28/may./2020

TRAS LA DECLARACIÓN DE LOS IMPUTADOS, SE HA SUSPENDIDO EL JUICIO ORAL POR UN PROBLEMA TÉCNICO

Los acusados de patronear la patera que llegó al Charco del Palo afirman que fue la policía la que les obligó a declararse culpables

Los acusados de patronear la patera que llegó al Charco del Palo, en Lanzarote, el pasado 20 de junio, han negado que dirigieran la embarcación y han asegurado que fue la policía la que les obligó a ...
Los acusados de patronear la patera que llegó al Charco del Palo afirman que fue la policía la que les obligó a declararse culpables

Los acusados de patronear la patera que llegó al Charco del Palo, en Lanzarote, el pasado 20 de junio, han negado que dirigieran la embarcación y han asegurado que fue la policía la que les obligó a declararse culpables. El juicio oral que se ha celebrado este viernes en la sala de la Audiencia Provincial, en los Juzgados de Arrecife, ha tenido que suspenderse por un problema técnico, después de que declararan los imputados. La sesión se reanudará el próximo día 11.

Brahim Jbilou y Mahmoud Ichiar, que han testificado con la ayuda de un traductor, han negado que manejaran la embarcación, en la que viajaban 27 personas, 6 de ellas menores. La Fiscalía pide para cada uno de ellos una pena de prisión de siete años, por un delito contra los extranjeros.

En primer lugar, ha declarado Brahim Jbilou, acusado también de patronear la patera de Los Cocoteros, en la que murieron 25 inmigrantes, muchos de ellos menores. Jbilou ha asegurado que él “no vino en esa patera” y, por el contrario, ha indicado que llegó “sobre el 20 de junio” a la isla, pero en un barco de la compañía Naviera Armas, procedente de Las Palmas. Según ha indicado, residía en la capital grancanaria desde diciembre de 2008. Días después, la Guardia Civil le detuvo en las inmediaciones de un bar en Arrecife, donde se encontraba “borracho” con “un compatriota”.

Pese a que tanto el otro acusado como su compatriota declararon que Brahim Jbilou llegó a Lanzarote patroneando la patera, el detenido ha apuntado a que fue la policía la que obligó a estas dos personas a acusarle a él de estos hechos. “La policía les dijo que dijeran que yo había dirigido la patera”, ha indicado.

No obstante, ha reconocido que llegó a España en “siete u ocho ocasiones” de forma ilegal, por lo que fue expulsado nuevamente a Marruecos. Asimismo, ha insistido en que hizo varias veces el viaje en patera, pero “siempre como pasajero y nunca como patrón”.

“No entiende de mar”

Por su parte, el otro acusado de estos hechos, Mahmoud Ichiar, ha reconocido que viajaba en esta patera, pero “como pasajero” y ha acusado a otras dos personas, “del sur de Marruecos”, de manejar la embarcación. Pese a que en su declaración ante el juzgado de instrucción aseguró que Brahim Jbilou patroneaba el barco, durante este juicio oral ha cambiado de versión. “La policía me enseñó una foto de Brahim y me dijo que tenía que acusarle ante el juez”, ha asegurado. “Si decía eso, me devolvían a Marruecos”.

En este sentido, ha afirmado que Jbilou no venía con él en la patera, ha insistido en que desconoce por qué varios tripulantes de la embarcación le acusan de ser el patrón, y ha indicado que durante el viaje “temió por su vida”. Asimismo, ha asegurado que “en ningún momento tocó el motor, ya que no entiende de mar y no sabe de navegación”. Por el viaje en patera, ha indicado, que pagó 500 euros a un hombre llamado Sharif, “muy conocido en Guelmine”.

Tras la declaración de estos dos testigos, el juicio oral se ha suspendido por un problema técnico. Al parecer, el aparato de videoconferencia a través del cual iba a declarar un testigo, un policía nacional, estaba encendido mientras testificaban los acusados. No ha quedado claro si el agente ha escuchado estas declaraciones pero, no obstante, la jueza ha preferido levantar la sesión, que se reanudará el próximo día 11 a las 10.15 horas.

En esta sección
Comentarios