28/may./2020

LAS PRUEBAS FORENSES DEBEN DETERMINAR SI SON RESTOS HUMANOS O ANIMALES

Encuentran un “fragmento orgánico” en una playa de Costa Teguise e investigan si es del cadáver de Romina

Cuando aún no se había denunciado la desaparición de la joven, una persona encontró estos restos orgánicos y los dejó en un contenedor pensando que eran de origen animal. Después, al conocer la noticia, avisó a la Guardia Civil

Encuentran un “fragmento orgánico” en una playa de Costa Teguise e investigan si es del cadáver de Romina

La investigación por la muerte de Romina Celeste Núñez, cuyo cuerpo aún no ha sido localizado, podría tener un importante avance en las próximas horas. La clave está en un “fragmento orgánico” que fue localizado en una playa de Costa Teguise y que podría corresponder al cadáver de la joven, aunque de momento se está a la espera de las pruebas forenses que despejen cualquier duda sobre si se trata de restos humanos o animales.

El hallazgo se produjo en realidad hace más de dos semanas, el pasado 5 de enero, cuando aún ni siquiera se había denunciado la desaparición de Romina. Quien lo encontró fue una persona que trabaja en esa playa y en el momento pensó que correspondía a un animal, por lo que lo depositó en un contenedor. Sin embargo, cuando días después conoció por los medios de comunicación la noticia de la desaparición de Romina y posteriormente la búsqueda que se había iniciado en el litoral de la isla, decidió dar aviso a la Guardia Civil.

Aunque para entonces habían transcurrido más de diez días, los agentes pudieron recuperarlo, ya que estaba en un contenedor de obra que no había sido vaciado. Ahora, las pruebas del Anatómico Forense son las que en primer lugar deben confirmar si lo hallado es realmente de naturaleza humana.

 

Podría haber sido arrastrado por el mar


La zona donde apareció este “fragmento orgánico” encajaría al menos en parte con la confesión que realizó el marido de Romina, Raúl Díaz Cachón, que declaró que se fue deshaciendo del cuerpo de la joven en distintos puntos de la costa de la isla. Y uno de los puntos que señaló fue la zona de Los Ancones, también en Costa Teguise y a escasa distancia del lugar donde aparecieron estos restos, que podrían haber sido arrastrados hasta allí por el mar.

Tanto en Los Ancones como en Los Hervideros, que fue la otra zona señalada por el detenido, los agentes estuvieron buscando el cuerpo con buzos especializados entre los días 14 y 16 de enero, aunque finalmente decidieron suspender temporalmente la búsqueda, coincidiendo con el aviso dado por la persona que realizó este hallazgo en una playa de Costa Teguise.

 

“La siguiente no creo que lo cuente”


Mientras tanto, los agentes continúan con otros frentes de la investigación abiertos, para tratar de determinar cómo falleció la joven y para encontrar nuevos indicios sobre la participación de su marido. Y es que aunque Raúl Díaz Cachón confesó haberse deshecho del cadáver de Romina, negó haberle quitado la vida, asegurando que se la encontró muerta al volver a casa después de haberse marchado durante la Nochevieja en medio de una discusión. 

Sin embargo, tanto los investigadores como la juez instructora de este caso consideran que hay indicios de que fue el autor del crimen. De hecho, la magistrada ordenó su ingreso en prisión provisional, imputándole un delito de homicidio o asesinato –aún por determinar en función de los avances de la investigación-, así como otro de malos tratos habituales.

Entre otras cosas, consta una denuncia de Romina contra su marido solo dos días antes de su boda, el pasado mes de agosto, y los investigadores también han podido confirmar que acudió al hospital Molina Orosa tres días antes de fallecer. Sin embargo, pese a que acudió a Urgencias, el tiempo de espera que pasó allí hizo que finalmente decidiera marcharse sin ser atendida. "Este casi me mata, la siguiente no creo que lo cuente", le escribió ese día Romina a una persona cercana, en una conversación de Whatsapp a la que han tenido acceso los agentes.

En esta sección
Comentarios