01/jun./2020

LA DEFENSA PIDE LA LIBRE ABSOLUCIÓN DE LOS ACUSADOS

La fiscal mantiene la petición de siete años de cárcel para los patrones de la patera que llegó a El Charco del Palo

La fiscal ha mantenido la petición de siete años de cárcel para cada uno de los presuntos patrones de la patera que llegó a El Charco del Palo, en Lanzarote, el pasado 20 de junio de 2009. ...
La fiscal mantiene la petición de siete años de cárcel para los patrones de la patera que llegó a El Charco del Palo

La fiscal ha mantenido la petición de siete años de cárcel para cada uno de los presuntos patrones de la patera que llegó a El Charco del Palo, en Lanzarote, el pasado 20 de junio de 2009. Brahim Jbilou y Mahmoud Ichiar están acusados de un delito contra los extranjeros y ambos se han declarado inocentes durante el juicio. Jbilou, que también está acusado de patronear la embarcación que llegó a Los Cocoteros, donde murieron 25 inmigrantes, ha asegurado que vino a España “para trabajar” y ahora se ve “sentado ante un juez”. Por su parte, Ichiar ha indicado que si supiera “manejar una embarcación, habría llegado hace mucho tiempo a España”.

El juicio se ha reanudado este jueves, después de que la vista oral se suspendiera el pasado viernes por un fallo en la videoconferencia, a través de la cual tenía que declarar un testigo, un policía nacional. Este agente ha testificado a través de este aparato y ha asegurado que tres inmigrantes subsaharianos que viajaban en la patera identificaron a los acusados como patrones de la embarcación. “Conseguimos que tres inmigrantes reconocieran quiénes eran los patrones”, ha asegurado, al tiempo que ha explicado que la identificación suele ser muy complicada, ya que la mayor parte de los inmigrantes “tienen miedo” a delatar al patrón.

Asimismo, ha rechazado las acusaciones vertidas por Brahim Jbilou y Mahmoud Ichiar, quienes en la sesión del viernes aseguraron que fue la policía la que les obligó a autoinculparse. “A mí no me pagan más ni me pagan menos por eso. Yo no tengo ningún interés en que alguien que no haya cometido un delito vaya a la cárcel”, ha señalado el policía nacional. Tras este testimonio, se ha procedido a la proyección de la declaración de los tres testigos subsaharianos que afirmaron ante la policía que Jbilou e Ichiar eran los patrones de la patera.

Tras oír todos estos testimonios, la Fiscalía ha mantenido la pena de siete años de prisión para cada uno de los acusados y ha considerado que “queda clara su participación en la patera”. “Ha quedado claro que ambos acusados patronearon una patera hasta El Charco del Palo, favoreciendo el tráfico ilegal de personas o la inmigración clandestina”, ha concluido la fiscal, Yolanda López-Gómez.

"Testimonios contradictorios"

Por su parte, los dos defensores de los dos detenidos han solicitado la libre absolución para cada uno de ellos. Miguel Barreto, el abogado de Brahim Jbilou, ha justificado esta petición en que en la rueda de reconocimiento “hubo defectos de forma, ya que los acusados siempre se colocaron en el mismo lugar”.

Asimismo, ha asegurado que su defendido “no viajaba en la patera”. “A él se le encontró en Arrecife, muy lejos del lugar de los hechos. ¿Cómo llegó la policía a él? Mi defendido no se dedica a patronear pateras, sino que intenta llegar al destino como viajero”, ha afirmado, al tiempo que ha subrayado que “en la instrucción hubo defectos de forma” y, además, “existen muchas contradicciones entre los testigos”.

Por su parte, el abogado de Mahmoud Ichiar, Carlos Viña, ha alegado que su defendido “no era patrón de esa patera y sólo vino en ella”. Además, ha puesto en duda el atestado policial, ya que en él los tres subsaharianos que afirmaron que Ichiar era el patrón del cayuco “lo dicen con las mismas palabras, con la misma expresión, pese a que son de países diferentes”.

Viña ha indicado “que uno de estos testigos no reconoció a Ichiar en la rueda de reconocimiento”, por lo que ha considerado que estos tres subsaharianos se han convertido en “testigos no idóneos, ya que sus testimonios son contradictorios”.

Tras más de dos horas de vista oral, el juicio ha quedado visto para sentencia.

En esta sección
Comentarios