12/Dic/2018

RECHAZA EL "MERCADEO" DE LOS SOCIALISTAS CON EL SILLÓN DE ALCALDÍA

Juan Rivera: “Los vecinos de San Bartolomé no quieren una alcaldesa que no esté orgullosa de serlo”

El concejal del PP afirma que Loli Corujo ha anunciado ahora que "no renunciará" a la Alcaldía y le recrimina que "haya vuelto a mentir y supedite los intereses de municipio a los puramente partidistas"

Juan Rivera durante un pleno del Ayuntamiento de San Bartolomé
Juan Rivera durante un pleno del Ayuntamiento de San Bartolomé
Juan Rivera: “Los vecinos de San Bartolomé no quieren una alcaldesa que no esté orgullosa de serlo”

El concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de San Bartolomé, Juan Rivera, denuncia que "una vez más Dolores Corujo esté poniendo por delante sus propios intereses y los de su partido a las necesidades del municipio” y pretenda seguir al frente de la alcaldía “sin prácticamente pisar el Ayuntamiento”.

Rivera considera que Corujo y el Partido Socialista, del que es secretaría general, "le ha faltado el respeto a los vecinos y vecinas de San Bartolomé al supeditar su salida del consistorio a la aprobación de los presupuestos y anunciar ahora que no renunciará al puesto". El edil popular rechaza el “mercadeo” que están haciendo los socialistas con el sillón de la alcaldía y señala que “es una vergüenza que intenten vender esta maniobra poco menos que como un favor a la ciudadanía”.

Rivera critica estos "juegos partidistas" y afirma que “lo que realmente quieren los vecinos de San Bartolomé es un alcalde o alcaldesa que este orgullosa de serlo y tenga una dedicación plena al Ayuntamiento”. “Desde que Corujo aceptó la portavocía del grupo parlamentario socialista dejó muy claro que los vecinos de San Bartolomé no son su prioridad sino un trampolín para su ambición política personal”

“Fue ella misma la que reconoció hace casi siete meses que ambos cargos eran incompatibles y la realidad sigue siendo la misma”, apunta el concejal del Partido Popular que se pregunta qué confianza y que solidez puede existir entre los miembros del gobierno cuando los socialistas están diciendo que no se fían de sus propios socios.

“No se puede consentir que Corujo pretenda convertir la institución en el cortijo socialista porque está más preocupada por los números que por trabajar por el bien del municipio”, manifiesta Juan Rivera.

En esta sección
Comentarios