25/Abr/2018

LOS TRABAJADORES CUENTAN CON EL APOYO DEL SINDICATO CSIF SANIDAD LANZAROTE

La huelga en el servicio de Urgencias del Hospital Molina Orosa arrancará el 29 de enero

La plantilla pide a la población que se sume a sus reivindicaciones:  "Nuestra lucha es para mejorar la calidad asistencial que los pacientes se merecen en un sistema sanitario público" 

La huelga en el servicio de Urgencias del Hospital Molina Orosa arrancará el 29 de enero

La huelga de los trabajadores del Servicio de Urgencias del Hospital Doctor José Molina Orosa arrancará finalmente el 29 de enero. Así lo ha anunciado el Comité de Huelga tras dar registro de manera oficial al preaviso de la misma en la mañana de este viernes. El paro, que es de carácter indefinido y arrancará a las 00:00 horas, cuenta con el apoyo del sindicato CSIF Sanidad Lanzarote y finalizará "tras negociación colectiva aceptada por el Comité de Huelga"

En un comunicado se recuerda que fue el pasado de 9 de enero, en asamblea, cuando los trabajadores de Urgencias del Hospital Molina Orosa acordaron "de manera unánime" ir a la huelga después de que, según aseguran, hubieran solicitado "hasta en dos ocasiones reuniones con responsables de la Gerencia y de Dirección de Enfermería, no recibiendo respuesta alguna hasta el día de la asamblea", convocándoles a una reunión para el 31 de enero y solicitándoles que acuda "un único representante interlocutor del personal de enfermería que debe ser elegido de manera unánime", lo que el Comité de Huelga considera "un agravio comparativo" debido "a que el conflicto laboral afecta a todas las categorías profesionales". 

Y es que, si bien es cierto que afirman que en un principio la movilización sólo iba a ser del colectivo de enfermería y de auxiliares, apuntan que "una vez celebrada la asamblea se sumaron el colectivo médico e informadores". "Creemos que deben ser convocados todos los que componen el Comité de Huelga", se señala en el comunicado, donde se explica que el mismo lo comprenden cinco trabajadores: tres enfermeros, un auxiliar de enfermería y un médico. Así, añaden,  "a partir de ahora cualquier tipo de negociación deberá ser tramitada a partir del Comité de Huelga establecido y elegido en la asamblea de trabajadores celebrada". 

En dicha asamblea, según indica, los trabajadores fueron exponiendo sus quejas, que se traducen en "el colapso constante de pacientes ingresados que no pueden subir a planta por no tener camas asignadas libres o que tardan mucho tiempo una vez asignada dicha cama, además del aumento progresivo de pacientes cada año, sumado al aumento exponencial de turistas que visitan nuestra isla, y que de manera considerable utilizan nuestro servicio de urgencias". "A eso le sumamos que la planta de cirugía, con fecha prevista fin de obra de septiembre de 2017, sigue sin ser una realidad, con más de 40 camas que darían un desahogo bastante grande al hospital", añaden. 

Todo ello, aseguran, "se traduce en un aumento de la carga asistencial de manera significativa entre los diferentes profesionales del servicio, perjudicando sobre todo a la calidad asistencial de los usuarios".

 

Reivindicaciones de los trabajadores


Las principales reivindicaciones de los trabajadores dirigidas a la Gerencia para su aprobación son que, de manera "inminente" y "permanente", se abra el área trasera de observación con ocho camas disponibles, "dotando de personal por turnos de manera también permanente, entre los que tienen que figurar un médico, un enfermero, un celador y un auxiliar de enfermería". 

Así mismo, solicitan que dicho área cuente "con todo el material necesario para asegurar la calidad asistencial de los pacientes allí ubicados". El personal deberá formar parte de la plantilla del servicio de urgencias, y el funcionamiento de dicho área se gestionará por parte de los mismos, considerando propuestas formuladas con anterioridad como la posibilidad de destinar dicha zona a una unidad interna de urgencias de corta estancia", reclaman también. 

De igual forma, piden que se elabore "un protocolo, mediante colaboración entre el servicio de urgencias y los servicios de hospitalización, donde se detallen los mecanismos necesarios para agilizar el traslado de pacientes con cama asignadas a sus respectivas habitaciones, no descartando incluso que Urgencias decida, una vez la cama se encuentre disponible, cuando trasladar al paciente, como por ejemplo realiza en la actualidad la Unidad de Reanimación (REA)".

También se solicitan la implantación de un triage avanzado "mejorando la eficiencia y eficacia a la hora de agilizar tiempos de espera de los usuarios" y que se agilicen los tiempos de resolución de interconsultas enviadas desde el Servicio de Urgencias a los diferentes especialistas de guardia".

Entre sus reivindicaciones también figura el no dejar el servicio "sin cubrir puestos de informadores", que se mantengan los dos puestos de auxiliar administrativos en admisión de Urgencias, que se cree una "sala de espera de aerosoles" y, a medio o largo plazo, que se estudie un proyecto para convertir un único box de pediatría para unificar pacientes y crear un box de críticos de tres camas con amplitud donde actualmente se encuentra el box pediátrico de observación.

 

"Nuestra lucha es para mejorar la calidad asistencial"


Por último, los trabajadoreres de Urgencias del Hospital Molina Orosa piden a la población que se una a ellos, señalando que su lucha "es para mejorar la calidad asistencial que los pacientes se merecen en un sistema sanitario público". 

En este sentido, apuntan que, durante el periodo de huelga, informarán a los pacientes de la situación y de sus reivindicaciones "para que comprendan que, con mejoras del servicio, mejorará también la calidad asistencial". "Luchamos por vuestros derechos y por vuestra salud", concluyen. 
 

En esta sección
Comentarios