28/mar./2020

Una de las fundadoras de Las Kellys acusa a Myriam Barros de "usurpar" la Presidencia y de utilizarla para entrar en política

"Que deje de hablar en nombre de Las Kellys como presidenta porque no lo es, la presidenta soy yo", afirma Eulalia Corralero, quien fue expulsada de la asociación en 2016
Myriam Barros, a la izquierda, en su toma de posesión como consejera del Cabildo, y Eulalia Corralero, a la derecha
Myriam Barros, a la izquierda, en su toma de posesión como consejera del Cabildo, y Eulalia Corralero, a la derecha
Una de las fundadoras de Las Kellys acusa a Myriam Barros de "usurpar" la Presidencia y de utilizarla para entrar en política

La entrada de Myriam Barros en política como consejera del Cabildo por Lanzarote en Pie - Sí Podemos ha generado malestar al menos en alguna de sus compañeras de Las Kellys, que la acusan de haber "usurpado" la presidencia de esta asociación y de utilizarla para "alimentar sus propios intereses políticos". "Que deje de hablar en nombre de Las Kellys como presidenta porque no lo es, la presidenta soy yo", señala Eulalia Corralero, que fue una de las fundadoras del colectivo. 

Corralero es quien le ha puesto voz a ese descontento, pero lo ha hecho después de que a La Voz llegase un comunicado que afirmaban suscribir varias integrantes de Las Kellys. En él denunciaban la presunta usuparción y reclamaban que se restableciera el derecho de Corralero a ocupar la presidencia de la asociación. Por su parte, Eulalia Corralero asegura que no tiene nada que ver con ese comunicado, aunque afirma que su contenido es cierto. 

"No sé de dónde ha salido esa filtración, pero es totalmente cierta", señala Corralero, que afirma que, de hecho, ella sigue figurando como presidenta de Las Kellys en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior y que incluso la asociación sigue domiciliada en su casa. 

 

"La forma en la que me echaron es ilegal totalmente"


En declaraciones a La Voz, Eulalia Corralero ha explicado que el movimiento de Las Kellys nació de un grupo de Facebook que ella creó en el verano de 2014 y que fue el que dio lugar a que "en la primavera de 2016" se creara la primera asociación. Una asociación que nació "con cinco personas en la junta directiva", entre las que afirma que ella figuraba como presidenta y Myriam Barros "como vocal". 

Sin embargo, en el mes de junio de aquel año, Eulalia Corralero fue expulsada de Las Kellys, aunque después siguió participando e incluso asistió junto a Miryam Barros a una reunión con Mariano Rajoy. "Me echaron con mentiras", asegura la afectada, que niega que hubiera incumplido varios artículos de los estatutos de la asociación, como argumentó la misma, según se puede comprobar visitando el archivo de noticias de la página web de la asociación, donde se llegaron a anunciar medidas legales contra ella.  

"Ellas empezaron a inventar historias para echarme", afirma Corralero, que apunta que la acusaron "de haber negado ayuda a mujeres de Barcelona", lo cual "era totalmente incierto". Además, sostiene que la forma en que la echaron fue "ilegal totalmente" y que "no consta" que se hiciera una asamblea en la que se acordase su expulsión. "No tienen los papeles", apunta Corralero, que por ello cree que "no pudieron registralos" y que es por lo que ella sigue figurando como presidenta en el Registro Nacional de Asociaciones. "Y si tienen papeles que los saquen, que no los van a sacar porque no los tienen", ha añadido. 

A pesar de ello, Eulalia Corralero asegura que decidió no denunciar por "no entrar en polémicas" y porque tampoco podía costearse un abogado, y que entonces decidió crear otra asociación para seguir ayudando a las camareras de pisos, Las Kellys Unión Confederadas, que hoy todavía preside. "Y creo que ha llegado el momento de unir, no de desunir", ha señalado Corralero, que cree que "quizá sea bueno" que "haya salido esta filtración" para "ayudar a replantear el movimiento". 

 

"Ella ya intentó entrar en grupos políticos antes de entrar en Las Kellys"


Al respecto, Eulalia Corralero afirma que cuando acudió con Myriam Barros a Moncloa el año pasado para reunirse en entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entendió que desde la asociación que preside "querían unir". Y es que, afirma que la propia Barros se puso "en contacto con ella" para pedirle que las acompañada. "Ella me llama a mi casa y me pide perdón por lo que habían hecho, porque entendieron que no había sido la manera correcta", apunta la presidenta de Las Kellys Unión Confederadas, quien sin embargo asegura que después la relación "se volvió a torcer". 

"Yo creo que me pidieron perdón porque en aquel momento se estaban debilitando", considera Corralero, que cree que se ha producido "un querer utilizar todo este movimiento en un sentido que no es el que verdaderamente ayuda a las mujeres". Y es que considera que "es evidente" que Myriam Barros ha utilizado la presidencia de Las Kellys para lanzarse a la política. "Ella ya intentó entrar en grupos políticos antes de entrar en Las Kellys y se mete en Las Kellys, a la vez en CCOO... Ahí hay una estrategia", apunta Corralero al hablar de la actual consejera de Lanzarote en Pie - Sí Podemos en el Cabildo.

"Que está muy bien que las mujeres estén en puestos de poder, pero que no dividan, que no pongan piedras en el camino a mujeres que sí llevan un montón de años trabajando de camareras de pisos y que están haciendo sus propias asociaciones, que nos consta que ellas en algún momento las han vetado. Las cosas no se hacen así.", señala, apuntando que ella también ha recibido ofertas para entrar en política pero las rechazó, porque no se siente preparada para ocupar un cargo público.

 

Llamamiento a Myriam Barros "a ir todas en la misma dirección"


En este sentido, Eulalia Corralero afirma no tener ningún problema con dejar de figurar como presidenta de la primera asociación que se creo, "pero haciéndolo bien, con papeles, y con las cosas bien hechas". "A mí me encantaría decirte esto a Myriam pero es que no quiere hablar conmigo, se ha cerrado en banda y me ha bloqueado por todos sitios", apunta Corralero, que hace "un llamamiento a Myriam" y "a las que se han quedado al frente de los grupos de trabajo" de esa primera asociación para "ir todas en la misma dirección". 

"Ellas tienen el apoyo de los medios y el prestigio de la primera asociación, que se ha reconocido en muchos sitios y que ha recibido premios, que está genial, pero los premios solo sirven parta quitarles el polvo. Nosotras queremos que esto vaya mucho más allá, que las mujeres se empoderen, que pierdan el miedo", concluye la presidenta de Las Kellys Unión Confederadas. 

En esta sección
Comentarios