18/ago./2019

INTRODUCE OBRAS QUE SE EJECUTARON SIN ESTAR CONTEMPLADAS EN EL PLANEAMIENTO

Haría aprueba 4 modificaciones parciales y 6 revisiones de su Plan General

El grupo de gobierno afirma que el objetivo es "mejorar las condiciones de edificabilidad en el municipio" y que había que "corregir errores" y "problemas de interpretación"

Haría aprueba 4 modificaciones parciales y 6 revisiones de su Plan General

El Pleno del Ayuntamiento de Haría aprobó el pasado sábado de manera definitiva cuatro modificaciones puntuales del Plan General del municipio y otras seis revisiones parciales de forma provisional, quedando pendientes estas últimas de la ratificación definitiva por parte de la COTMAC.

"Con estos cambios se pretenden solucionar problemas concretos y corregir errores de menor entidad detectados en el documento inicial, así como introducir en el planeamiento actuaciones ya realizadas, como la biblioteca pública o la estación depuradora de Órzola, al igual que solventar problemas de interpretación", según señala el Ayuntamiento. Es decir, que entre otras cosas, con estos cambios se da cobertura en el Plan a actuaciones que se ejecutaron sin estar contempladas en el planeamiento. Además, se procedió a la modificación de las normas urbanísticas "con el objetivo de corregir determinados fallos y precisar sus términos, subsanando de este modo las dificultades surgidas en su aplicación".

Según el alcalde, Marci Acuña, “estas modificaciones y revisiones puntuales del PGO de Haría mejorarán las condiciones de edificabilidad en distintos núcleos poblacionales del municipio”. “Este grupo de gobierno tiene previsto realizar modificaciones de mayor entidad que faciliten el establecimiento de la población en el municipio, que ha ido en decadencia según los últimos datos censales; tenemos que logar que nuestros vecinos fijen su residencia en Haría”, afirmó el primer edil.

 

"La utilización de las normas" puso de manifiesto "ciertas carencias"


En un comunicado, desde el Consistorio señalan que "la utilización de las normas reguladoras de usos ha puesto de manifiesto ciertas carencias relativas a la separación entre los usos de industria, talleres y almacenaje y los usos de hostelería y restauración, diferenciándolos de las salas de reunión y las condiciones de implantación de oficinas".

En cuanto a los primeros, señalan que "se ha procedido a definir diferentes categorías en función de que en ellos se desarrollen actividades industriales, de reparación o simplemente almacenaje, por una parte, y de la entidad de las instalaciones y de las actividades que en ellas se desarrollen, por otra. El objeto es insertar cada una de las instalaciones y actividades en las zonas y tipologías edificatorias que el planeamiento asigna al territorio municipal". 

Respecto a los usos de almacenaje en sótanos y de aparcamientos en edificios, precisan que "se han eliminado todas aquellas limitaciones normativas que derivan de la aplicación de leyes a reglamentos ya vigentes, sujetos a modificaciones, que podrían entrar en contradicción con las normas del PGO".

Se modifica también la normativa aplicable a los inmuebles de protección integral, "con el objetivo de establecer un régimen diferenciado para las edificaciones protegidas con respecto a su entorno, de modo que se permita la ampliación por razones de interés publico y previo informe del Cabildo insular". 

 

Variaciones y requisitos rebajados o eliminados


Asimismo, se han efectuado cambios en las condiciones particulares de las zonas y tipologías de edificación. Entre estos últimos, destacan el de la tipología de edificación cerrada y adosada, donde se elimina la exigencia de plaza de garaje para las parcelas de superficies reducida, así como la variación del régimen de usos compatibles para ampliar el número de usos que pueda establecer la misma.

En la tipología de edificación abierta y adosada "se varía el régimen de usos compatibles para admitir el uso comercial y el dotacional, entres otras modificaciones, mientras que en la de ciudad jardín y adosada se varía el régimen de usos compatibles para admitir el uso industrial, de almacenaje y talleres anexos a la vivienda familiar, prohibido en el plan vigente", según señala el Consistorio.

Por otro lado, en relación a la tipología de edificación aislada, "se varía el régimen de usos compatibles para admitir el uso de hostelería y se modifica el frente vial mínimo para aquellas parcelas que se encuentran en fondo de saco". Por último, en la tipología de edificación singular con destino dotacional se han rebajado las restricciones a la edificabilidad, retranqueos y aparcamientos obligatorios, entre otros.

En esta sección
Comentarios