16/Ene/2019

SE HA IDENTIFICADO A DOS VÍCTIMAS, AUNQUE NO SE DESCARTA QUE HAYA MÁS

La Guardia Civil investiga a cinco personas por estafas en el alquiler de pisos en Lanzarote

Una de las investigadas es gestora de una inmobiliaria de un banco y presuntamente facilitaba a su pareja, cerrajero de profesión, la dirección de viviendas que iban a ser desalojadas para hacer una copia de las llaves y luego ofrecerlas en alquiler

La Guardia Civil investiga a cinco personas por estafas en el alquiler de pisos en Lanzarote

La Guardia Civil ha investigado a una mujer y a cuatro hombres, de edades comprendidas entre los 19 y los 27 años y con varios antecedentes contra el patrimonio, como presuntos autores de un delito continuado de estafa, ya que ofertaban el alquiler ficticio de un apartamento en un complejo residencial de Costa Teguise. En total consiguieron hacerse al menos con 2.200 euros, procedentes de dos víctimas que han denunciando, aunque la Benemérita no descarta que haya más casos..

Las pesquisas comenzaron  el pasado día 14 de diciembre, cuando una de las víctimas denunció la estafa, informando a los agentes que había pagado mediante transferencia bancaria 1.100 euros en concepto de alquiler y fianza de un apartamento, “recibiendo posteriormente numerosas excusas para la entrega de la llave” y observando que el piso en cuestión seguían anunciándose en Internet, concretamente en la red social Facebook, como disponible para el alquiler.

El Área de Atención al Ciudadano de la Guardia Civil de Costa Teguise recopiló una serie de información que sirvió a los agentes del Área de Investigación para localizar a uno de los presuntos autores de la estafa, de iniciales J.C.M.R., el cual se presentaba en sus redes sociales como agente de la Guardia Civil “para obtener la confianza de sus víctimas”, según la Benemérita.

Junto a otro de los investigados, de iniciales C.D.D.S., esta persona se encargaba de captar a las víctimas y de enseñarles un apartamento, consiguiendo que le entregaran la cantidad de dinero establecida en el anuncio (550 euros de alquiler y otro tanto en concepto de fianza) sin firmar contrato alguno y “con falsas promesas de ocupación inmediata del inmueble”. Sin embargo, en días posteriores no cumplían con el acuerdo referido aludiendo diversas excusas, como reparaciones de última hora en el apartamento.

 

Primeros investigados


Tras las citadas gestiones policiales, la Guardia Civil recopiló los primeros indicios para identificar e investigar a J.C.M.R. y C.D.D.S. –contando además este último con medidas cautelares de alejamiento de su expareja sentimental- como presuntos autores de un delito de estafa por los dos casos relatados. Además, se investigó a una tercera persona de iniciales I.C.C. como colaborador en la estafa.

Continuando con las pesquisas policiales los agentes del Área de Investigación obtuvieron indicios sobre la participación de más personas en estas estafas de alquiler, logrando la identificación de un hombre y una mujer –pareja sentimental- que presuntamente usaron sus respectivos puestos de trabajo (cerrajero y gestora de una inmobiliaria de un banco) para facilitar las llaves de los inmuebles recuperados por la entidad bancaria y su localización a los dos primeros investigados, que posteriormente se los enseñaban a las víctimas de las estafas.

Según la Guardia Civil, estas cinco personas formaban “una asociación ilícita con una estructura y reparto de funciones definido, ya que gracias a su trabajo, la gestora de inmuebles conocía con antelación la ubicación, fecha y hora de los lanzamientos judiciales de su entidad bancaria, acudiendo posteriormente su pareja – el cerrajero- que obtenía a escondidas una copia de la llaves, para posteriormente dárselas a J.C.M.R. y C.D.D.S., quienes se encargaban de captar y recibir el dinero de las víctimas”.

Aunque hasta el momento se han denunciado dos casos, uno el día 14 y otro el 16 de diciembre, los investigadores no descartan que haya más víctimas de estos hechos.

En esta sección
Comentarios