19/Oct/2018

DEBERÁ INDEMINIZAR A LA VÍCTIMA CON 10.000 EUROS Y PAGAR LOS DAÑOS

Condenado a cuatro años y medio de cárcel por intentar quemar viva a su pareja en Soo

Roció a la mujer y parte de la vivienda con gasoil y después intentó sin éxito encender un mechero. También ha sido condenado por amenazar a los agentes de la Guardia Civil tras su detención

Condenado a cuatro años y medio de cárcel por intentar quemar viva a su pareja en Soo

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a cuatro años y medio de cárcel a Yovani Ernesto Pérez Martín por un delito de homicidio en grado de tentativa, al haber intentado quemar viva a su pareja en su domicilio de Soo. Además, la sentencia le impone dos multas de 900 euros cada una por un delito leve de daños y uno más de amenazas, en este caso contra agentes de la Guardia Civil cuando estaba detenido en el cuartel de Costa Teguise.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 22 de agosto de 2015, cuando el acusado acudió al domicilio en el que convivía con su pareja y comenzó a dar golpes en la puerta para intentar entrar. Al no conseguirlo, según considera acreditado la sentencia, rompió el cristal de la ventana del dormitorio y accedió a la casa llevando una garrafa con gasoil, que se encontraba en la entrada y que previamente había golpeado derramando parte de su contenido en la puerta.

Una vez dentro, se dirigió hacia su pareja, “empujándola y quitándole el teléfono móvil” que llevaba. “Seguidamente”, señala la sentencia, “con la intención de acabar con la vida de su pareja, comenzó a rociar con gasoil toda la vivienda, impregnando a su vez” a la víctima y “diciendo mientras lo hacía que la iba a matar”. Después, cogió un mechero e intentó pretender fuego a unas cortinas de la cocina, en cuyo interior se encontraba una bombona de butano, pero no logró encender el mechero, lo que evitó la tragedia.

 

“Voy a tirar el cuartel abajo”


Además de cuatro años y medio de cárcel, frente a los 10 que pedía la Fiscalía, la Audiencia también impone a Yovani Ernesto Pérez Martín la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de la víctima o a comunicarse con ella durante 14 años y medio. De mismo modo, ordena que le abone una indemnización de 10.000 euros por daños morales y le condena también a pagar unos 400 euros por los daños materiales que causó, tanto en el teléfono móvil de su pareja –que tiró al suelo tras arrebatárselo- como en la vivienda.

En cuanto a los delitos de resistencia y amenazas a los agentes, ha sido absuelto del primero y condenado por el segundo. Respecto a este último, el fallo considera acreditado que el acusado, estando en el cuartel de la Guardia Civil de Costa Teguise tras su detención en 22 de agosto, “mostró una actividad violenta y agresiva, golpeando la pared y la puerta del calabozo, orinando en su interior, rompiendo el forro y el colchón del calabozo en el que se encontraba y dirigiéndose a los agentes” con expresiones como “voy a volver con amigos y los voy a matar a todos”, “voy a venir con una retroexcavadora a tirar todo el cuartel” y “voy a tirar el cuartel abajo”. Por estos últimos hechos se le ha impuesto una multa de 900 euros, al tipificarlo como un delito leve de amenazas.

En esta sección
Comentarios