12/Dic/2017

EL ARCHIPIÉLAGO EXPERIMENTÓ EN 2016 UN INCREMENTO DEL 0,92% RESPECTO A 2015

Lanzarote, la isla de Canarias con menos donaciones de sangre por habitante

El año pasado tan solo se registraron 12,16 donaciones por cada mil residentes, frente a las 37,1 de Gran Canaria o las 32,09 de Tenerife

Lanzarote, la isla de Canarias con menos donaciones de sangre por habitante

Lanzarote es la isla que registró el índice más bajo de donaciones de sangre en 2016 de todas las del archipiélago canario, con 12,16 por cada mil habitantes conejeros, según los datos ofrecidos por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. Sin embargo, el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia, adscrito a la Consejería, incrementó sin embargo sus donaciones en 2016 en un 0,92%, al pasar de 65.103 en 2015 a 65.704 el pasado.

El 91,24% de las donaciones procedieron de las islas capitalinas, teniendo Gran Canaria un índice de 37,1 donaciones por cada mil habitantes, seguida por Tenerife con un índice de 32,09. A éstas le siguieron El Hierro (30,04), La Palma (21,68), La Gomera (20,01), y Fuerteventura (13,97).

El número de posibles donaciones registradas el pasado año fue de 79.905, lo que, según la Consejería de Sanidad, “indica la enorme generosidad de muchos canarios”. De esta cantidad, se hicieron efectivas 65.704 donaciones, ya que 14.201 no pudieron hacerlo por no adecuarse a los criterios de selección de donantes, establecidos en la Ley 1088/2005 de 16 de septiembre, con el fin de obtener el mayor nivel de seguridad en una posible transfusión.

En cuanto a las donaciones realizadas en los recursos propios del ICHH, se obtuvieron 42.210 mientras que los hospitales canarios aportaron 23.494, incorporándose al sistema como nuevos donantes 10.346 personas.

 

El perfil del donante en Canarias es un hombre de 36-45 años


El total de personas que proporcionaron esas donaciones, según la Consejería de Sanidad, fueron 51.324 mientras que en el año anterior registraron un total de 51.063. El 38,3% de las donaciones las aportaron los donantes pro-activos, que son los que lo hicieron dos o más veces al año en 2016. El resto, un 61,6%, fueron donantes con sólo una donación, entre los que se encontraban donantes activos -de carácter más ocasional- y se sumaron como nuevos 10.346.

El perfil del donante de sangre en Canarias durante el pasado año es de una persona de entre 36-45 años, mayoritariamente hombre. Sin embargo, la Consejería ha destacado "una cada vez  mayor implicación en la donación por parte de las mujeres, algo que se traduce en un incremento del 3,13% con respecto a las registradas el año anterior".

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha manifestado que “este proceso en cadena no tendría ningún sentido sin la figura principal del donante de sangre y aféresis”, una modalidad de donación de sangre en la que se separan desde un principio los diferentes componentes de la sangre. “Personas que con una generosidad anónima, día tras día, aportan de modo altruista algo de sí mismas. Vaya desde aquí  nuestro agradecimiento en nombre de todos los canarios y canarias”, han añadido.

En esta sección
Comentarios