22/sept./2019

EL SEPRONA HA ABIERTO UNA INVESTIGACIÓN SOBRE LA EMPRESA

Tías ordena a Lanzagrava suspender la explotación en parte de su cantera

Una de las tres zonas en las que se divide la parcela de la empresa está calificada como Suelo Rústico de Protección Cultural. El Seprona ha abierto una investigación al respecto…

Tías ordena a Lanzagrava suspender la explotación en parte de su cantera

El Ayuntamiento de Tías ha ordenado a Lanzagrava “suspender” los “movimientos de tierra y explotación” en una parte de la cantera de la empresa en el municipio. Así lo señala una resolución del Consistorio, fechada el pasado 22 de junio, y firmada por la concejal de Urbanismo, Saray Rodríguez, en la que se especifica que el Plan General de Ordenación de Tías califica esa parte de la cantera como Suelo Rústico de Protección Cultural. El Seprona, por su parte, ha abierto una investigación al respecto, para dilucidar si la empresa podría estar incurriendo en un posible delito contra la ordenación del territorio.

La parcela que Lanzagrava explota en Tías, en la zona conocida como “Las Majadas” y “Corral Prieto”, se divide en tres zonas distintas. En un primer decreto fechado el 16 de junio, el Ayuntamiento ordenaba la suspensión de los movimientos y el precinto de todas ellas, por estar explotándose “sin la preceptiva licencia municipal”. Sin embargo, tras las alegaciones de la empresa, una segunda resolución determinó “dejar sin efecto” la suspensión en dos de ellas y mantenerla en la tercera, que supuestamente se asienta en suelo protegido.

Ese primer decreto establecía también la incoación de un expediente para adoptar medidas de “restablecimiento del orden jurídico perturbado”.  Además, requería a Lanzagrava que en el plazo de dos meses desde la notificación solicitase la correspondiente licencia al Ayuntamiento.

Unos días después de ese primer decreto, el pasado 19 de junio, Lanzagrava presentó un escrito de alegaciones al Consistorio en el que pedía la suspensión de esa medida cautelar, “al solicitar licencia para extracción de áridos y explotación de la cantera para las parcelas A y C”.



El Ayuntamiento mantiene la suspensión en un área


Así, Lanzagrava pedía permiso para explotar dos de las zonas, pero no para la tercera, la parcela B, sobre la que todavía pesa la suspensión. El motivo por el que la actividad en esa “parcela B” sigue paralizada, según expone informe de los técnicos del Ayuntamiento que se adjunta a la resolución, es que el Plan General de Ordenación Urbana de Tías “califica la referida zona B” como “Suelo Rústico de Protección Cultural, que impide el aprovechamiento minero y el ejercicio de la actividad de extracción de mineral”.

Esto se pone de manifiesto en la documentación que Lanzagrava aportó en sus alegaciones. Junto con ese escrito, la empresa presentó una resolución del Cabildo de Lanzarote en la que se aprobaba la calificación territorial de las parcelas A y C que había solicitado la anterior propietaria de la cantera, Transportes y Excavaciones Nazaret S.L. Sin embargo, esa misma resolución de la Corporación insular denegaba la calificación de la parcela B “por encontrarse en Suelo Rústico de Protección Cultural”.

Junto con esos dos documentos, la empresa presentó también una licencia otorgada a Transportes y Excavaciones Nazaret S.L. en 2011 y la solicitud hecha por Lanzagrava en 2013 en la que comunicaba el cambio de la titularidad a su favor. Una solicitud, que según detallan los técnicos, no se ha “resuelto expresamente”.

De este modo, los técnicos concluyen que las parcelas A y C no se encuentran bajo ninguna protección patrimonial y consideran que Lanzagrava ha “instado la legalización” de su actividad en esas zonas y deciden levantar la suspensión, “ante los perjuicios que el retraso en la resolución” de la licencia pueda causarle a la empresa. Sí sugieren, no obstante, mantenerla sobre la tercera zona, como establece la resolución firmada por la concejal de Urbanismo.

 

El Seprona investiga un posible delito por parte de Lanzagrava


En paralelo a estas actuaciones municipales, el Seprona ha iniciado diligencias para investigar “la posible comisión de un acto delictivo contra la ordenación del territorio” por parte de Lanzagrava. Ese posible delito podría estar motivado por el mismo hecho que pone de manifiesto la resolución del Ayuntamiento, la “actividad minera en un espacio protegido, en este caso desde el punto de vista cultural”, explican desde la Guardia Civil.

El Seprona, no obstante, está por el momento “recabando información” al respecto y no ha presentado denuncia. Dentro de esas diligencias, se incorporan los informes municipales y, además, los agentes han solicitado al Cabildo un informe que deje constancia del tipo de suelo sobre el que se asienta la cantera. Si el dictamen de la Corporación confirma que la Parcela B se encuentra sobre Suelo Rústico de Protección Cultural, podría iniciarse un procedimiento contra Lanzagrava por la vía penal, por un delito contra la ordenación del territorio.

En esta sección
Comentarios