19/feb./2020

CONSIDERA QUE "CONTINÚAN HACIENDO TRAMPAS" PARA LEGALIZAR LA BODEGA

Díaz-Reixa, denunciante de Stratvs: "El Gobierno y el Cabildo siguen jugando con fuego a base de echar gasolina"

Considera que siguen "jugando y haciendo trampas" con el Plan de La Geria para intentar legalizar la bodega, afirma que los denunciantes han sufrido una "cacería" y alaba el "rigor", la "profesionalidad" y el "coraje" de la juez y del fiscal... Escuche la entrevista en Radio Lanzarote-Onda Cero

Díaz-Reixa, denunciante de Stratvs: "El Gobierno y el Cabildo siguen jugando con fuego a base de echar gasolina"

Javier Díaz-Reixa, abogado y miembro de la asociación Transparencia Urbanística, es uno de los denunciantes del caso Stratvs. Ahora, una vez finalizada la instrucción y después de conocerse el escrito de acusación de la Fiscalía, Díaz-Reixa recuerda cómo tuvieron conocimiento de las ilegalidades de la bodega de Juan Francisco Rosa, habla de la "cacería" y la "campaña de desprestigio" que los denunciantes han sufrido a raíz de su denuncia y del Plan Especial de la Geria y las "mañas" de las administraciones. Además, en una entrevista en Radio Lanzarote - Onda Cero, ha defendido el "rigor", la "profesionalidad" y el "coraje" de la juez Silvia Muñoz, del fiscal Ignacio Stampa y de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

 

- Son ustedes muchas personas denunciando, ¿por qué se deciden a denunciar la construcción de este "macro complejo", como lo llama la Fiscalía en su escrito de acusación?

Hagamos un poco de memoria, porque aquí se han dicho muchas mentiras y tergiversaciones y conviene hacer un poco de historia. En un momento determinado, nosotros vemos en la prensa las quejas de algunos bodegueros de La Geria, los auténticos bodegueros históricos de la zona, en relación con la diferencia de trato que se está haciendo respecto de unas obras.

Fuimos a ver esas obras y comprobamos que efectivamente hay una diferencia de trato absolutamente escandalosa con los bodegueros históricos de La Geria y es en ese contexto de alarma social cuando nosotros lo denunciamos. A partir de ahí, han pasado las consecuencias normales del funcionamiento normal de un Estado de Derecho.

-¿Pensaban que su denuncia iba a llegar a este punto, a peticiones de cárcel de este calibre?

Francamente, no. En el momento que la pusimos (la denuncia) pensamos que era nuestro deber hacerlo en el contexto de lo que muchos de nosotros llevamos trabajando en los últimos 30 años. Hicimos esa denuncia y no podíamos predecir el recorrido que esto iba a tener. Posteriormente, fueron la juez instructora y la Fiscalía las que fueron indagando cada vez con mayor rigor en toda esa documentación y los vericuetos del asunto y hemos llegado a este punto. Pero creo que también ha habido mucha torpeza por parte de algunos.

-¿A qué se refiere?

A que, en vez de actuar como se comporta uno en un Estado de Derecho, a lo que estamos asistiendo es a una cacería. Quienes están siendo objeto de cacería aquí son ciudadanos que han cumplido con sus deberes legales. Hay una jueza que ha hecho un trabajo absolutamente primoroso, un fiscal que está cumpliendo con la función estatutaria que dicen las leyes y algunas otras personas que es contra las que se arremete de forma completamente disparatada.

-Pese a esa "cacería" que dicen haber sufrido, ¿les ha valido la pena? ¿Volvería a hacer lo mismo?

Con absoluta seguridad, sí que lo haríamos. Nosotros cuando nos pusimos en marcha sabíamos perfectamente que esto no iba a ser fácil. No podíamos imaginar el altísimo coste personal y profesional que nos ha supuesto mantener estas posiciones, pero no estamos aquí para que nos aplaudan ni para que nos agradezcan el trabajo. Tenemos un trabajo por hacer y lo estamos haciendo. Pero bueno, esperábamos que por lo menos no se jugara tan sucio ni se recurriera a mentiras, elucubraciones, supuestas conspiraciones en bares de Famara…. En fin.

