11/Dic/2018

AFIRMAN QUE EL AYUNTAMIENTO LES HA PROMETIDO UNA SOLUCIÓN EN UNA SEMANA

Aplazado 10 días el desahucio de una familia con tres hijos menores de una vivienda de Arrecife

La familia iba a ser desahuciada este viernes de un inmueble propiedad de un banco que ocuparon en el barrio de Altavista "por necesidad", pero el Juzgado ha suspendido temporalmente el desahucio 

Aplazado 10 días el desahucio de una familia con tres hijos menores de una vivienda de Arrecife

Fotos: Sergio Betancort 

 

Una pareja con tres hijos menores de edad, que iba a ser desahuciada este viernes de una vivienda del barrio de Altavista propiedad del BBVA, podrá finalmente quedarse en el inmueble aunque solo durante 10 días más. Ese es el plazo que el Juzgado ha dado a esta familia, que ocupó el inmueble hace casi seis meses "por necesidad", justo cuando se iba a producir el desahucio, el cual finalmente se ha suspendido. 

Aridany Sánchez  tiene 28 años, vive con su mujer y sus tres hijos de uno, ocho y diez años y hasta hace casi medio año "estaba viviendo de alquiler". Sin embargo, al "subir los alquileres por las nubes", tener solo "trabajos temporales" y su mujer estar "en paro", afirma que se vio obligado a ocupar la vivienda de la que este viernes iba a ser desahuciado, ubicada en la calle Almería. 

"La casa es de un banco, que la tiene cerrada desde hace muchísimos años, no es de ningún particular y no le estaba haciendo daño a ninguna persona humilde como yo", ha señalado este padre, que asegura que no vio "otra alternativa" para que sus hijos "tuvieran un techo". Además, este joven apunta que "hace 15 días" él también se quedó sin trabajo, lo que ha agravado su situación. 

 

El Ayuntamiento de Arrecife se ha comprometido a darles una solución 


Para poder entrar en la vivienda, Aridany tuvo no obstante que "pagar 500 euros a los okupas que allí había antes". "Pero no me quedó otra opción, porque no tenía para pagar un alquiler y dos meses de fianza que te piden", señala este padre, quien tiempo después se encontró con la orden de desahucio. "Vinieron por aquí y me dieron un papel como que me tenía que ir. Y ninguna solución ni poder recurrir ni poder hacer nada", critica Aridany, que ante ello decidió también acudir "al Cabildo y al Ayuntamiento de Arrecife" con la mediación de la concejal de Podemos en Arrecife, Leticia Padilla. Y es que, este joven apunta que ha encontrado una vivienda de alquiler por 300 euros, pero que no puede acceder a la misma "hasta el próximo mes". 

Por parte del Ayuntamiento de Arrecife, este joven afirma que la concejal de Servicios Sociales, Vicky Sande, se ha comprometido a darle una solución. "Que nos pueden dar un sitio donde quedarnos hasta cobrar el próximo mes, porque me piden 300 euros de alquiler y 300 euros de fianza y ahora mismo no los tengo", apunta Aridany Sánchez, quien sin embargo afirma que esta solución no llegaría "hasta el próximo viernes". "El lunes tenemos una reunión, pero hasta el viernes no tendríamos nada", añade. 

"Y el próximo mes, con los 420 euros que cobró el paro y los 270 euros de ayuda por mis hijos pagaríamos la casa, aunque nos tendremos que buscar la vida para comer", señala este joven, para quien "lo importante" es que sus hijos "tengan un techo". 

 

"¿No decían que los bancos ya no podían expulsar a las familias?"


"¿No decían que los bancos ya no podían expulsar a las familias?", ha cuestionado por su parte la concejal de Podemos en Arrecife, Leticia Padilla, señalando además que "hay jurisprudencia al respecto" y que "el Estado Español reconoce expresamente el derecho a una vivienda digna y adecuada en el artículo 47 de su Constitución". 

"Y el 15 de octubre de 2013, el Trubunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH) paralizó cautelarmente el desalojo de dos familias que habitaban en un bloque de viviendas propiedad de la Sociedad de activos provenientes de la reestructuración bancaria (Sareb)" de conformidad con el Convenio Europeo de Derechos Humanos, apunta Padilla, señalando que "en este mismo sentido se había pronunciado el mismo tribunal al impedir cautelarmente el desalojo de su residencia habitual de dos familias de la ciudad de Madrid sin que previamente existiera una alternativa habitacional adecuada".

"El TEDH ha calificado los desalojos como la forma más extrema de injerencia en el derecho a la protección del domicilio, condenando la ausencia de condiciones mínimas de habitabilidad y la obligación de proveer un realojo adecuado a partir de dichos derechos", ha concluido la edil de Podemos en Arrecife. 

En esta sección
Comentarios