25/may./2020

UNA COMITIVA CARNAVALERA RECORRIÓ EL CENTRO DE LA CIUDAD ANTES DEL PREGÓN

Arrecife revive el Carnaval de Manrique en un emotivo inicio de las fiestas

El pregonero, Servando Pérez Dorta, relató anécdotas vividas junto al artista. Además, los vecinos disfrutaron del espectáculo "Timanfaya, el sueño de César"

Arrecife revive el Carnaval de Manrique en un emotivo inicio de las fiestas

FOTOS: Sergio Betancort

 

Arrecife ya ha empezado a vivir su Carnaval Manriqueño. Los actos arrancaron a las 19 horas de este viernes, cuando se puso en marcha la comitiva carnavalera con salida desde las Cuatro Esquinas. A la cabeza iba un elenco de 80 artistas y figurantes dirigidos por Israel Reyes, que durante el recorrido escenificaron el espectáculo denominado "Timanfaya, el sueño de César", basado en los cuatro elementos de la naturaleza que el artista siempre tuvo muy presentes en su obra: el Fuego, la Tierra, el Aire y el Agua. 

A ellos se unieron los ritmos de la batucada Villa Pipol así como el pregonero, Servando Pérez Dorta, que haciendo honor a César eligió un diseño de la serie sobre los peces. Junto a él desfilaron también la alcaldesa del Ayuntamiento de Arrecife, Eva de Anta, y algunos ediles de la Corporación.

Cuando la comitiva llegó a la plaza frente al Almacén, la alcaldesa subió al escenario y se dirigió al público presente que abarrotaba los aledaños dándoles la bienvenida e invitándoles a participar de los actos programados por el Ayuntamiento hasta el día 9 de marzo.

Acto seguido presentó al pregonero, Servando Pérez Dorta, que muy emocionado comenzó su presentación saludando a las autoridades y público presente descubriendo una de las sorpresas que tenía muy bien guardada, invitando a subir al escenario a sus amigos y cómplices de muchos carnavales en el Almacén, los componentes del grupo Los Relamidos. Dirigidos por el profesor Alfonso Duro Cabezón, interpretaron el himno de la agrupación musical. A continuación, Servando Pérez comenzó a desvelar el contenido de su pregón, destacando que el carnaval de Arrecife era el segundo más importante de Canarias porque nos visitaban gentes de otras islas del archipiélago y de la península para disfrutar de aquellas llamadas "Fiestas de Invierno".

El pregonero también defendió que los lanzaroteños siempre hemos sido pioneros en el carnaval, poniendo como ejemplo a las agrupaciones ancestrales de Los Diabletes de Teguise y Los Buches de Arrecife, añadiendo además que el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria se originó en el barrio de La Isleta, formado por familias de Lanzarote que se habían trasladado hasta Gran Canaria en busca de trabajo. 

Servando hizo un llamamiento para que se pueda crear en Lanzarote el Patronato del Carnaval, dado el potencial que han demostrado tener estas fiestas para la economía y promoción turística y así volver a recuperar el lugar que le corresponde a Lanzarote en el Carnaval de Canarias. El pregonero recordó que el Carnaval celebrado en el Almacén tuvo dos etapas, la primera un carnaval íntimo donde solo los más allegados a César participaban en la fiesta y donde César y sus acompañantes eran los primeros en llegar con un disfraz espectacular diseñado por él y nada más entrar le preguntaba a Servando: “¿Me conoces?”. Entre los acompañantes se encontraban desde Pepe Damaso hasta Javier Gurruchaga y Pedro Almodovar.

En la segunda etapa, el pregonero explicó que él tuvo parte de resposnabilidad, ya que se dirigió a César para proponerle que el Almacén se convirtiera en un lugar de encuentro donde todos pudieran disfrutar del Carnaval de Arrecife. “No quiero que este lugar se convierta en algo chabacano”, señaló que le dijo el artista, a lo que él contestó que el pueblo de Lanzarote es carnavalero y Arrecife no conbataba con el lugar que les pudiera acoger a todos, por lo que entendía que el de César debía ser de todos los lanzaroteños. 

Finalmente, relató que tras reflexionar en silencio, César le respondió: “En tus manos está, pero procura no equivocarte”. Servando destacó el papel tan importante que tuvo César en el carnaval de el Almacén, así como Los Relamidos, sin olvidar a un grupo de carnavaleros pioneros, como José Negrín , Jaime Romero, José Mª Oncina, Toni Orosa, Juani, Paco o Domingo, entre otros muchos que se fueron sumando año tras año, teniendo también muy presente a Domingo Brito, que siempre destacaba con la elaboración de sus fantasías.

Otro de los grupos participativos era el formado por Pepe García, Juan Negrín, Carmelo Callero, Gabiel Cabrera  y Juanón. Entre las muchas anécdotas, destacó la que tuvo que afrontar con el grupo formado por Andrés El Fallo, Kiko el Italiano, Domingo el Comunista, Pablo el Peluquero y Miguel Pereira una noche en la que no cabía un alma en el bar. Según relató, ellos querían entrar con una vaca que pesaba más de 700 kilos y él no salía del asombro. Servando continuó contando muchas más vivencias destacando una frase de César que siempre le ha acompañado: “Crear con absoluta libertad, sin miedos y sin recetas, conforta el alma y abrir un camino a la alegría de vivir”.

Finalizada la lectura del pregón, la alcaldesa hizo entrega de un obsequio al grupo Los Relamidos por su participación y una escultura con el Puente de las Bolas al pregonero. Acto seguido, el grupo interpretó dos canciones con ritmos carnavaleros y una vez despejada la plaza el público pudo disfrutar con el espectáculo "Timanfaya, el sueño de Manrique", donde todos los artistas y figurantes tomaron la plaza poniendo en movimiento cada uno de los cuatro elementos de la naturaleza bajo la atenta mirada del numero público. Una vez finalizada la puesta en escena, la fiesta continuó con el concierto del grupo musical Proyecto Guateque, con un amplio y variado repertorio musical basado en los años 60 y 70.

En esta sección
Comentarios