15/Dic/2018

EL JUICIO SE CELEBRARÁ LOS DÍAS 16 Y 17 DE OCTUBRE EN GRAN CANARIA

Fiscalía pide 36 años de cárcel para cinco acusados de explotar sexualmente a mujeres en Lanzarote

Las víctimas fueron captadas en Nigeria "bajo engaño y promesas de obtención de trabajo" y después fueron obligadas "a prostituirse" en la isla amenazándolas con rituales de vudú y empleando "coacciones" y "violencia física o psíquica" sobre ellas 

Fiscalía pide 36 años de cárcel para cinco acusados de explotar sexualmente a mujeres en Lanzarote

Fiscalía pide 36 años de cárcel para cada uno de los cinco miembros de una organización dedicada a la captación de mujeres nigerianas para su posterior explotación sexual en Lanzarote y en Palma de Mallorca, que serán juzgados los próximos días 16 y 17 de octubre por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial en Gran Canaria. El Ministerio Fiscal también solicita indemnizaciones para cuatro víctimas por un total de 155.000 euros. 

En su escrito de acusación, Fiscalía señala que tras investigaciones de la Policía Nacional de Arrecife en coordinación con la de Baleares y el Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife, se pudo comprobar cómo un grupo de ciudadanos nigerianos se dedicaron "durante los años 2007 a 2015 a captar a mujeres en Nigeria con la promesa de un trabajo digno en España para posteriormente traerlas a territorio nacional utilizando puestos fronterizos no habilitados".

"Una vez en España, dichos ciudadanos nigerianos, mediante amenazas de causar algún mal a estas mujeres o a sus familiares, así como amenazarlas de someterlas a un ritual de vudú o magia negra", las obligaban "a ejercer la prostitución, explotándolas sexualmente con el objetivo de lucrarse económicamente con el dinero que las chicas obtenían", añade el Ministerio Fiscal. 

 

Las traían "bajo engaño y promesas de obtención de un trabajo"


Entre las personas que se dedicaban a esta actividad se encuentran según Fiscalía los cinco acusados, dos hombres y tres mujeres que, "para conseguir el propósito, primeramente debían facilitar la llegada de las chicas nigerianas a España bajo engaño y promesas de obtención de un trabajo que les mejoraría las expectativas de vida". "Las chicas, alguna de ellas incluso menor de edad, eran buscada en Nigeria por intermediarios de los acusados, los cuales contactaban directamente con las chicas o con sus padres, y les facilitaban el viaje a España, sufragándoles en todo el momento el viaje, y generando con ello una deuda dineraria que las chicas se veían obligadas a paras", se recoge en el escrito de acusación. 

Una vez que las chicas eran trasladadas desde Nigeria a España y llegaban a la isla de Lanzarote, "los acusados las llevaban a sus domicilios donde permanecían alojadas", saliendo "únicamente" de los mismos "para ejercer la prostitución obligadas por los acusados, desde las 00:00 horas hasta las 06:00 de la mañana, concretamente en la zona de Las Rapaduras de Arrecife, siendo trasladadas temporalmente a la isla de Palma de Mallorca según las temporadas turísticas con el mismo fin". 

"Las chicas no podían apropiarse de dinero alguno puesto que todo lo que ganaban por cada servicio, que oscilaba entre 50 y 100 euros, estaba destinado a pagar las deudas contraídas con los acusados, concretamente por sufragarle los gastos de viaje a España y por el alojamiento, agua y luz", indica Fiscalía, que precisa que "tenían que pagar a los acusados 150 euros mensuales por alojamiento y 30 euros mensuales por manutención".  

 

Empleaban "coacciones" y "violencia física y psíquica" sobre las chicas


Y "para garantizar la explotación de las chicas y la continua inyección de dinero en el patrimonio de los acusados, estos no dudaban en ejercer cualquier clase de amenazas de sufrir un mal tanto a ella como a su familia, debido al ritual vudú al que fue sometida a fin de asegurar que estuviera bajo el dominio de los acusados", que según el Ministerio Fiscal también empleaban "coacciones" y "violencia física o psíquica sobre las chicas, sin que éstas denunciaran ninguna de estas agresiones, pues eran conscientes que una denuncia implicaría un riesgo para su vida".

Fiscalía considera que Blessing A., Patience Daniel O., Abel Akhere O., Blessing E., y Godday E. se pusieron "de común acuerdo y participaron en la organización, traslado y acogimiento temporal en sus propios domicilios" de cuatro víctimas, "distribuyéndose cada uno de los acusados la función de traslado, alojamiento y control de las testigos protegidas para así asegurarse la explotación sexual de las mismas" y pide para cada uno de ellos un total de 36 años de cárcel. 

Asimismo, el Ministerio Fiscal solicita que los cinco acusados indemnicen "conjunta y solidariamente" a una de las víctimas en la cantidad de 35.000 euros, a otra con 40.000, a una tercera en la cantidad de 50.000 euros y a otra con 40.000. Los procesados se encuentran en prisión provisional desde junio de 2015.

En esta sección
Comentarios