01/abr./2020

Un vecino de Argana Alta denuncia que lleva año y medio recibiendo "amenazas de muerte" de unos ocupas

Ha interpuesto más de 20 denuncias, aunque solo algunas han acabado en condenas leves. "Me siento impotente", afirma el hombre, que pide que se desahucie a los ocupas, que viven en un edificio contiguo
Edificio en el que residen los ocupas según el denunciante (Fotos: Sergio Betancort)
Edificio en el que residen los ocupas según el denunciante (Fotos: Sergio Betancort)
Un vecino de Argana Alta denuncia que lleva año y medio recibiendo "amenazas de muerte" de unos ocupas

Impotente, frustrado y desesperado. Así afirma sentirse un vecino de Argana Alta, que lleva año y medio denunciando estar recibiendo "amenazas de muerte" por parte de dos ocupas que viven en el edificio colindante, el cual asegura que es propiedad de una entidad bancaria, a la que insta a que los desahucie. 

Según ha explicado a La Voz, los problemas se iniciaron en septiembre de 2018, a los pocos días de que los ocupas entraran en un edificio deshabitado de la calle Alfonso XII y él diera aviso a la Policía. 

"Yo estaba comiendo a las dos de la tarde, escuché unos golpes, y cuando me asomé vi a uno de ellos dando patadas a una puerta y reventando la cerradura, junto a otro chico que iba en una moto. Cambiaron el bombín, pero se fueron, por lo que cuando llegó la Policía ya no había nadie. Sin embargo, por la tarde volvieron y se instalaron", cuenta este vecino, que el 18 de septiembre de 2018 interpuso su primera denuncia ante la Policía Nacional

"Te voy a matar cabronazo, te voy a rajar, baja que te reviento", afirmaba este hombre que le había dicho uno de los ocupas en esa primera denuncia, que llegó a ir a juicio. Sin embargo, el Juzgado absolvió al denunciado por considerar que "no había prueba suficiente". 

 

Más de una veintena de denuncias 


Desde entonces, este vecino de Argana Alta ha interpuesto más de una veintena de denuncias contra estos ocupas, la mayoría ante la Policía Nacional, aunque algunas también en la Policía Local. Sin embargo, parte de ellas han sido archivadas y otras, aunque llegaron a juicio, acabaron solo en condenas leves. 

Por ejemplo, en una sentencia dictada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife, se consideró probado que uno de los ocupas había amenazado con "matar" a este vecino cuando se encontraba grabando con su teléfono por el barrio, pero la condena que se le impuso fue una multa de 270 euros por un delito leve de amenazas. 

"Siempre hacen pequeñas cosas, que como mucho les meten uno o dos meses", afirma este hombre, que asegura que solo hubo una vez que a uno de ellos le pusieron una condena a 10 meses de prisión por exhibir sus genitales en la calle en uno de los enfrentamientos con él. 

"Pero al salir, otra vez volando para allí, a meterme caña", añade el afectado, que el próximo 5 de marzo tendrá un nuevo juicio contra estos ocupas, a los que que en las últimas semanas ha interpuesto denuncias casi a diario y no solo por amenazas. El pasado 26 de enero, denunció ante la Policía Nacional que uno de ellos intentó "golpearle" y acabó rompiendo la contraventana de su casa ocasionando daños por valor "de 577,80 euros". 

Tras ello, el pasado 6 de febrero solicitó una orden de alejamiento ante el Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife. "Recibo constantes amenazas de muerte y agresiones verbales", expone en su solicitud este vecino, que también ha mostrado a La Voz una grabación en la que se escucha cómo un hombre grita su nombre y a continuación le dice "te voy a matar".

 

Solicita que se desahucie a los ocupas


Además, en estos días, este vecino de Argana Alta también ha presentado varias reclamaciones ante la Oficina de Consumo del Cabildo dirigidas a Bankia. Y es que asegura que gran parte del edificio que está ocupado es propiedad de la entidad bancaria. 

Al respecto, afirma que también se ha dirigido al banco en más de una ocasión pero que "se han mostrado opacos" con el asunto y que le niegan que el edificio sea de su propiedad. "Solo una vez una trabajadora me dijo que sí, que era verdad, que era de una inmobiliaria que trabaja con ellos", asegura 

Así, este hombre insta al banco a que desahucie a los ocupas. "Porque si hubieran desahuciado desde que lo dije, no habríamos llegado a esto. Pero claro, lo dije verbalmente, solo hace un mes empecé a poner escritos", añade. 

El Ayuntamiento de Arrecife es otra de las instituciones a las que este vecino ha dirigido un escrito para dar cuenta de los "problemas de convivencia" que según él generan estos ocupas, que además asegura que están "conectados al alumbrado público". 

 

 

*Nota de corrección: En este artículo se incluyó inicialmente una fotografía para mostrar los desperfectos causados en la ventana del denunciante, pero por un error la imagen no correspondía con su vivienda, sino con la de otro vecino que nada tiene que ver con los hechos.

En esta sección
Comentarios