28/may./2020

“SI HA DE HABER JUICIO, QUE LO HAYA CUANDO ANTES”, HA AFIRMADO

San Ginés, sobre el auto que le deja al borde del juicio: “No soy jurista, solo sé que no soy ningún corrupto”

El presidente del Cabildo ha comparecido para hablar de su situación judicial y ha dejado claro que no dimitirá aunque tenga que sentarse en el banquillo. “En el peor escenario solo se me inhabilitaría”, afirma

Pedro San Ginés, durante su comparecencia de este viernes (FOTOS: Sergio Betancort)
Pedro San Ginés, durante su comparecencia de este viernes (FOTOS: Sergio Betancort)
San Ginés, sobre el auto que le deja al borde del juicio: “No soy jurista, solo sé que no soy ningún corrupto”

El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, ha comparecido este viernes para hablar “hoy y solo hoy” del auto dictado el pasado 10 de abril por la Audiencia Provincial, que rechaza su último recurso en la causa penal por la incautación de la desaladora de Montaña Roja y le deja a un paso de ir a juicio. “En el peor de los escenarios, sencillamente se me inhabilitaría para cargo público”, ha señalado San Ginés, reiterando que no tiene intención de dimitir y volviendo a afirmar que los delitos por los que está imputado en la causa, de prevaricación y coacciones, no son delitos de corrupción.

Esa afirmación choca con el criterio del Consejo General del Poder Judicial, que cuando publica sus estadísticas sobre las causas de corrupción en España sí incluye los delitos de prevaricación. “No sé, no soy jurista y no conozco los detalles del Consejo General del Poder Judicial. Solo sé que no soy ningún corrupto ni he cometido ningún acto de corrupción, ni considero que se me esté investigando por ninguna causa de corrupción”, ha respondido cuando se le ha planteado esta cuestión.

Durante su intervención, San Ginés ha llegado a afirmar incluso que ya ha “acreditado” que no ha existido prevaricación por su parte, aunque tanto el juez instructor como la Fiscalía y ahora la Audiencia Provincial han mantenido su imputación por este delito. “En mi opinión es imposible que haya una prevaricación”, ha señalado en otro momento de su comparecencia.

Además, ha vuelto a asegurar que la incautación que ordenó y que fue anulada por los tribunales no ha supuesto un perjuicio para los vecinos de Montaña Roja ni para las arcas de la institución, ya que actualmente Club Lanzarote sigue explotando las plantas pero pagando un canon al Consorcio. “A mí evidentemente me afecta. Yo sí he sido afectado por esta situación, de la que de alguna manera soy víctima, aún está por ver de qué manera”, ha señalado.

 

“Sobrados indicios” para llevarle a juicio, según la Fiscalía


Respecto a su situación procesal, ha recordado que ahora se ha abierto el plazo para que la Fiscalía y la acusación popular presenten los escritos de acusación. “Si así lo consideran”, ha apostillado el presidente. En el caso del Ministerio Fiscal, ya se había opuesto al recurso que presentó San Ginés pidiendo el archivo de la causa, señalando que existen “sobrados indicios” para llevarle a juicio. 

Sobre si cree que ahora podría no formular acusación, el presidente ha evitado pronunciarse. “No confío ni dejo de confiar. La Fiscalía tiene su total autonomía e independencia como es sabido y hará lo que considere”, ha respondido. Además, ha asegurado que es partidario de que haya celeridad en el procedimiento. “Si ha de haber juicio, que lo haya cuando antes para, tal y como espero, resultar absuelto cuanto antes”, ha sostenido.

Además, ha dejado claro que si llega a juicio siendo presidente del Cabildo, continuará en el cargo y no dimitirá. “Desde mi punto de vista resultaría absuelto y sería del todo injusto e innecesario plantearme siquiera esa posibilidad. No lo voy a hacer, ya lo anticipo”, ha señalado.

Pedro San Ginés rueda de prensa desaladora 2

“La oposición que arme todo el ruido que quiera, tanto si hay juicio oral como si no lo hay. Si no lo hay, estupendo. Y si lo hay, lo mismo que he contado aquí y conté en sede judicial, volveré a contarlo. Y supongo que quienes me asesoraron, porque sí me asesoraron, y por tanto no pude tomar una decisión a sabiendas de su injusticia sino todo lo contrario, creyendo que era lo que se podía y debía hacer, supondrá o supondría mi absolución. Eso es lo que yo espero”, ha insistido el presidente, que ordenó incautar las plantas de Club Lanzarote en Montaña Roja sin contar con un solo informe por escrito que propusiera o avalara esa medida. Lo único que tenía, según ha reconocido él mismo, es asesoramiento "verbal” del secretario, Pancho Perdomo, que también está imputado en la causa, y del abogado externo Ignacio Calatayud.

