21/nov./2019

LA NUEVA CORPORACIÓN, CON SOLO CUATRO PARTIDOS, SE HA CONSTITUIDO ESTE MARTES

Loli Corujo toma el bastón de mando: "Este Cabildo ha cambiado de presidenta"

Recordando las palabras de su antecesor, que asumió el cargo hace diez años comparando el Cabildo con un "chiringuito", la nueva presidenta ha prometido "transparencia" y ha asegurado que no habrá "impunidad" y que pondrá luz a las "zonas de sombra" del gobierno de San Ginés

Loli Corujo toma el bastón de mando: "Este Cabildo ha cambiado de presidenta"

 Pleno Constitución Cabildo lanzarote

FOTOS: Sergio Betancort

 

“Este Cabildo ha cambiado de presidenta”. Con esta frase ha terminado su discurso de toma de posesión la nueva presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo, que ha hecho así referencia a las palabras pronunciadas hace casi una década por su antecesor en el cargo, Pedro San Ginés, con quien también en eso ha querido marcar diferencias. “Este chiringuito ha cambiado de cantinero”, afirmó San Ginés hace casi diez años, cuando accedió por primera vez a la Presidencia gracias a una moción de censura contra la socialista Manuela Armas, que precisamente ha seguido la sesión entre el público junto al también ex presidente Enrique Pérez Parrilla y la mayoría de los alcaldes de la isla.

Ahora, casi diez años después, San Ginés ha tenido que entregar el bastón de mando del Cabildo a otra mujer del PSOE, que tras su proclamación ha reiterado su compromiso de “devolver la dignidad” a esta institución. Así, aunque ha afirmado que en este primer discurso no iba a entrar en “barrizales” por “respeto” a la institución y a este acto, ni a responder a “alguna intervención que ha estado fuera de lugar porque así lo han decidido los ciudadanos y ciudadanas” -en referencia al discurso de San Ginés-, María Dolores Corujo ha dejado claro que no va a haber “impunidad” ni “zonas de sombra” sobre el pasado y sí ha enumerado todas las cosas que pretende revertir en la Corporación insular, que ha quedado constituida este martes con solo cuatro partidos, tras la toma de posesión de los 23 nuevos consejeros electos.

De hecho, su primera promesa como presidenta ha sido la de dar información al Pleno y a los ciudadanos para “aclarar todas esas zonas de sombra” que ha dejado la gestión de San Ginés y “conocer cómo ha gestionado esta institución”. “Nos va a costar recuperar la imagen de un Cabildo arrastrado por los tribunales”, ha adelantado la nueva presidenta, que ha cuestionado las “decisiones caprichosas cuando no directamente ilegales” adoptadas por Pedo San Ginés durante su mandato, y ha lamentado que han sido “diez años perdidos” tanto en ejecución presupuestaria y en planificación territorial, como en creación de infraestructuras básicas, en servicios sociales y en la “atención de los más necesitados”.

 

Entre sus primeras medidas, revisar la adjudicación del agua


Ente las primeras medidas que pretende adoptar, Corujo se ha comprometido a lleva al Pleno la revisión de la adjudicación del agua a Canal de Isabel II, cumpliendo así la sentencia cuya ejecución ha venido eludiendo San Ginés. “Y esa revisión no la hará este Pleno, sino el Consejo Consultivo de Canarias”, ha subrayado, apuntando que exigirá que se depuren responsabilidades si se constatan las irregularidades de las que advirtió el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en una sentencia que ya es firme y que ordenó revisar ese proceso.

Además, la nueva presidenta también ha asegurado que su gestión estará marcada por la “transparencia”, que ha señalado que es “un pilar fundamental de la democracia” y un “derecho recogido en la constitución”, que no se les puede “hurtar” a los ciudadanos “escondiéndose detrás de la burocracia”.

Del mismo modo, y de nuevo marcando las diferencias con respecto a su antecesor en el cargo, ha prometido una relación de cooperación y “respeto” con todos los ayuntamientos de la isla. “No cabe en absoluto la prepotencia y menos aún la amenaza con la supresión de colaboraciones”, ha destacado. Y lo mismo ha hecho extensivo también a la relación con la sociedad civil y las distintas organizaciones y colectivos presentes en la isla, con los que ha afirmado que recuperará “la normalidad” de la relación, “sin presiones” y “sin amenazas”.

