17/ene./2020

EL CONCEJAL DEL ÁREA "NO CREE" QUE EL AYUNTAMIENTO ESTÉ TIRANDO COMIDA

Kilos de comida para familias necesitadas terminan en contenedores de basura en Playa Blanca

Llevan el sello oficial de los lotes de la Unión Europea que se entregan al Ayuntamiento para su reparto, pero el concejal de Servicios Sociales afirma que desconoce si el Consistorio está tirando comida. “Que yo sepa, no”… Vea la galería de imágenes

Kilos de comida para familias necesitadas terminan en contenedores de basura en Playa Blanca

Cientos de kilos de alimentos que deberían haber ido a parar a los hogares de familias necesitadas han terminado este martes en contenedores de basura en Playa Blanca. En total varias decenas de cajas de pasta y arroz que proceden del banco de alimentos y que, en teoría, debían estar bajo custodia del Ayuntamiento de Yaiza. 

Según puede verse en las propias cajas, la comida procedía del Plan 2013 de Ayuda Alimentaria a las Personas más Necesitadas de la Unión Europea. Esos alimentos se distribuyen a través del Ministerio de Agricultura y se entregan a los ayuntamientos para que los repartan a través de sus departamentos de Servicios Sociales. Sin embargo, el concejal de este área en Yaiza, José Antonio Rodríguez, ha afirmado a La Voz que desconocía esta situación.

“Que yo sepa, no hay constancia ninguna de que se esté tirando comida. La poca comida que tenemos la distribuimos. El Ayuntamiento no está para estar tirando cosas”, ha afirmado el edil, apuntando incluso la posibilidad de que la comida que ha acabado en los contenedores perteneciera a alguna empresa de alimentación cercana a esa zona, ubicada junto al Jardín de Yaiza. Sin embargo, en las etiquetas de los envases puede leerse claramente que se trata de productos procedentes del Plan de ayuda de la Unión Europea y que su venta "está prohibida". 

 

Indignación entre los vecinos


Durante la tarde de este martes, distintos vecinos han contactado con La Voz de Lanzarote para denunciar esta situación, al presenciar cómo varias personas se dirigían a los contenedores con dos carros cargados de cajas de comida. Tal como se aprecia en las imágenes, al menos algunos de los alimentos no estaban caducados (unos caducaban en 2016 y otros hasta en 2017). Sin embargo, sí se observa el pésimo estado en que se encontraban algunos lotes. Por ejemplo, en uno de los contenedores se ven macarrones cubiertos de una capa blanquecina e incluso carcomidos.

Además, al deshacerse de las cajas han sacado buena parte de la comida de sus envases, por lo que los contenedores se han llenado de pasta y granos sueltos de arroz, que también han terminado cayendo al suelo. Un vecino incluso ha denunciado los hechos en la Guardia Civil, por lo que una pareja de agentes se ha desplazado a la zona para levantar un acta de lo sucedido.

 

"No pueden tirar la comida a un contenedor"


“Aunque se hubieran estropeado los lotes, no se puede tirar la comida a un contenedor”, han explicado a La Voz fuentes de Cruz Roja, que también entrega alimentos a algunos ayuntamientos para su reparto entre las familias necesitadas. Según señalan desde esta ONG, en esos casos se debe contactar con una empresa homologada y llevar las cajas directamente al vertedero de Zonzamas, dejando constancia de cuánta comida se está tirando y cuál ha sido el motivo.

Por su parte, uno de los vecinos que ha contactado con La Voz para mostrar su indignación ha culpado directamente al Ayuntamiento de lo sucedido. “Si la comida está caducada, es porque no la han repartido a tiempo. Y si es porque tiene bichos, pues igual”, sostiene, cuestionando qué tipo de mantenimiento se le ha dado a esos alimentos.

En esta sección
Comentarios