 

“A mí esto me preocupa lo justo”


En su comparecencia, San Ginés ha empezado señalando que le ha “sorprendido” la “escasa intensidad por parte de la oposición hasta la fecha” tras conocerse el último auto de la Audiencia Provincial rechazando su recurso contra la resolución que puso fin a la instrucción de la causa y abrió el trámite para llevarle a juicio. No obstante, ha afirmado que le “consta” que “va a ser uno de los asuntos que van a usar de forma recurrente” y ha explicado que por eso ha decido comparecer este viernes. “He querido hablar hoy. Y lo voy a hacer hoy y solo hoy, para no dedicarle ni detraerle demasiado tiempo de mis responsabilidades”, ha precisado.

“A mí esto me preocupa lo justo y no me ocupa casi nada de tiempo en mis responsabilidades públicas”, ha subrayado el presidente, que ha vuelto a defender su intervención y a relatar hechos y medidas que adoptó después de la incautación, que son las mismas que ha utilizado en su defensa en la causa y no han servido para archivar su imputación.

Entre otras cosas, San Ginés se ha referido al convenio que él mismo negoció con Club Lanzarote cuando ya estaba imputado en esta causa. Un convenio con el que se puso fin a los pleitos contenciosos abiertos con la empresa, que ya había conseguido que los tribunales anularan la incautación de sus plantas en Montaña Roja. “Quizá esto es lo que más duela a la oposición, lo que no puedan soportar los adversarios políticos. El convenio está validado por la justicia”, ha defendido, negando que haya existido “oscurantismo en la negociación”, como han denunciado todos los partidos de la oposición y el que entonces era su socio de gobierno, el PSOE, que planteó éste como uno de los motivos para romper el pacto con San Ginés.

 

“Tratan de terminar con mi carrera política”


A raíz de ese convenio, Club se retiró también como acusación particular en la causa penal contra San Ginés, que se inició a raíz de la denuncia de esta empresa. No obstante, aunque Club Lanzarote no formulará acusación, sí podrán hacerlo la Fiscalía y la acusación popular. Sobre esta última, representada por el grupo de Podemos en el Cabildo, sí ha vuelto a lanzar sus críticas Pedro San Ginés. 

“Podemos no tengo duda de que va a presentar escrito de acusación. Ya ha quedado de manifiesto que se han posicionado en este caso del lado, ya no diría tanto de quienes ejercían la actividad ilegal, sino aprovechando esta situación para tratar de terminar con mi carrera política”, ha sostenido.

Además, ha cargado también contra el portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, Tomás López, cuestionando que declarara en un medio de comunicación que “todo esto se hizo para beneficiar a Canal Gestión y que se hizo sin concurso y se le adjudicó sin publicidad”. Al respecto, San Ginés ha hecho referencia al procedimiento por el que se le entregó a Canal la gestión del ciclo del agua a Lanzarote y ha acusado al portavoz de Somos de “mentir”, aunque lo cierto es que esa adjudicación nada tuvo que ver con lo que ocurrió después en Montaña Roja, donde el presidente incautó las plantas una empresa privada, Club Lanzarote, para entregárselas a Canal Gestión, quien comenzó a explotarlas y a facturar el agua a los vecinos de ese plan parcial hasta que la incautación fue anulada por los tribunales.

Sin embargo, Pedro San Ginés ha vuelto a negar que eso reportara un “beneficio económico” para la empresa. “No”, ha comenzado respondiendo escuetamente. A continuación, tras ser repreguntado, ha añadido que Canal tuvo que hacer “muchas inversiones” porque “la planta se encontraba en mal estado”. “Según los propios informes de Canal Gestión, no solo no ganó, sino que perdió dinero con esta operación. A sus informes es a lo que me puedo remitir”, ha explicado, admitiendo que la institución no elaboró ningún informe propio sobre esas supuestas inversiones o para determinar si Canal estaba obteniendo un beneficio de las plantas que él mismo le entregó tras la incautación.

En esta sección
Comentarios