-La instrucción de la causa apunta a la facilidad de Juan Francisco Rosa para influir en las administraciones, que no impidieron la construcción de Stratvs, y ahora además podría intentar legalizarse la bodega con el nuevo Plan de La Geria. ¿Qué opina de ese documento y de la nueva modificación que se pretende aprobar?

Aquello de nunca las mañas pierdas… Lo que pasa que en este caso las mañas son malas, muy malas mañas. Creo que va a tener poco recorrido porque ahí lo que se ha intentado hacer es crear las condiciones para que una bodega se apropie indebidamente de una posesión pretendiendo equipararse con bodegas históricas de La Geria que llevan 200 o 300 años funcionando y, evidentemente, no las podemos comparar.

Esto no nos sorprende, pero ese Plan está impugnado y ahora se está empezando otro procedimiento de revisión tan apresurada y atolondrada como la anterior, para encajar con calzador la revisión del artículo 117, creo recordar, que es el que se refiere a los equipamientos estructurantes. En fin, eso tiene el recorrido que tiene. Si alguien quiere seguir jugando y haciendo trampas con esto, magnífico. Simplemente están mostrando las grietas por donde atacar actos como ése, que nosotros consideramos que son contrarios a la ley y vienen a confirmar y ratificar el tratamiento desigual que llevamos denunciando hace años.

-¿Cree que desde la administración se sigue actuando como si no hubiera ocurrido nada?

Es sorprendente. Ya llevo 25 o 30 años de ejercicio profesional y no he visto nunca una actuación tan torpe por parte de las personas que debieran estar aquí para garantizar que las cosas se hacen como se tienen que hacer y se cumplen las reglas del juego. Intereses y pretensiones se pueden tener hasta tomar el cielo por asalto, pero hay que atenerse a las reglas del juego y no intentar cambiarlas a mitad de partido. Insisto, no es un buen camino. Me sorprende que al promotor, teniendo los asesores de tan alta alcurnia que tiene, no le marquen un camino un poquito más llevadero y me sorprende particularmente que el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Lanzarote quieran seguir jugando con fuego a base de echar gasolina.

No nos sorprendemos por ninguna de estas cosas, sino que hacemos nuestro trabajo de manera muy discreta donde tenemos que hacerlo y, ojo, este partido no se juega en el ámbito mediático, se juega en el contexto de un juicio, de un tribunal que será elegido conforme a unas reglas muy escrupulosas. Si alguien quiere seguir intentando jalear a la afición, que lo haga, pero el partido no se va a decidir ahí. 

-¿Considera que con esos ataques se está intentando "amedrentar" también a las personas que trabajan desde el ámbito de la Justicia?

Es normal que alguien jalee a la afición, pero el partido se juega por otro lado. La cuestión está en que alguien denuncia a la gente de Transparencia Urbanística, dice disparates sobre nosotros, nosotros nos hemos aguantado durante dos o tres años estas trastadas porque van a sueldo, pero, cuidado, nosotros somos la anécdota aquí. Lo que no se puede hacer es arremeter contra un fiscal, el señor Stampa, que ha hecho un trabajo que yo aplaudo a manos llenas, porque es un trabajo de una enorme profesionalidad para el que hay que tener además mucho rigor y mucho coraje. Qué le voy a decir de la jueza, tanto ésta como la anterior, que se tomaron este asunto en serio. Sobre todo la actual, Silvia Muñoz, se lo ha tomado muy en serio, es una profesional como la copa de un pino. 

¿Y qué voy a decir de la UCO? Nosotros, que muchos corrimos delante de los grises, nos hemos sorprendido a nosotros mismos teniendo que aplaudir a la Policía democrática del Estado de Derecho. De manera que, en fin, que los otros sigan por ese camino, pero yo no les arriendo la ganancia.

En esta sección
Comentarios