19/Oct/2018

LAS RESOLUCIONES SE DICTARON HACE MÁS DE DOS AÑOS Y SIGUEN SIN LEGALIZARSE

Noda afirma que los dueños de hoteles con orden de derribo en Playa Blanca están “dando largas”

El alcalde sostiene que “los trámites por parte del Ayuntamiento ya se han hecho” y que legalizar la situación del Princesa Yaiza, del Son Bou y del Pagapayo Arena “depende de la voluntad que pueda haber por la otra parte"

Noda afirma que los dueños de hoteles con orden de derribo en Playa Blanca están “dando largas”

Dos años y medio después de que el Ayuntamiento de Yaiza ordenara el derribo “total o parcial” del hotel Son Bou, dentro del expediente para ejecutar la sentencia que lo declaró ilegal, el establecimiento sigue en pie y funcionando. Y lo mismo ocurre con el Princesa Yaiza y con el Papagayo Arena, cuyos expedientes culminaron pocos meses después, en abril y mayo de 2016, concluyendo que lo construido excedía con creces no solo lo que permitía el Plan General que estaba en vigor cuando se construyeron, sino también el actual PGOU, que amplió la edificabilidad permitida.

“Los trámites por parte del Ayuntamiento se han hecho y se siguen haciendo cumpliendo con las normativas y el procedimiento urbanístico que marca el Plan General, pero luego depende de esa voluntad que puede haber por la otra parte”, ha señalado el Radio Lanzarote – Onda Cero el alcalde, Óscar Noda, al explicar en qué situación se encuentra actualmente el proceso.

“Si el promotor o dueño de la propiedad no se presta a cumplir su parte y a entregar documentación, y una vez que se le requiere ese derribo no lo hace y va dando largas, pues se alarga aún más el proceso”, ha añadido Noda, que afirma que desde que entró al Consistorio en 2011 había “dos grandes problemas, uno el económico y otro el urbanístico”. Con respecto al primero afirma que han “conseguido solventar, enderezar esa torcedura que había”, pero reconoce que aún “queda la parte urbanística, que son procesos más lentos, jurídicos, más delicados”, y “muchas veces depende de la voluntad del promotor”. 

 

El Princesa Yaiza ya tiene aprobado el “proyecto de adecuación”


En el caso del hotel Princesa Yaiza, el alcalde ha recordado que “sí presentó el proyecto de adecuación o demolición de algunas zonas”, y que incluso ya “se le ha dado licencia para esas remodelaciones”. Sin embargo, afirma que “desconoce” sí “las han ejecutado o no”, aunque precisa que “una vez ejecutadas tienen que volver a solicitar esa revisión para ver si ahora cumplen”. 

En cuanto a las obras que incluye ese proyecto para poder legalizar el hotel, Noda ha precisado que no llegaría a implicar una demolición parcial, pese a que el expediente municipal concluía entre otras cosas que el hotel tiene 5.116 metros cuadrados más de lo permitido.  

“Por lo que tengo entendido en su momento, era más bien destapar zonas comunes”, ha señalado, recordando que el nuevo Plan General se incluyó una especie de “bonificación”, permitiendo aumentar la superficie construida siempre que se destinara a zonas comunes abiertas. “Por lo que entendí tenían que destapar algunas zonas comunes y demás”, ha insistido, aunque hasta el momento no se han llevado a cabo tampoco esas obras.

 

El Son Bou tiene que derribar “casi las dos terceras partes”


Distinto es el caso del hotel Son Bou, perteneciente también al empresario Juan Francisco Rosa, donde el alcalde ha señalado que sí habría que “derribar casi las dos terceras partes”. De hecho, el Ayuntamiento ordenó el derribo parcial o incluso “total” del hotel, tras concluir que lo que se construyó “triplica” la edificabilidad permitida. “Incumplió con la normativa de otorgamiento de la licencia e incumple ahora” con el nuevo Plan, precisaron desde el Ayuntamiento hace dos años al cerrar ese expediente, aclarando que ni siquiera con los "incentivos" que contempla el nuevo Plan General de Yaiza podría legalizarse este hotel.

