nombre del Cabildo, y vamos a notificárselo al viticultor para que todo el mundo salga de dudas y sepa quiénes son los que tienen que pagar, para que no ocurra sobre todo como ocurrió en el año 99, que todo el mundo se lavó las manos y hubo gente que se quedó sin cobrar", explicó.

De este modo, anticipó que en las primeras semanas del próximo año, una vez que entren en vigor los presupuestos, se pondrán a trabajar para que en el primer trimestre se pague toda la uva.

Una vez terminada la exitosa campaña, el consejero se atrevió a dar una cifra que ya es oficial, los 566.000 kilos de excedente asumidos por ellos, lo que se traduce, hablando en cifras de embotellado, en 395.627 litros de vino que ya tiene el Cabildo acumulado en la bodega El Grifo. Luego, cuenta con 20.000 litros en La Geria, con 18.000 litros en Bermejo y otros 5.000 litros en una cámara de congelación en Agramar, que se ha utilizado como experiencia piloto.

Hernández valoró muy positivamente el esfuerzo que hizo el Cabildo para apoyar al sector vitivinícola, un esfuerzo tanto económico como en personal, que es el que está dándole tratamiento a toda la fruta que ahora tendrá que manejar la institución. "Es un sector que está muy unido y organizado, aunque tiene problemas como todo el mundo", relató.

El consejero comentó que el principal problema al que se enfrentan las bodegas es a la comercialización, después de que en los años 2000, 2001, 2002 y 2003 hubiera poca producción. "En el 2004 vendían las mismas botellas que en el 99, y mucho tendrían que vender ahora las bodegas para que no se les quedara un importante excedente en sus reservas", señaló con cierta preocupación, añadiendo que "la colaboración del Cabildo ha sido importante, aunque espero que en próximas campañas no ocurra lo mismo, puesto que tenemos conocimiento de que van a entrar nuevas bodegas en el mercado, lo que nos permitirá que haya más posibilidades de hacer frente a cualquier excedente".

De igual modo, el consejero informó de que tienen intención de presentar ante la Unión Europea (UE) varias propuestas de subvención para intentar recibir ayudas que sirvan para mejorar la situación del sector.

Por otro lado, el consejero se mostró muy satisfecho del resto de campañas que están desarrollando. Hay que recordar que el Área de Agricultura del Cabildo ha mejorado la calidad de la cebolla lanzaroteña mecanizando todo el proceso de plantación del cebollino que, sembrado en el cantero y al ser trasplantado, ofrece una cebolla de más calidad. Actualmente la Isla tiene aproximadamente 80 hectáreas dedicadas a esta plantación. Sin embargo, el proceso de sembrado es manual. Esto supone coger cada plantón de uno en uno, lo que provoca que el coste sea mayor y haya más dificultades a la hora de conseguir mano de obra.

LO MAS LEÍDO