02/abr./2020

ASEGURA QUE NO HAY INTENCIÓN DE RETRASAR LA ADJUDICACIÓN

Acuña admite que ha "echado la bronca" a los técnicos por la residencia de San Roque, cuyo concurso "parece gafado”

El concurso se publicó por tercera vez a medidados de septiembre, tras corregir dos veces los pliegos, pero ahora vuelve a estar suspendido...

Acuña admite que ha "echado la bronca" a los técnicos por la residencia de San Roque, cuyo concurso "parece gafado”

“Yo le echo cada bronca a los técnicos que no veas, porque no me gusta estar explicando estas cosas”. De esta manera se ha pronunciado el consejero de Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote, Marciano Acuña, después de que la Primera Institución insular haya tenido que suspender una vez más el concurso de la residencia de San Roque, en el municipio de Tinajo, que acababa de publicarse por tercera vez.

Acuña ha asegurado que “parece que el concurso está gafado”, pero ha defendido “que no hay ninguna intencionalidad de retrasarlo tanto, de verdad”. Esta nueva suspensión se ha acordado después de recibirse un recurso contra los pliegos, que deberá resolverse antes de continuar con el procedimiento.

En este sentido, el consejero ha señalado que “la queja, la reclamación de una empresa” ha hecho que la administración “tenga la obligación de suspender el concurso, contestar a la empresa y luego tomar una decisión”. “En este proceso estamos, de suspensión, de contestar a la empresa y luego continuará el procedimiento”, ha explicado.

No obstante, ha querido enviar un mensaje de “tranquilidad” a la población y ha asegurado que la residencia de Tinajo es “magnífica, está funcionando muy bien, la lleva una empresa y no hay ninguna queja de los trabajadores, ni de los usuarios”. “Hemos hecho unas reformas y ha quedado mucho más bonita. Es la que más me gusta, porque es la más familiar y pequeña”, ha indicado el consejero, que confía en que pronto se publique de nuevo el concurso de la residencia, ya por cuarta vez.

La adjudicación de este servicio acumula un largo retraso, después de que la primera convocatoria del concurso fuera anulada en 2013. Entonces, el Cabildo desistió de la licitación e inició un nuevo procedimiento tras detectar “errores” en los pliegos”. A mediados de 2014, la convocatoria se volvió a publicar, pero recibió alegaciones. Tras corregir de nuevo los pliegos, el Cabildo publicó por tercera vez el concurso el pasado 12 de septiembre, pero ha vuelto a suspenderse a la espera de resolver un nuevo recurso. 

En esta sección
Comentarios