28/may./2020

El Parlamento reconoce al Consorcio de Emergencias de la isla por su labor en el incendio de Gran Canaria

José Domingo Crespo estuvo presente en nombre de los bomberos de Lanzarote
El Parlamento reconoce al Consorcio de Emergencias de la isla por su labor en el incendio de Gran Canaria
Reconocimiento a los bomberos por el incendio

 

El Consorcio de Emergencias de Lanzarote ha sido uno de los colectivos que han recibido este miércoles el reconocimiento del Parlamento de Canarias por su intervención en el incendio de Gran Canaria. Ha sido el sargento del parque de bomberos José Domingo Crespo quien en nombre de todos sus compañeros ha recogido el diploma de manos del presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales. Además, al acto también han acudido la presidenta del Cabildo, María Dolores Corujo, el consejero de Emergencias, Francisco Aparicio y alcaldes y concejales de Seguridad de varios ayuntamientos de la isla,

El presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, ha afirmado que la Cámara ha reconocido a las instituciones y entidades que participaron en el control y extinción del fuego en Gran Canaria en agosto de este año “desde la esperanza y la fortaleza que los canarios y las canarias hemos aprendido de nuestros indestructibles pinos, que más pronto que tarde brotarán de nuevo”.

Durante el acto, celebrado en la Sala Europa del Parlamento, Matos ha indicado que estos incendios “tan violentos, agresivos y difíciles de domar tienen que ver con el cambio climático y con la manera como nos comportamos con el planeta”. Ha añadido que lo ocurrido “debe hacernos reflexionar sobre la forma con que nos relacionamos con nuestros montes y nuestros espacios naturales, y sobre cómo quizás, nuestros abuelos y nuestros padres, con sus viejas costumbres y oficios, contribuían mejor que nosotros a evitar estas catástrofes”.

En el acto han intervenido también la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales.

Valerio ha agradecido este reconocimiento y ha destacado la importante labor de control y extinción realizada desde una “colaboración altruista y voluntaria”. Recalcó que en episodios dramáticos como este “se ve qué gran país somos y se demuestra que tenemos que estar contentos con nosotros mismos”.

Por su parte, Ángel Víctor Torres ha afirmado que este ha sido “un acto justo, un reconocimiento que es la mejor prueba de que se superó el trance, de que la pesadilla fue vencida”. El presidente ha dicho que los homenajeados son “los salvadores de una isla donde aún dura el susto”, valoró el “trabajo de coordinación sin precedentes”, el “civismo excepcional” y ha recordado que nunca antes se dio un despliegue de medios de tal envergadura.

También el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha agradecido el acuerdo del Parlamento por el que se convoca este acto de reconocimiento y lo hizo extensivo a la sociedad, partidos políticos, medios de comunicación e instituciones dada su enorme implicación en esta emergencia y a su extraordinaria coordinación y responsabilidad. También ha valorado la determinación de la población afectada y el esfuerzo inmenso del operativo para impedir que la catástrofe fuera a más.

 

“Cuando una isla arde, arden todas”


En su intervención, Gustavo Matos ha aludido a nuestras islas como “un legado que hemos recibido de nuestros padres y madres, de nuestros abuelos y abuelas, una herencia de siglos de sacrificio y amor por una tierra que un día nosotros entregaremos a nuestros hijos e hijas”.

Ha afirmado que a todas y todos los canarios “se nos encogió el corazón” con los incendios. “Desde Punta Fariones hasta la Restinga, esos días, todos y todas fuimos Gran Canaria”, aseguró.

Ha sostenido  que el reconocimiento realizado por el Parlamento “tiene todo el sentido” porque el lugar donde reside la representación del pueblo “abre sus puertas para reconocer a quienes esos días lo dieron todo, poniendo en riesgo sus propias vidas”. Ha remarcado, por otra parte, que todos los ayuntamientos de Canarias y los cabildos se ofrecieron para ayudar en las labores de extinción del fuego, con medios humanos y materiales: Tenerife, La Palma, Fuerteventura o Lanzarote enviaron unidades de ayuda, “volviendo a demostrar que cuando una isla arde, arden todas”.

En esta sección
Comentarios