18/feb./2020

EN LANZAROTE, TENDRÁ LUGAR LOS DÍAS 28, 29 Y 30 DE MARZO

Una asociación organiza una ruta de 260 kilómetros en bici para decir “no” a las prospecciones

Tendrá lugar en Fuerteventura y Lanzarote durante los dos últimos fines de semana de marzo. Finalizará el día 30 con un acto simbólico en Corralejo…

Una asociación organiza una ruta de 260 kilómetros en bici para decir “no” a las prospecciones

La asociación medioambiental majorera “Club de la Bici Verde” ha organizado una actividad en contra de las prospecciones petrolíferas. La prueba recorrerá 260 kilómetros en Fuerteventura y Lanzarote durante los dos últimos fines de semana de marzo. Con este acto, este colectivo quiere reivindicar un modelo de desarrollo sostenible y rechazar las prospecciones de Repsol.

Según los organizadores, un grupo máximo de 10 personas recorrerá durante seis días las carreteras principales de ambas islas. En Fuerteventura, tendrá lugar el 21, 22 y 23 de marzo y en Lanzarote el 28, 29 y 30. La ruta finalizará el día 30 con un acto simbólico en Corralejo.

La secretaria de esta asociación medioambiental, Raquel Asensio, ha explicado que hace unos meses Nigel Collingwood, ciclista y ambientalista residente en Fuerteventura, propuso esta actividad para manifestar el rechazo al petróleo.  “Nos pusimos manos a la obra. La bici es nuestro vehículo para reivindicar el valor del ecosistema canario y reclamar cambios en el modelo energético, de consumo y de convivencia”, ha señalado. Para participar en la ruta, es necesario inscribirse escribiendo a [email protected] antes del 14 de marzo.

Desde este colectivo creen que es un buen momento para realizar esta ruta reivindicativa, ya que se cumplen dos años de la convalidación del Real Decreto por el que el Gobierno estatal otorgó a Repsol permisos de investigación de hidrocarburos. Además, el próximo 1 de abril, se espera que el Tribunal Supremo dicte sentencia sobre los recursos interpuestos por varias instituciones canarias contra las prospecciones.

También está pendiente el trámite en el Ministerio de Medio Ambiente, que tiene que dar luz verde a estas operaciones a través de la Declaración de Impacto Ambiental. El plazo de esta declaración está “interrumpido” por falta de documentación del Ministerio y Repsol. 

En esta sección
Comentarios