15/Dic/2018

APUESTA POR BUSCAR FÓRMULAS VIABLES PARA DESCLASIFICAR SUELO URBANIZABLE

Somos considera “disparatado” que el PIOL contemple 28.000 plazas alojativas vacantes en zonas turísticas

El partido afirma que supondría "un aumento del 32% sobre las actuales, a lo que habría que sumar hoteles urbanos, rurales y alquiler vacacional", y advierte de que "se superaría la capacidad de carga"

Somos considera “disparatado” que el PIOL contemple 28.000 plazas alojativas vacantes en zonas turísticas

Somos Lanzarote ha presentado aportaciones y sugerencias al proyecto de Plan Insular de Ordenación de Lanzarote (PIOL), con el fin de dar a conocer al grupo de gobierno de Pedro San Ginés (CC, PP, PIL) su posicionamiento de cara a una posible aprobación inicial.

Entre los aspectos que más preocupan del documento a Somos Lanzarote está la “disponibilidad” en las zonas turísticas (Playa Blanca, Puerto del Carmen, Costa Teguise y La Santa Sport, fundamentalmente) de "hasta 28.200 plazas alojativas" consideradas “vacantes”, que suponen "un 32% más respecto a la capacidad alojativa actual". ,Esto, a juicio del portavoz de Somos, Tomás López, resulta “disparatado” y solo serviría "para aumentar la masificación y la insostenibilidad ambiental y social del modelo turístico insular”.

Además, desde Somos Lanzarote apuntan que "este cómputo de plazas alojativas vacantes, que figura en el anexo de fichas de ámbitos turísticos de las normas de ordenación del PIOL, vinculado al artículo 114 de la norma, solo hace referencia a la oferta hotelera y extrahotelera en zonas turísticas", por lo que "a ello habría que sumar los hoteles urbanos (que en Arrecife podrían suponer hasta un 30% del uso residencial; en zonas urbanas de tipo I, como Yaiza, Güime o Tahiche podrían albergar hasta 50 plazas; mientras en zonas urbanas de tipo II, como Caleta Caballo, Arrieta o Las Caletas, podrían contar con 20 plazas alojativas), además de los hoteles rurales y las viviendas vacacionales".

 

Superaría la capacidad de carga insular


Con esta estimación de “plazas alojativas vacantes”, al que se sumaría el resto de oferta contemplada en el documento, Somos Lanzarote considera "el nuevo PIOL parece contradecir su propio espíritu", cuando señala que “la isla de Lanzarote en el momento actual presenta una capacidad de carga limitada", abundando que "uno de los elementos más sensible es la ocupación de suelo, ya que el análisis ha mostrado que la mayor parte del suelo insular tiene cualidades geomorfológicas, ecológicas o agrícolas de alto valor, que deben ser preservadas tal como el modelo plantea”.

Pero además, a juicio de Somos Lanzarote, surgen "dudas" respecto al verdadero límite sobre la capacidad de carga insular que establece el documento, fijado para la actividad turística "en poco más de 95.000 plazas hoteleras y extrahoteleras, cifra que se supera ampliamente si se tienen en cuenta las plazas que el documento considera vacantes, además de plazas en hoteles urbanos, rurales y viviendas vacacionales". “Se tendría que aclarar a cuánto ascendería el cómputo de oferta permitida, si a las plazas vacantes se le suman las nuevas modalidades turísticas no contempladas en el el PIOT de 1991 y sí en el que ahora se propone; puede ser que se esté publicitando un ajuste en la capacidad de carga respecto al plan todavía vigente cuando se trata de todo lo contrario”, considera Tomás López.

 

Alternativas para la desclasificación de suelo


En las aportaciones realizadas por el grupo de Somos Lanzarote en el Cabildo se solicita a la institución y al equipo redactor que “se cuantifique el coste de la limitación del crecimiento turístico, conforme a una propuesta basada en la sostenibilidad ambiental y social de la isla de Lanzarote”, buscando "alternativas para la desclasificación de suelo considerado actualmente urbano, como pudiese ser la búsqueda de fondos aplicación de una tasa turística con fines medioambientales, como existe en varios destinos punteros del planeta". 

Para Somos Lanzarote, "un Plan realmente sostenible debería manejar alternativas que condujesen un crecimiento 0 (e incluso decrecimiento) desde el punto de vista cuantitativo, destinando todo esfuerzo e inversión a la cualificación de la oferta turística existente”.

En esta sección
Comentarios