25/Abr/2019

EL EMPRESARIO NIEGA QUE TUVIERAN UN ACUERDO PARA RECIBIR OBRAS

Dimas, a Samuel Lemes: “Tú haz lo que yo te diga. Si lo dejas en el Ayuntamiento lo podré controlar”

Durante el juicio se ha escuchado al empresario en varias conversaciones telefónicas, aunque ha negado que siguiera instrucciones de Dimas y que se refiriera a él como “el jefe”. “Es una palabra que utilizo casi todos los días”, ha alegado

Samuel Lemes, durante el juicio (FOTOS: Sergio Betancort)
Samuel Lemes, durante el juicio (FOTOS: Sergio Betancort)
Dimas, a Samuel Lemes: “Tú haz lo que yo te diga. Si lo dejas en el Ayuntamiento lo podré controlar”

El empresario Samuel Lemes también ha declarado este lunes como acusado en el juicio de la pieza 12 del caso Unión y ha negado los hechos que se le imputan, subrayando además que él no era el dueño de la empresa a la que se le adjudicaron las obras bajo sospecha sino el apoderado. Así, aunque ha reconocido que tenía “amistad” con el concejal José Miguel Rodríguez y que su padre, que es el administrador de la empresa, tenía “relación” con Dimas Martín, ha negado que tuvieran un acuerdo para que les adjudicaran contratos y ha defendido que solo les “invitaron” a presentar una oferta. 

En cuanto a su relación con Dimas Martín, ha negado que se refiriera a él como “el jefe”, a pesar de que se le escucha utilizar esa expresión en una conversación telefónica con Rodríguez, que se ha escuchado durante el juicio. “Jefe es una palabra que utilizo casi todos los días”, ha defendido. “Y si usted le dice jefe casi a cualquier persona, si para usted es tan coloquial, cuando le dice a José Miguel Rodríguez que ha hablado con el jefe, ¿como sabe él que se refiere a Dimas?”, le ha preguntado entonces el fiscal.

A continuación, antes de pedir que se escuchara otra conversación telefónica, Javier Ródenas le ha hecho otra pregunta. “¿Nunca ha seguido instrucciones de Dimas?”, le ha planteado. “No”, ha respondido Lemes, que inmediatamente después ha tenido que escuchar su propia voz hablando con el líder histórico del PIL, en una conversación que fue interceptada por la UCO.

“Oye, al final lo que hice fue renunciar yo y presentarme con la otra empresa”, le empieza explicando el empresario a Dimas en esa conversación, a lo que Dimas asiente con aprobación. “Tú haz lo que yo te diga”, añade entonces el líder histórico del PIL, indicándole a continuación cómo debe entregar una documentación: “Si lo dejas en el Ayuntamiento yo lo podré controlar”.

 

Las comprometedoras cartas entre Dimas y José Miguel Rodríguez


En total, el fiscal ha hecho referencia a tres obras que fueron adjudicadas a la empresa de la que era apoderado, y en uno de los casos ha subrayado que esa misma obra -para la impermeabilización de un techo- ya había sido adjudicada a otra constructora. “Me extraña muchísimo”, ha respondido Lemes, que también ha negado que tuviera un acuerdo para que le adjudicaran el derribo de unas casas en la calle Balayo de Arrecife. 

Juicio Caso Union (313)

Al respecto, el fiscal ha exhibido las cartas que intercambiaban Dimas Martín y José Miguel Rodríguez, en las que entre otras cosas hablaban de esa adjudicación. “El derribo de la calle Balayo se adjudicó a Samuel”, informaba finalmente José Miguel Rodríguez a Dimas en una de las misivas, pese a que el empresario ha insistido en restar importancia a su papel en la empresa, subrayando que ni era suya ni era el administrador y que solo “echaba una mano” desde que su padre le nombró apoderado.

En cuanto a sus visitas al Ayuntamiento, ha reconocido que eran habituales y que muchas veces llevaba él personalmente la documentación. “Se entregaría en el Registro, supongo”, ha respondido cuando el fiscal le ha preguntado dónde la entregaba. “Copias”, ha apuntado cuando le han insistido en si no entregaba esa documentación directamente en mano a José Miguel Rodríguez.

Para Samuel Lemes, la Fiscalía pide 5 años de prisión e inhabilitación de 6 años por delitos de malversación en concurso con falsedad en documento mercantil, fraude a la administración, prevaricación y estafa.

En esta sección
Comentarios