25/Abr/2019

LOS AGENTES HABLARON CON PERSONAL DEL HOSPITAL BUSCANDO PISTAS SOBRE LA JOVEN

Romina acudió a Urgencias con heridas dos días antes de su muerte

Según fuentes cercanas a la investigación, se acabó marchando del Hospital porque tardaban en atenderla. Unos meses antes también había presentado una denuncia por malos tratos

Imagen del cartel colocado por una amiga de la familia a la entrada del complejo donde residía (FOTOS: Sergio Betancort)
Imagen del cartel colocado por una amiga de la familia a la entrada del complejo donde residía (FOTOS: Sergio Betancort)
Romina acudió a Urgencias con heridas dos días antes de su muerte

Dos días antes de la noche en la que se cree que falleció Romina Celeste Núñez, la joven acudió a Urgencias del Hospital Doctor José Molina Orosa de Arrecife presentando diversas heridas. Así lo han señalado a La Voz fuentes cercanas a la investigación, que afirman que Romina se acabó marchando del centro hospitalario porque tardaban en atenderla. Por su parte, el director del área de Salud de Lanzarote, Erasmo García, ha señalado a este medio que desconocía los hechos y que se informará sobre lo ocurrido cuando la joven acudió al Hospital tras haber sufrido una posible agresión.

Según las mismas fuentes, los agentes obtuvieron esa información gracias a los distintos frentes de investigación abiertos tras la desaparición de Romina, que les llevaron a hablar también con personal del Hospital, al constar al menos una denuncia que había presentado unos meses antes contra su marido por malos tratos. Y dentro de esas pesquisas, habrían localizado a una trabajadora que identificó a la joven y que habría hablado con ella cuando estuvo en Urgencias, aunque después no llegó a ser atendida.

Esa visita al hospital se produjo el 29 de diciembre y dos días después, en la noche de Fin de Año, se perdió todo rastro de la joven. Ahora, además de tratar de localizar su cuerpo, los agentes buscan indicios que puedan confirmar si fue víctima de un crimen de violencia de género y si venía sufriendo también malos tratos por parte de su marido. De hecho, consta al menos una denuncia que la joven presentó contra su pareja el pasado mes de agosto, solo tres días antes de su boda, aunque después se terminó archivando, según algunas fuentes porque ella misma podría haber retirado la denuncia.

 

Los cambios de versión del detenido


El marido de Romina, Raúl Díaz Cachón, que no denunció la desaparición hasta ocho días después, aseguró en un primer momento a la Guardia Civil que esa noche habían tenido una discusión, que él se marchó de casa de madrugada y que cuando regresó al día siguiente ella no estaba, por lo que en un primer momento pensó que se había ido de casa. Sin embargo, tras su arresto, cambió su versión y declaró que al volver al domicilio se había encontrado fallecida a la joven y que entonces decidió deshacerse del cadáver “por miedo”, aunque negó haber participado en su muerte.

Tanto en esa declaración como en una conversación telefónica que mantuvo con su primo, que fue intervenida por la Guardia Civil y que fue clave para su detención, Raúl Díaz dio detalles de lo que hizo con el cuerpo y de cómo supuestamente lo arrojó después al mar por distintos puntos de la costa de Lanzarote. Esto ha llevado a los agentes a iniciar una búsqueda que de momento les ha llevado a Los Hervideros y a Costa Teguise, en la zona de Los Ancones, aunque no descartan que los lugares señalados por el detenido no sean reales.

Además, este martes han registrado el domicilio en el que vivía la pareja con una unidad especializada. Hasta allí han trasladado al detenido para que estuviera presente durante la inspección, que se ha extendido también a las zonas comunes del complejo residencial donde se encuentra la casa, en la urbanización El Palmeral, donde han acudido con perros para rastrear la zona.

En esta sección
Comentarios