27/feb./2020

EL HERMANASTRO TAMBIÉN CULPÓ AL PADRE Y ASEGURÓ QUE LES MALTRATABA

La madrastra de Verónica declaró que el padre la había dejado embarazada: “Me dijo que no me preocupara, que él lo solucionaría”

La madrastra de Verónica y uno de sus hijos, que ha sido enviado junto a ella a prisión provisional, han intentado descargar sobre el padre todas las culpas del calvario que vivió la joven. En sus declaraciones, ...
La madrastra de Verónica declaró que el padre la había dejado embarazada: “Me dijo que no me preocupara, que él lo solucionaría”

La madrastra de Verónica y uno de sus hijos, que ha sido enviado junto a ella a prisión provisional, han intentado descargar sobre el padre todas las culpas del calvario que vivió la joven. En sus declaraciones, ambos responsabilizaron de los malos tratos al padre, que padecía un cáncer en fase terminal y falleció este lunes en el hospital. Incluso, el hermanastro de Verónica se presentó como otra víctima de esas supuestas agresiones del padre.

Esta versión difiere con [el relato aportado a La Voz de Lanzarote por el único hermano carnal de Verónica->75486], que asegura que fueron la madrastra y sus hijos quienes les maltrataron a él y a su hermana durante años, ante la indiferencia de su padre.

Sin embargo, la madrastra responsabilizó de todo a su pareja y padre de los niños. Incluso, aseguró que él había abusado de Verónica y la había dejado embarazada. Según han señalado a La Voz fuentes próximas a la causa, en su declaración tras ser detenida, Carmen Delia explicó que la propia Verónica le dijo que estaba embarazada, y que ella se alegró pensando que tenía un novio y que “iba a ser abuela”. “No te alegres tanto porque ya sabes de quién es”, asegura que le dijo entonces la joven.

Según su relato, que choca frontalmente con el del hermano de Verónica, después de eso tuvo una discusión con su marido. “No te preocupes, que yo lo solucionaré”, asegura que le dijo al terminar la conversación. La madrastra, en su declaración, no habló expresamente de asesinato. Lo que sostiene es que el padre encerró entonces durante dos días a la joven en un cuarto, y que lo siguiente que supo de ella es que había muerto.

El padre lo negó todo

Por su parte, el padre de Verónica negó todas las acusaciones. Tras su detención fue trasladado al Hospital y allí prestó declaración, dos días antes de morir. Al parecer, su testimonio fue confuso, pero sí aseguró que nunca maltrató a sus hijos y que ha sido “un buen padre”.

En cuanto al hermanastro, en su primera declaración aseguró no saber nada del posible asesinato de la joven. Alegó que en esa época él no vivía en el domicilio familiar y se limitó a señalar que la joven estaba embarazada, y que sólo sabía que después de eso había desaparecido. Sin embargo, después volvió a declarar y admitió que sabía que Verónica había muerto y que su madre le pidió ayuda, porque el cadáver estaba sobre una cama, en una de las habitaciones de la casa.

Al parecer, según han señalado a La Voz fuentes cercanas a la investigación, la Policía ha encontrado mensajes en los teléfonos móviles, enviados hace unos meses por WhatsApp, en los que la familia habla de que deben deshacerse de “quien tú sabes”.

Víctimas o verdugos

Durante su declaración, el hermanastro de la joven describió un ambiente de malos tratos y palizas en el hogar, aunque en todo momento culpó al padre de Verónica, y no a su madre. Según él, todos los hijos pasaban temporadas fuera de la casa para huir de esa situación, aunque hacían visitas o terminaban volviendo “porque su madre se lo pedía”.

Sin embargo, el hermano carnal de Verónica, José Luis, ha asegurado a La Voz que su padre jamás les puso la mano encima, y que quien les hizo vivir una pesadilla cuando eran unos niños fue su madrastra. “Mi hermana y yo éramos como esclavos. Estábamos siempre en casetas, alejados de ellos. Yo intentaba protegerla. A veces ellos comían una cosa y nosotros otra. Había veces que dormíamos con los perros o en el campo, en la playa de Tenésara, con lluvia y con frío”, relató a La Voz, asegurando que sus hermanastros también les humillaban, les usaban “como muñecos de prueba para sus juegos” y hasta el pequeño llegó a agredirle cuando eran unos niños.

De momento, el Juzgado de guardia decidió el pasado viernes decretar prisión provisional para la madrastra y el hermanastro de Verónica. El joven está imputado por encubrimiento, pero en el caso de ella, el juez cree que pudo ser también responsable del presunto homicidio. Además, también ha imputado por encubrimiento a otra de sus hijas, hemanastra de Verónica, que ha quedado en libertad con cargos.

En cuanto a la Policía Nacional, este fin de semana ha regresado a la vivienda de Tinajo, para recoger muestras en la habitación y en la cama donde, según señaló finalmente su hermanastro, pudo haber estado el cadáver de la joven.

En esta sección
Comentarios