29/feb./2020

PIDE RETOMAR SU REHABILITACIÓN Y TAMBIÉN RECONOCER A LEÓN TEJERA

Ganemos Arrecife presenta una moción para rehabilitar y paliar el “abandono” de las maretas del Estado

Pide que el Ayuntamiento envíe un equipo de jardinería periódicamente para mantener la zona e instar al Cabildo a que retome su rehabilitación y las declare BIC. Además solicita un reconocimiento público para León Tejera, que las ha cuidado voluntariamente durante años...

Ganemos Arrecife presenta una moción para rehabilitar y paliar el “abandono” de las maretas del Estado

Ganemos Arrecife defenderá una moción en el Pleno de este martes para el “cuidado y rehabilitación” de las maretas del Estado. El partido afirma que esta obra de ingeniería se encuentra “en un estado de absoluto abandono”, al que hay  que sumar que han sido “destruidas parcialmente” por las obras de la Circunvalación. La formación recalca que León Tejera es el único que, voluntariamente, “durante años se ha dedicado a cuidar, limpiar, vigilar e incluso ornamentar con diferentes plantas” las maretas. Por ello, entre otras cosas, el su moción solicita un reconocimiento público para este ciudadano.

LEON TEJERA 2

La propuesta de Ganemos solicita además que el Ayuntamiento envíe de forma periódica un equipo de jardinería para que mantenga la zona, instar al Cabildo de Lanzarote a que “retome” el Proyecto de Rehabilitación de las Maretas y “cuide su entorno”, e instar al Cabildo a que se inicie el expediente para declararlas Bien de interés Cultural (BIC).

“Con esta moción, elevada a instancias de numerosos vecinos y vecinas concienciados y agrupados en torno al grupo de Facebook "Salvemos las Maretas del Estado", desde Ganemos Lanzarote en Arrecife no solo queremos reivindicar la labor de León Tejera, sino también llamar la atención sobre la situación de un espacio que merece un estatus proporcional a su relevancia histórica y su valor patrimonial”, explica la formación.

LEON TEJERA MARETAS

Ganemos recuerda que las maretas del Estado, construidas en 1912, fueron una obra “fundamental” para abastecer de agua a la población de Lanzarote. “Sus 16 aljibes recogían el agua de lluvia que bajaba por los barrancos de Arrecife y una tubería canalizaba hasta ellas el agua que llegaba desde Famara. Durante medio siglo este fue el principal suministro acuífero de la isla, hasta que se desechó su uso, en 1963, con la implantación de las potabilizadoras”, explica. Así, el partido lamenta que, “esta obra de ingeniería es un patrimonio histórico que en cualquier lugar del mundo sería cuidado y visitado para el disfrute y conocimiento de nuestra historia y desarrollo como pueblo”, y, “sin embargo nuestra realidad es otra bien distinta”. 

En esta sección
Comentarios