21/sept./2019

RECONOCE QUE EN EL CONTRATO SE INCLUYÓ UNA CLÁUSULA "QUE NO FUE AFORTUNADA"

Echedey Eugenio: “Si se están realizando allí otras esculturas, ni lo sé ni me importa"

El consejero de Turismo ha evitado responder si los locales que paga el Cabildo en Marina Rubicón se usan para fines privados de Jason deCaires

Echedey Eugenio: “Si se están realizando allí otras esculturas, ni lo sé ni me importa"

“Con respecto a si se están realizando allí otras esculturas allí o no, es que ni lo sé ni me importa. Se lo digo sinceramente. Si el contrato no lo prohíbe, eso está para un uso que es el que está establecido en el contrato, mírelo usted”. Así ha respondido el consejero de Turismo del Cabildo, Echedey Eugenio, durante la comparecencia solicitada por Podemos para que aclarara el uso que se está dando a los locales pagados con dinero público del Cabildo en el puerto deportivo Marina Rubicón.

Los locales fueron alquilados por los Centros Turísticos para servir como taller a Jason deCaires durante la elaboración de las esculturas del museo submarino. Sin embargo, más de dos meses después de la inauguración de ese museo, el artista ha seguido utilizando esos locales para su obra privada, tal como publicó La Voz hace tres semanas. Ése era uno de los aspectos sobre los que Podemos pedía explicaciones al consejero, que ha respondido solo con “sí” o “no” a la mayoría de las 11 preguntas planteadas por el portavoz de Podemos, Carlos Meca.

Entre ellas, ha respondido que “no” le consta que DeCaires siguiera utilizando el local para su obra particular, pese a que lo confirmó hace dos semanas el propio artista en declaraciones al diario La Provincia. Y tampoco le consta que esos locales se hayan estado utilizando para dar talleres privados de pintura, tal como denunció esta semana el Comité de Empresa de los Centros. Sobre si Jason deCaires puede utilizar ese taller pagado con dinero público para su obra particular, Eugenio ha respondido que “no lo prohíbe el contrato”.

 

"Me da rabia que parezca que les estamos dando la razón"


En cuanto a la cantidad pagada hasta ahora por los Centros al puerto Marina Rubicón por el alquiler de esos locales, el consejero también ha evitado dar una cifra. “Lo que establece el contrato”, ha respondido. Al respecto, cabe recordar que ese contrato establecía un pago mensual de 2.000 euros, al que había que sumar una tasa de mantenimiento e incluso el pago del IBI correspondiente, que se comprometía a abonar la institución pública. 

Lo único que sí ha respondido Echedey Eugenio es que “no hay intención de renovar el contrato de alquiler”, cuyo plazo de finalización se cumple el próximo mes de julio (el documento establecía que estaría en vigor hasta que el artista terminara la obra o hasta un plazo máximo de dos años). Al respecto, el consejero ha adelantado incluso que podrían dejar los locales a finales de este mes de marzo. “Reconozco que me da rabia, después de la carajera que ustedes han querido montar, que parezca que les estemos dando la razón”, ha afirmado antes de anunciar que “la previsión era dejar el local, al menos la parte grande, el 31 de marzo”.

Sobre el contrato, Eugenio ha reconocido que “es cierto que a lo mejor incluyó una cláusula que no fue afortunada”. Y es que además de pagar el alquiler, la tasa de mantenimiento y el IBI, los Centros se comprometían también a vincular la imagen del museo submarino a la del puerto Marina Rubicón. “Estamos viendo ahora la sospecha jurídica que puede haber sobre el tema y es cierto que igual no fue acertado recoger esa cláusula”, ha señalado el consejero, refiriéndose así al juicio del caso Yate y a la confesión del ex alcalde, José Francisco Reyes, de que recibió un soborno de los dueños de Marina Rubicón a cambio de conceder una licencia ilegal al puerto.

 

"De sospecha jurídica nada"


“De sospecha jurídica nada, ya está claro al cien por cien”, le ha respondido Meca . “Ya podemos decir que los propietarios sobornaron al alcalde para conseguir la licencia, porque lo reconoció él en el Juzgado”, ha subrayado el consejero. Así, tras señalar que “cualquier persona que haya seguido cómo fue la construcción de Marina Rubicón sabía perfectamente que no tenía licencia, que lo que se estaba haciendo era una barrabasada y que los propietarios eran unos golfos”, también ha subrayado que ahora “las cosas ha cambiado” porque “ha habido un relato”, que fue el planteado y confesado en el juicio de Yate.

“Yo entiendo que ese relato no les guste”, ha añadido refiriéndose a Eugenio y a San Ginés, a los que ha acusado de haber estado “defendiendo a los caciques” que hicieron esa obra y, en el caso de uno de ellos, también la bodega Stratvs. Además, ha señalado también al consejero delegado de los Centros Turísticos, José Juan Lorenzo, recordando una vez más que es sobrino de uno de los dueños del puerto y primo hermano del gerente, con quien además firmó el contrato para alquilar esos dos locales de Marina Rubicón.

“Si fuese una persona normal, ya hubiese dimitido. Están obligados a quitar a ese hombre de ahí inmediatamente”, ha reclamado Meca, que considera que “si realmente se quiere proteger la imagen de los centros, de este Cabildo, es intolerable que se mantenga un minuto más como consejero de los Centros”. Además de recordar que Lorenzo firmó ese contrato con Marina Rubicón, también ha recodado que el tiempo en que no fue consejero ni cargo del Cabildo “estuvo cobrando del puerto, estaba cobrando de su primo, para entendernos, de la familia que sobornó” al ex alcalde de Yaiza.

Por su parte, tanto Echedey Eugenio como Pedro San Ginés han salido en defensa de Lorenzo. “No solo no es una vergüenza, sino que es una auténtica suerte tenerlo”, ha defendido el presidente. Sobre Marina Rubicón, ha afirmado que “es verdad que han cambiado muchas cosas, pero lo que no ha cambiado es el carácter legal” del puerto. “Nadie lo ha cerrado ni clausurado”, ha defendido. Al respecto, cabe recordar que dentro del juicio de Yate, la Fiscalía pide que sea anulada la licencia de este puerto.

En esta sección
Comentarios