06/abr./2020

SU HERMANO SE HIZO "PASAR POR ÉL" Y LE APUNTÓ AL PROGRAMA

El lanzaroteño que conmovió en Got Talent: "Nunca he pensado en aspirar a la fama pero agradezco la oportunidad"

Jordi García, que tiene 38 años y vive en Caleta de Famara, recibió el 'sí' de los cuatro miembros del jurado pasando a la siguiente fase del concurso: Aún no sé cómo digerir todo esto porque es una sensación que no se puede explicar con palabras"

Jordi García, a la izquierda, junto a su hermano Juan Andrés
Jordi García, a la izquierda, junto a su hermano Juan Andrés
El lanzaroteño que conmovió en Got Talent: "Nunca he pensado en aspirar a la fama pero agradezco la oportunidad"

"Yo nunca he pensado en aspirar a la fama, pero estoy agradecido de que me hayan dado la oportunidad". Estas han sido las palabras de Jordi García, el lanzaroteño que con su improvisación rapera y de beat box conmovió al jurado del programa Got Talent de Telecinco, recibiendo el 'sí" de sus cuatro miembros, que le dieron el pase a la siguiente fase del concurso. 

Jordi García, que tiene 38 años y vive en Caleta de Famara, no pensó nunca ni en dedicarse a la música ni en presentarse a un programa de talentos. Sin embargo, su hermano Juan Andrés decidió hace unos años hacerse "pasar por él" y presentar la solicitud para Got Talent.

"Y yo justo me fui ese año para Inglaterra y estando allá me llamaron", ha relatado el hermano de Jordi, quien sin embargo no fue al casting. "Yo me considero un tipo humilde y lo que hago es porque me nace, porque me viene a la cabeza, pero no porque piense dedicarme a esto y por eso yo personalmente no llamé a ningún programa de esto", ha señalado por su parte Jordi. 

A pesar de ello, el año pasado el concurso volvió a ponerse en contacto con él. "Y entonces ahora, que estaba aquí presente, me lo lleve a rastras para que fuera", ha señalado Juan Andrés García, quien quería que su hermano tuviera "una oportunidad muy grande después de todo lo malo que ha vivido". 

"Yo no pensaba que fuera a pasar el casting", ha reconocido sin embargo Jordi. "No sé cómo explicar la sensación. Aún no sé cómo digerir todo esto porque es una sensación que no se puede explicar con palabras", ha respondido al ser preguntado sobre cómo se sintió cuando al ver que los miembros del jurado estaban conmovidos y que le dieron el pase a la siguiente fase. 

Para enfrentarse a la actuación, Jordi ha explicado que tuvo que pensar en que no se iba a enfrentar a nadie, sino en que estaba "solo" y que "no había público". "Y estoy preparándome mentalmente para la siguiente", ha señalado este lanzaroteño, que ha afirmado que aún no le han comunicado desde el programa la fecha de la próxima fase.

Sobre lo que interpretará en la próxima actuación, Jordi ha señalado que será de nuevo una improvisación, porque es lo que él hace. "Claro que me podría poner a componer, pero yo fluyo", ha apuntado este lanzaroteño, que si bien no piensa en un futuro musical, ha reconocido que si le viene la oportunidad, la cogerá. 

Escuche la entrevista que hizo en Radio Lanzarote-Onda Cero

En esta sección
Comentarios