En esta línea, ha anunciado que uno de sus primeros actos como presidenta será visitar la Fundación César Manrique para “pedir disculpas” en nombre de la institución “por el trato dispensado con motivo del centenario” de César, “un acontecimiento que nunca se debió empañar” y que considera que se abordó con una “mezquindad difícilmente explicable” por parte del grupo de gobierno saliente. Además, también se ha comprometido a corregir el “inexplicable olvido” de otro centenario que se celebra este mismo año, el de Pepín Ramírez, con el que considera que el Cabildo tampoco ha estado a la altura.

 

“Se acabaron las persecuciones y las amenazas”


En su discurso, María Dolores Corujo también ha tenido palabras para los trabajadores del Cabildo. Con ellos también ha prometido recuperar “la normalidad en la relación”. “Se acabaron las persecuciones, se acabaron las amenazas”, ha anunciado, señalando además que se dotará a la institución del personal necesario y que se “eliminarán las arbitrariedades”, tanto en el “reparto de cargas” como en los complementos retributivos. Además, se ha dirigido de manera especial a los trabajadores de los Centros Turísticos, que durante este tiempo “han sido utilizados como arma arrojadiza en un ficticio debate político” y “se les ha intentado criminalizar” por sus salarios. “Por lo general cobran una pequeña fracción de lo que cobran los directivos con los que artificialmente se ha engrosado la plantilla”, ha subrayado Corujo.

En materia social, la nueva presidenta se ha comprometido a crear un órgano insular para gestionar la atención domiciliaria, y también medidas para facilitar el acceso a las plazas residenciales. Además, ha defendido que la política de vivienda será un “eje fundamental” de su gobierno, trabajando junto al Estado y el Gobierno canario para la creación de vivienda pública, y también llevando a cabo una “regulación sensata del alquiler vacacional”.

Además, ha anunciado que lucharán desde el Cabildo por el empleo digno en la isla, entre otras cosas estableciendo cláusulas sociales en las adjudicaciones de obras a empresas y también a la hora de otorgar subvenciones. Y también se ha comprometido en la “lucha contra la pobreza”, para la que ha afirmado que tendrán un “aliado excepcional en el Gobierno de Canarias”, gracias al “pacto de progreso” firmado entre el PSOE, NC, Podemos y ASG.

María Dolores Corujo también ha dedicado parte de su discurso a la mujer, anunciando la creación de “un área de promoción de la igualdad vinculada a la Presidencia”, así como “un servicio de respuesta urgente a los casos de violencia de género” que esté operativo las 24 horas y dé una rápida atención. Y también ha defendido la necesidad de “invertir en conocimiento” frente al cambio climático, para “adelantarnos” y estar preparados para los “riesgos” que supone.

 

Un "compromiso" con Arrecife y con sus socios del PP


Por último, la nueva presidenta del Cabildo ha anunciado cambios también para Arrecife, que considera que “se ha visto abandonada demasiado tiempo” por la Corporación insular. Así, ha asegurado que tiene un “compromiso” para “hacer justicia” con la capital de la isla, que ha destacado que no viene marcado solo por su partido sino también por su acuerdo de gobierno con el PP, que ostenta la Alcaldía a través de Ástrid Pérez. “Se abre una nueva etapa de cooperación y ambas administraciones lo vamos a hacer en un plano de igualdad, sin ningún ánimo de suplantar”, ha afirmado Corujo.

Precisamente a sus socios de gobierno del PP ha dirigido María Dolores Corujo su primer agradecimiento. “Procuraré con todas mis fuerzas hacerme digna de ese apoyo”, ha señalado, prometiendo “lealtad” y “esfuerzo” por resolver las diferencias que puedan surgir. Además, ha dado las gracias también a sus compañeros de partido y ha “tendido la mano” a la oposición, que ha quedado formada solo por los ocho consejeros de Coalición Canaria y dos de Podemos-Lanzarote en Pie, para “llegar a acuerdos” sin “imponer voluntades”. “Les ofrezco dialogar y no monologar”, ha prometido.

En esta sección
Comentarios