11/dic./2019

AL PARECER, AL JOVEN SE LE CAYÓ UN ELEVADOR ENCIMA CUANDO TRABAJABA

El piloto lanzaroteño Roberto Hernández fallece en un accidente laboral en la construcción

Al parecer, al joven se le cayó un elevador encima cuando trabajaba. Desde el mundo del motor, al que estaba muy vinculado, ya han empezado a expresar sus condolencias…

El piloto lanzaroteño Roberto Hernández fallece en un accidente laboral en la construcción

El joven lanzaroteño Roberto Hernández Rodríguez falleció en la tarde de este jueves en un accidente laboral en el sector de la construcción. “Desde VMRM System queremos expresar nuestro más sincero pésame a sus familiares y amigos”, publicaba horas después del suceso una empresa vinculada al mundo del motor. Y es que el joven, conocido como "El Pollo", estaba muy ligado a este deporte, habiendo participado en distintos rallys como piloto.

Su fallecimiento se produjo alrededor de las 18 horas, mientras trabajaba en una cantera de extracción de áridos ubicada en Güime, según ha confirmado el 112. Según han indicado desde la Guardia Civil, la muerte del joven piloto, que tenía 30 años, fue causa de un "aplastamiento", al caerle encima "maquinaria pesada". Hasta allí acudieron varios agentes y también sanitarios en dos ambulancias del Servicio de Urgencias Canario y personal del centro de salud. Sin embargo, a su llegada únicamente pudieron certificar su muerte. La Guardia Civil de Costa Teguise, junto con Inspección de Trabajo, se han hecho cargo de la investigación de lo sucedido, para determinar en qué circunstancias se produjo y, si es preciso, depurar responsabilidades.

Roberto Hernández residía desde hace un tiempo en Gijón, por motivos académicos, aunque este verano se encontraba en Lanzarote y había conseguido un empleo en una empresa constructora de la isla. Y fue trabajando donde perdió la vida este jueves. Fuentes cercanas al joven han indicado a La Voz que, al parecer, fue concretamente un elevador la máquina que le cayó encima y le causó la muerte.

COCHE ROBERTO

Su fallecimiento ha llevado el luto al mundo del motor, así como a los numerosos amigos y familiares de este joven. Roberto estudió en Tías, en el CEIP Alcalde Rafael Cedrés. Además de los rallys y las motos, otra de sus pasiones era el mar. Actualmente, se estaba formando en la localidad asturiana de Gijón para convertirse en agente de la Guardia Civil.

En esta sección
Comentarios