18/Ene/2019

REPSOL DEBERÁ PARAR LOS TRABAJOS ANTE MOVIMIENTOS DE MÁS DE 4,5

El Instituto Geográfico Nacional ha hecho “observaciones” por el riesgo que supone la sismicidad en la zona de las prospecciones

Repsol tendrá que parar los trabajos y poner “el sondeo en seguridad” si se registran movimientos de más de 4,5 grados…

El Instituto Geográfico Nacional ha hecho “observaciones” por el riesgo que supone la sismicidad en la zona de las prospecciones

Los riesgos que entraña la actividad petrolífera se ven aumentados en el caso de Canarias, por la frecuente presencia de movimientos sísmicos en la zona donde se realizarán las prospecciones. De hecho, el Instituto Geográfico Nacional hizo el pasado 17 de julio varias “observaciones” al documento presentado en junio sobre este tema, denominado “Sistema de monitorización de la sismicidad inducida por los sondeos”.

En la resolución de Industria publicada este miércoles en el BOE, autorizando definitivamente los sondeos, se señala que el contenido de ese documento es de “obligado cumplimiento”, “sin perjuicio de que su contenido deba adaptarse a las observaciones remitidas con fecha 17 de julio de 2014 por el Instituto Geográfico Nacional”. Además, deja claro que a los movimientos que suelen registrarse en esta zona del Atlántico, se suman también los que pueden generar los propios sondeos.

Al respecto, la resolución señala que será necesario instalar “al menos, un acelerómetro en la isla de Lanzarote y otro en la de Fuerteventura, estimándose igualmente necesaria la instalación de OBS con antelación a la ejecución del proyecto, al objeto de garantizar la calidad de la señal emitida”. Además, agrega que “a efectos de aplicación del protocolo, se fija el radio de referencia alrededor del sondeo con respecto a la situación del epicentro de un eventual sismo a 20 kilómetros”.

 

Zona de seísmos frecuentes


Respecto a la sismicidad natural que ya existe en la zona, la resolución señala que en caso de registrarse un movimiento sísmico superior a 4,5 grados, “con el epicentro en un radio de 75 kilómetros alrededor del sondeo, se pararán las operaciones de perforación, poniéndose el sondeo en seguridad”.

En caso de darse esa situación, las operaciones “no podrán reanudarse hasta que se verifique la integridad del sondeo”. En cuanto a cómo obtendrán los datos, “tanto de magnitud como de situación del epicentro”, la resolución señala que “serán proporcionados por el Instituto Geográfico Nacional, provenientes de su red sísmica en Canarias, habilitándose los puntos de contacto oportunos”. Cabe destacar que actualmente no existen métodos para predecir cuándo se va a registrar un movimiento sísmico, y lo único que hay son mecanismos para detectarlos y medir su intensidad una vez que se han producido.

En aguas cercanas a Canarias son frecuentes los movimientos sísmicos. Sólo en los últimos días, se han registrado varios. El último detectado por el Instituto Geográfico Nacional se dio entre Tenerife y Gran Canaria y tuvo una magnitud de 2,7 grados. Además, la pasada semana se detectaron varios en El Hierro. 

Frente a Lanzarote y Fuerteventura también son relativamente frecuentes los temblores. Sólo en los dos últimos años se han registrado varios movimientos sísmicos cerca de la zona donde se han autorizado las prospecciones, llegando alcanzar magnitudes de 3,7 y hasta 4 grados en los últimos episodios registrados.

En esta sección
Comentarios