25/may./2020

Fiscalía acusa al marido de Romina de homicidio, maltrato habitual, profanación de cadáveres y otros tres delitos

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife ha iniciado el procedimiento para que sea juzgado por un jurado popular
Fiscalía acusa al marido de Romina de homicidio, maltrato habitual, profanación de cadáveres y otros tres delitos

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife ha iniciado el procedimiento para llevar ante el Tribunal del Jurado la muerte de la joven Romina Celeste, por la que su marido fue enviado a prisión provisional. Además, Fiscalía ya ha concretado su acusación contra Raúl Díaz, al que imputa hasta seis delitos: homicidio, maltrato habitual, profanación de cadáver, dos delitos de lesiones y uno de simulación de delito. 

El Ministerio Fiscal considera que Raúl Díaz "dio muerte de manera voluntaria a su esposa" entre el 31 de diciembre de 2018 y el 1 de enero de 2019 y que "quemó y desmembró el cuerpo de la víctima" arrojando al mar los restos, de los que recuerda que solo apareció un pulmón en Costa Teguise. 

En cuanto a los delitos de maltrato habitual y de lesiones, Fiscalía sostienes que durante el tiempo que duró la relación de ambos, que se estima que dio comienzo "a finales de 2017", Raúl Díaz "agredió" a Romina "en distintas ocasiones". 

Al respecto, el Ministerio Fiscal concreta dos episodios, uno de ellos en agosto de 2018 "cuando ambos se hallaban hospedados en el Gran Hotel Arrecife" y otro tan solo días antes de la muerte de la joven, entre el 27 y 29 de diciembre, cuando ésta acudió "al servicio de urgencias" del Hospital Molina Orosa con "importantes lesiones" aunque "no fue vista por el médico al ir a buscarla" el acusado.  

Con respecto a la simulación de delito, Fiscalía recuerda que el marido de Romina denunció la desaparición de la joven ante la Guardia Civil, aunque no lo hizo hasta el 8 de enero, "pese a conocer perfectamente que no había existido tal desaparición, sino que él había dado muerte previamente a su pareja sentimental"

 

Declaraciones de testigos y pruebas pendientes de practicar


Además de iniciar el procedimiento para que el caso sea juzgado por un jurado popular, la magistrada del Juzgado de Instrucción número 1 de Arrecife también acordó, en autos del 18 y del 27 de noviembre, que se practiquen una serie de diligencias a petición de Fiscalía antes de cerrarse la instrucción. 

En concreto, se ha pedido la toma de declaración de dos agentes de la Policía Nacional, de un empleado del Arrecife Gran Hotel por el "episodio violento" registrado en estas instalaciones, y de dos facultativos del Servicio Canario de Salud que atendieron a Romina el 8 de agosto y el 21 de octubre de 2018. Dichas declaraciones ya se han fijado para el próximo 11 de febrero. 

Asimismo, se ha solicitado que se elabore un informe pericial al objeto de determinar si una tijera que el marido de Romina compró el 3 de enero de 2019 "es un instrumento apto para desmembrar un cuerpo", así como otros informes periciales para analizar mensajes y llamadas de distintos teléfonos, algunos de familiares de Romina
 

En esta sección
Comentarios