27/feb./2020

TEME QUE LA ISLA SE QUEDE “MÁS ALEJADA Y PEOR CONECTADA”

El PSOE afirma que el PP y el Ministerio pueden provocar “un intolerable salto atrás de décadas” en las conexiones marítimas

Jaime Guerra insiste en que se declare la obligatoriedad de realizar escalas en Lanzarote. Considera que ésta es “una justa reivindicación” para que la isla no se quede “más alejada y peor conectada”….

El PSOE afirma que el PP y el Ministerio pueden provocar “un intolerable salto atrás de décadas” en las conexiones marítimas

El responsable de la Secretaría de Transportes del PSOE de Lanzarote, Jaime Guerra Morales, se ha unido a las voces que reclaman al Ministerio de Fomento que anule del concurso de contratación para la gestión del servicio de la línea marítima  entre Cádiz y Canarias. Jaime Guerra exige al PP que “saque unas nuevas bases que incluyan la obligatoriedad de realizar escalas en Lanzarote, Fuerteventura y La Palma”.

De no atenderse a esta “justa reivindicación”, Lanzarote “estará más alejada y peor conectada por vía marítima del territorio peninsular, lo cual no afecta tanto al transporte de pasajeros como al transporte de mercancías”, ha recordado Guerra. Además, recalca que este hecho reviste “mayor gravedad por cuanto Lanzarote importa del exterior y por vía marítima casi el 100 por cien del los bienes de producción y de consumo que la isla precisa para su vida diaria”. 

A juicio del dirigente socialista, la desaparición de la línea directa entre Cádiz y Lanzarote retrasará la llegada de mercancías a la isla, y, probablemente, las encarecerá, pudiendo “afectar al abastecimiento”. 

Jaime Guerra ha reiterado que el PP y el Ministerio de Fomento pueden provocar “un intolerable salto atrás de décadas en las conexiones marítimas y olvidan que además de alejado, Canarias es un territorio fragmentado por lo que es imprescindible dar respuesta a la conexiones con el exterior de cada una de las islas”.

 

"Favorecer la integración de las regiones ultraperiféricas"


El PSOE de Lanzarote insiste en que su compromiso es “favorecer la integración” de las Regiones Ultraperiféricas en el espacio común de la Unión Europea, lo cual pasa por “desarrollar las infraestructuras de transportes y comunicaciones, así como planes específicos para mejorar la conectividad de las islas entre sí por vía aérea y marítima, y entre estas y el continente europeo para compensar su situación de lejanía y, en el caso de Canarias, su carácter ultraperiférico”.

La compañía ganadora de esta ruta entre Cádiz y Canarias explotará la línea durante dos años, con opción a otros dos, y percibirá tres millones de euros en concepto de subvención, pero la conexión directa con Lanzarote ya no será obligatoria, sino opcional. 

En esta sección
Comentarios