25/Abr/2018

"YO NO SABÍA QUE HABÍA DROGA EN EL BAR", HA DECLARADO EL OTRO ACUSADO

Uno de los acusados de traficar en un bar de La Santa afirma que la droga era suya y que la compró "para una fiesta"

Ha declarado en el juicio que la droga era para "consumo", negando que la vendiera en el bar, y asegura que su socio "no sabía nada"

 

FOTOS: Sergio Betancort
FOTOS: Sergio Betancort
Uno de los acusados de traficar en un bar de La Santa afirma que la droga era suya y que la compró "para una fiesta"

"La droga era mía pero yo la compré porque íbamos a hacer una fiesta en casa de un amigo". Esto es lo que ha declarado uno de los dueños del Bar-Cafetería Yemaya de La Santa, acusados ambos de tráfico de drogas, que ha afirmado que las distintas sustancias estupefacientes que la Guardia Civil encontró en el local eran para "consumo" y que su socio "no sabía" que estaban allí. "Yo las puse", ha apuntado en el juicio, que ha arrancado este martes y que concluirá el miércoles. 

Juan Francisco I.D ha asegurado que así se lo manifestó a los agentes de la Benemérita que el 25 de julio de 2015, en plenas fiestas de La Santa, realizaron un registro en el local. Según el acusado, las pastillas y la cocaína que la Guardia Civil incautó no estaban destinadas a la venta, sino que eran para "una fiesta privada" a la que iba a ir tras cerrar el bar "en una casa a las afueras de La Santa" y que "por eso estaban ahí". La droga, según ha afirmado, la compró él mismo, pero era para varios amigos que iban a ir a esa fiesta y que pusieron dinero "en días previos" para su compra. 

juicio drogas lasanta2

En concreto, la Guardia Civil encontró 10 pastillas de color rosáceo con el logotipo de Supermán, que contenían 3,76 gramos de anfetamina encima de la caja registradora y varios envoltorios con droga dentro de un mortero en la cocina, uno que contenía 0,08 gramos de M.D.M.A, otro con 0,32 gramos de anfetamina, un tercero con 0,17 gramos de cocaína, y uno último con 5,37 gramos también de cocaína. Además, a Juan Francisco I.D. se le aprehendió una bolsa de plástico que contenía 0,95 gramos de marihuana y un trozo de hachís de 3,36 gramos. "Esto era para mi consumo", ha señalado. Sobre la báscula de precisión que la Benemérita también halló en la cocina, ha asegurado estaba ahí porque "la usaba el cocinero", que hacía "cocina molecular" y la necesitaba "para pesar las cantidades" de los ingredientes. 

 

El otro acusado: "Yo no sabía que había droga en el bar"


"Yo no sabía que había droga en el bar, fui el primer sorprendido", ha declarado por su parte el otro acusado, Albert F.T, que entonces regentaba el local junto a Juan Francisco I.D. Este joven ha apuntado que ni siquiera vio a su socio guardar la droga porque él "estaba en la barra de fuera" y "había mucha gente" dado que eran las fiestas. Además, ha señalado que él no estaba invitado a la fiesta a la que iba a acudir Juan Francisco I.D. y que ni siquiera tenía conocimiento de ella. "Yo me muevo en otro círculo de gente", ha manifestado. 

En el juicio también han declarado este martes seis guardias civiles, entre ellos el jefe de servicio aquel día, que ha relatado que decidieron registrar el Bar-Cafetería Yemaya porque "gente que pasaba por la calle" les había manifestado que "dentro se vendían sustancias" y que también previamente habían incautado droga a otras personas en las cercanías, quienes les dijeron que "la habían comprado" allí. "No recuerdo que dijera que fuera suya", ha apuntado el agente en relación a la afirmación de Juan Francisco I.D., señalado que si así hubiera sido constaría en el atestado. 

juicio drogas lasanta3

Los distintos agentes que han prestado testimonio han señalado que, a su llegada, había "gente consumiendo porros en la puerta" del bar y que en el registro se cacheó a varias personas que "había dentro" levantándose cuatro actas de denuncia por tenencia y consumo de drogas. No obstante, han reconocido que "no se identificó a nadie" que hubiera comprado la droga allí y que tampoco vieron "ninguna transacción", aunque han apuntado también al hallazgo de "una bolsa de plástico con circunferencias", algo "habitual para hacer los envoltorios de las dosis".

 

Cinco amigos de Juan Francisco corroboran su testimonio 


Cinco amigos de Juan Francisco I.D. también han prestado declaración en la primera jornada del juicio, asegurando que ellos le habían dado dinero al acusado en días anteriores, entre 40 y 60 euros por cabeza, para que comprara droga para una fiesta privada que se iba a hacer en una casa "por el cumpleaños de una chica". "Él era el encargado de comprarla porque tenía un amigo que la podía conseguir", ha señalado uno de ellos. 

La mayoría ha declarado que ya habían hecho "antes", en otras ocasiones, lo de acordar comprar droga conjuntamente, aunque han apuntado que no siempre era la misma persona quien se encargaba de comprarla. También han asegurado que Albert, el otro acusado, no formaba parte de este grupo y que nada tenía que ver con la fiesta a la que iban a acudir. 

Hay que recordar que Fiscalía pide inicialmente para cada uno de los dos acusados siete años y seis meses de prisión y una multa de 2.482,08 euros por un delito contra la salud pública en modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud.

En esta sección
Comentarios