19/ago./2019

LA ASOCIACIÓN TU ABANDONO ME PUEDE MATAR VUELVE A DENUNCIAR LA INSEGURIDAD

Agredidos dos funcionarios cuando intentaban disolver “una pelea multitudinaria” en la prisión de Tahíche

Al menos uno de ellos tuvo que acudir a urgencias tras recibir patadas en el cuerpo y en la cara después de caer al suelo. Unos 20 internos participaron en los disturbios

Agredidos dos funcionarios cuando intentaban disolver “una pelea multitudinaria” en la prisión de Tahíche

Dos funcionarios del centro penitenciario de Tahíche fueron agredidos en la noche de este lunes por varios internos cuando intentaban disolver “una pelea multitudinaria” que se originó en el módulo 3, que es “uno de los más conflictivos” de la prisión. Así lo han denunciado desde la asociación “Tu abandono me puede matar”, que explica que unos 20 reclusos participaron en los disturbios.

Según fuentes de la prisión, el funcionario que estaba a cargo del módulo intentó intervenir para disolver la pelea cuando se estaba iniciando y aún no se habían sumado tantos internos. Sin embargo, cuando intentaba separar a uno de ellos cayó al suelo y ahí comenzó a recibir patadas tanto en el cuerpo como en la cara. “Cualquier funcionario de prisiones sabe que lo peor que le puede pasar es caer al piso en una situación de este tipo”, subrayan desde la asociación. 

En ese momento, otro funcionario que estaba a cargo del módulo contiguo dio aviso para pedir refuerzos y, mientras llegaban, acudió a ayudar a su compañero, pero también terminó siendo agredido, aunque de menor gravedad. En cuanto al primero, sus compañeros señalan que acudió a urgencias tras el suceso y, aunque ya está en casa, tiene “un ojo morado y moratones por todo el cuerpo”, además de una lesión en la rodilla.

“Volaban sillas y mesas”, ha relatado a La Voz otro funcionario de la prisión, que cuestiona que están trabajando “bajo mínimos”, especialmente ahora que hay personal de vacaciones. Además, desde la asociación Tú abandono me puede matar insisten en que el problema está en los internos que se están trasladando a Lanzarote desde otras islas, cuando la cárcel de Tahíche no reúne las condiciones para acoger internos peligrosos. 

“La gente tiene miedo para ir a trabajar a ese módulo”, señala un funcionario con respecto al módulo donde ocurrieron los hechos, que es donde cumplen condena algunos de los presos llegados de otras islas. Además, subraya que unos 40 funcionarios, de los cerca de 85 que trabajan directamente con los internos, van a marcharse de Tahíche tras haber optado al concurso de traslados.

En esta sección
Comentarios