18/Ago/2018

TAMBIÉN SE LE VE COMETIENDO UN HURTO EN EL MERCADILLO DE TEGUISE

La Policía Nacional investiga un vídeo de un joven que se grabó robando en comercios de Arrecife

"Hay que ser lo más cantoso posible para que no te digan nada", dice el autor en la grabación, que ha publicado en redes sociales para mostrar cómo supuestamente comete distintos hurtos 

La Policía Nacional investiga un vídeo de un joven que se grabó robando en comercios de Arrecife

Fragmentos del vídeo publicado en Instragram, que ha sido editado por La Voz para pixelar los rostros de las víctimas y del autor, que podría ser menor de edad, y las marcas, que sí aparecen en la versión original.

 

La Policía Nacional está investigando un vídeo publicado en la red social Instagram, en el que aparece un joven que se grabó a sí mismo, supuestamente, robando en distintos comercios de Arrecife, así como en el mercadillo de Teguise. "Hay que ser lo más cantoso posible para que no te digan nada", dice el autor en la grabación. 

Desde la Policía Nacional han afirmado a La Voz que ya están investigando "el contenido y la veracidad" de los hechos que se ven en la grabación, para comprobar que efectivamente se produjeron los robos y no fueron simulados por el joven, al que se le ve claramente en el vídeo.

En las imágenes, primero se ve cómo entra en una perfumería de la capital y, tras preguntar a una dependienta por el precio de un perfume, le dice que si cree en Dios. "Pues que Dios se lo pague, gracias", añade el joven, que acto seguido sale corriendo y abandona el establecimiento con el perfume en la mano.

En otra parte del vídeo, el joven muestra cómo roba un balón de fútbol en otro comercio de Arrecife dándole una patada y tirándolo para la calle, para posteriormente recogerlo una vez fuera. "El hurto perfectísimo", manifiesta en la grabación, donde también sale robando en distintos supermercados, así como comiendo en dos restaurantes, de los que que se va sin pagar. "Sinceramente, hasta yo flipo de lo increíble que está siendo esto. Soy tan cantoso que no pasa absolutamente nada", se le escucha afirmar entre risas. 

En el mercadillo de Teguise, el joven aprovecha que una comerciante está despistada para robarle varias carteras. Posteriormente, se dirige a ella diciéndole que vio a un ladrón que se las llevó y que él las encontró, pidiéndole a la mujer que le regale una por haberlas encontrado. "Te juro que miré al ladrón y lo plaqueé", le dice a la comerciante, que le deja llevarse una de las carteras. 

En esta sección
Comentarios