Al igual que en el caso del Princesa Yaiza y del Papagayo Arena, la resolución que puso fin al expediente del Son Bou daba a la propiedad un mes para presentar el proyecto y un mes más para llevarlo a cabo, pero de eso hace ya dos años y medio y Rosa no ha cumplido ningún trámite. “Eso sí que sigue empantanado, parado. Por nuestra parte estamos haciendo los requerimientos y el procedimiento que se debe hacer, y luego esperando que todo vaya avanzando y vaya entrando en los derroteros que tiene que entrar”, ha afirmado el alcalde. 

Además, ha señalado que en una situación similar se encuentra el hotel Papagayo Arena, que es el tercero que no pudo ser legalizado ni con el nuevo Plan General. “Ahí en principio era un vial que tienen que destapar también y también se les ha ido requiriendo documentación, proyectos y demás, y también estamos a la espera de ver las respuestas y por donde debemos seguir”, ha declarado el alcalde en referencia a este hotel, que entre otras cosas eliminó el acceso a la playa.

 

Pendientes también de recuperar el suelo público que ocupa el Kikoland


Además de este procedimiento para intentar legalizar los hoteles cuyas licencias fueron anuladas por los tribunales -y que han llevado a prisión al ex alcalde José Francisco Reyes por otorgar esos permisos ilegales a cambio de sobornos-, el Ayuntamiento también está inmerso en otro para recuperar zonas verdes públicas que fueron ocupadas hace años en Playa Blanca.

Fue en diciembre de 2016 cuando el Consistorio llevó a Pleno la anulación de un convenio por el que José Francisco Reyes cedió gratuitamente tres parcelas de 30.000 metros cuadrados durante 50 años, sin siquiera establecer el pago de un canon. Una de esas parcelas está ocupada por el Kikoland, también propiedad de Rosa y vinculado al Princesa Yaiza, y otra por un minigolf del hotel Playa Dorada.

El Ayuntamiento adoptó esa decisión en base a un informe del Consejo Consultivo, que concluyó que la aprobación de ese convenio fue “nula de pleno derecho”, pero Juan Francisco Rosa acudió a los tribunales, que en primera instancia ya han dado la razón al Ayuntamiento.  “No es solo la ausencia de informes jurídicos, técnicos o de fiscalización, sino del más mínimo trámite para la consecución del acuerdo”, señalaba la sentencia que desestimó el recurso de Rosa, condenándole además a pagar las costas procesales generadas.

 

Pendiente de sentencia firme y de otra causa penal


“Esa sentencia era recurrible y entiendo que la otra parte lo ha recurrido y ahora estamos en ese procedimiento judicial, hasta que la sentencia sea firme. Y después se verá lo que proceda y estimen los técnicos y juristas, como siempre”, ha señalado el alcalde al preguntarle si los vecinos de Playa Blanca terminarán recuperando ese espacio como una zona verde de uso público. 

Mientras tanto, por esa ocupación de zonas verdes hay también abierta una investigación penal en los Juzgados, a raíz de la querella presentada el pasado año por el grupo Podemos en el Cabildo contra el ex alcalde de Yaiza, José Francisco Reyes, el que era secretario, Vicente Bartolomé Fuentes, y los empresarios Juan Francisco Rosa y Juan Luis Lorenzo, además de las empresas Hotel Princesa Yaiza, Salmepa y Getsu No Denwa, que fue con la que se firmó el convenio y que después fue absorbida por Hotel Princesa Yaiza SA.

Tras analizar el contenido de esa querella, el Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife ya acordó abrir diligencias el pasado mes de diciembre, para investigar la ocupación de zonas verdes que debían haber sido públicas.

En esta sección
Comentarios