21/nov./2019

ENTRE ELLOS SE RECOGE LA MUERTE DE LA JOVEN ROMINA CELESTE

Lanzarote registró 128 casos de violencia de género en los primeros 90 días del año

Según cifras del Consejo General del Poder Judicial, se produjeron unos 10 delitos de violencia contra la mujer a la semana 

Lanzarote registró 128 casos de violencia de género en los primeros 90 días del año

Lanzarote registró 128 delitos de violencia de género en el primer trimestre de 2019, lo que supone una media de unos 10 casos a la semana, según cifras del Consejo General del Poder Judicial publicadas por el Centro de Datos del Cabildo.  

En las mismas, además del homicidio de la joven paraguaya Romina Celeste cometido el pasado 1 de enero presuntamente a manos de su marido, se recoge que en los primeros noventa días del año se registraron 74 delitos de lesiones y malos tratos, 20 contra los derechos y deberes familiares, doce contra la integridad moral, siete contra la libertad e indemnidad sexual, y tres contra el honor. Asimismo, los Juzgados de Arrecife ingresaron once delitos leves, ocho por injurias y tres por vejación injusta. 

En comparación con el trimestre de 2018, se registra no obstante un descenso en el número de delitos de violencia de género registrados en la isla, aunque este es solo del 5%. Y es que, entonces hubo 136 casos frente a los 128 de este año. 

 

La muerte de Romina 


En lo que respecta a la muerte de Romina Celeste, hay que recordar que la juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife ordenó el ingreso en prisión de su marido por la presunta comisión de los delitos de maltrato habitual y de homicidio o asesinato. Y es que, aunque Raúl Díaz Cachón solo confesó haberse encontrado a su mujer muerta y haberse deshecho del cadáver, la juez consideró que había indicios suficientes para considerarle responsable de la muerte de la joven. 

Asimismo, se le imputó un delito de maltrato habitual, ya que al menos constaba una denuncia que Romina había presentado meses antes por malos tratos. Además, la investigación de la Guardia Civil pudo determinar que Romina había acudido dos días antes de su muerte a Urgencias del Hospital Molina Orosa con heridas presuntamente causadas por su marido, después de que localizase a una trabajadora que identificó a la joven y que afirmó haber hablado con ella cuando estuvo en el hospital, del que Romina acabó marchándose sin llegar a ser atendida.

"Si el hospital hubiese dado la voz de alarma, hoy probablemente estaría viva", advirtió tras los hechos la abogada de Romina, mientras desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias rechazaron entonces dar explicaciones sobre lo ocurrido. "No vamos a hacer ningún tipo de declaración porque hay una investigación abierta", trasladaron 

En esta sección
Comentarios