18/ene./2020

La Agencia de Protección del Medio licita el derribo de las obras ilegales de Dimas en Los Rostros

El Gobierno canario asumirá la demolición tras la sentencia que condenó en firme al fundador del PIL, aunque lo hará a través de un tercero ante la insuficiencia de medios 
La Agencia de Protección del Medio licita el derribo de las obras ilegales de Dimas en Los Rostros

La Agencia Canaria de Protección del Medio Natural ha sacado a concurso el derribo de las obras ilegales de la casa de Dimas Martín en Los Rostros, por las que fue condenado a dos años de prisión en una de las piezas del caso Unión. 

El Gobierno canario asumirá la demolición tras haber sido requerido por el Juzgado de lo Penal número 1 de Arrecife para la ejecución subsidiaria de la sentencia que ordenaba el derribo de las obras y que se hizo firme en noviembre de 2017, después de que la Audiencia Provincial rechazase un recurso de Dimas Martín contra el fallo de primera instancia, que había sido dictado nueve meses antes.  

En concreto, se demolerá la ampliación de 90 metros cuadrados que Dimas Martín realizó ilegalmente en esta vivienda familiar, ubicada en suelo protegido del municipio de Yaiza y dentro del Parque Natural de Los Volcanes, así como una piscina de 30 metros cuadrados, una terraza pavimentada de 25 metros cuadrados y un muro. 

La Agencia Canaria de Protección del Medio Natural indica que asumirá los trabajos a través de un tercero ante la insuficiencia de medios personales y materiales para abordar directamente los trabajos. Las obras de demolición han salido a concurso por 51.310,52 euros, aunque en el pliego se señala que el valor estimado del contrato es de 68.703,09 euros. Las empresas interesadas tendrán hasta el 2 de diciembre para presentar sus ofertas y el plazo de ejecución máximo de los trabajos será de siete días.

Además de a dos años de prisión y a la demolición de las obras, Dimas Martín también fue condenado en esta causa a abonar una multa de 12.000 euros por un delito contra la ordenación del territorio. 

En esta sección
Comentarios